“Se acabó el Grand Prix”….. Sin gobernador no Circulas.

“Se acabó el Grand Prix”….. Sin gobernador no Circulas.

Por:  Mary A. Szczur

.
El Presidente de la República, Ricardo Martinelli advirtió que los camiones y autobuses que no tengan reguladores de velocidad no podrán ingresar al país.

De acuerdo a un comunicado, el Presidente dio a conocer la medida tras una conversación sostenida con la directora de Aduanas, Gloria Moreno de López.

El Mandatario señaló que con ésta medida se busca regular la velocidad de los autobuses y camiones; medida que se incorporará a la reglamentación existente en la Autoridad del Tránsito y Transporte.

La norma incluirá a todos los autobuses que ingresen al territorio nacional, sean de uso particular o de uso comercial. La reglamentación incluirá el uso de los reguladores de velocidad para los buses y camiones existentes, dando un plazo para su respectiva instalación.

Ésta sábado el Presidente Martinelli dio un plazo de 30 días, para que se instale un regulador de velocidad a los autobuses y camioneros.

Los transportistas reaccionaron ante la medida dictada por el Presidente, manifestando su preocupación de que no haya esos dispositivos de venta en Panamá.

En tanto, los conductores de camiones volquetes se mostraron preocupados ante la medida que aseguran les afectará económicamente.

El gobierno dio el plazo de un mes para que se instalen los gobernadores, el que no se lo ponga al 15 de septiembre, no podrá circular, según la orden presidencial ésto deberá ser cumplido por todos los vehículos destinados al transporte colectivo, colegial y de turismo.

¿Que te parece la medida?
¿Oportuna luego del último accidente del 13 de agosto en las Garzas de Pacora que gracias precisamente a la velocidad cobró 24 vidad inocentes? A mi sí.
Por supuesto, al fin alguien no recula ante el gremio de transportistas.
Flores Frescas a esta medida del Excelentísimo Presidente de la República Ricardo Martinelli.

Publicado el 15 de agosto de 2009 en Facebook, por la autora, dirigido a los  miembros de “Amigos del Gobierno Martinelli-Varela 2009-2014… Entérate de Todo!”  Grupo en Facebook.

Anuncios

La reforma del sector de seguros

La reforma del sector de seguros

.

Opinión del abogado…

.
Carlos Antonio Harris Jiménez

.

He decidido preparar este artículo, motivado por una noticia publicada en un medio de comunicación social que se refiere a una propuesta originada en una iniciativa de la Asociación Panameña de Aseguradores, al entregar el presidente de esta un anteproyecto de reformas a la ley actual de seguros al señor viceministro de Comercio e Industrias, ingeniero Ricardo Quijano.

Lo que más me preocupa de la noticia es que menciona que se estudiará la actual ley de seguros para luego, en consenso con todas las partes involucradas, hacer las adecuaciones pertinentes. Afirmación esta totalmente alejada de la realidad porque las partes que componen esa actividad son las aseguradoras y los asegurados e, indirectamente, agrego yo, las víctimas de los asegurados; es decir, los terceros afectados por un siniestro del cual resulta responsable una persona natural o jurídica que se encuentra asegurada en una de las tantas compañías de seguros existentes en el país.

Es falso que todas las partes sean consultadas. Afirmación que hago con toda la autoridad que me otorga el ejercicio profesional del derecho, práctica en la cual casi diariamente se nos consulta sobre actuaciones de las aseguradoras al momento en que estas empresas deben honrar las obligaciones que se derivan de los contratos de seguros al momento de ocurrir un siniestro.

Los riesgos más afectados entre los diferentes contratos de seguros son los de automóvil y hospitalización, por ser los que mayor cantidad de reclamos generan y sobre los cuales las aseguradoras, generalmente, recurren a todo tipo de argucias para no pagar o para pagar lo que ellas quieren.

Es muy importante advertir que esta situación no se presenta solamente en nuestro país, a nivel mundial se observa el mismo fenómeno, a tal punto que tanto en Europa como en América Latina toma fuerza como medida de implementar la institución del defensor de los asegurados, para proteger a los usuarios de los seguros privados de las cláusulas abusivas de las pólizas de seguros.

En diferentes ocasiones he sugerido, pública y directamente. a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros la creación de la institución de auditorías a los departamentos de reclamos de seguros, lo que ha sido imposible lograr pues es usual que los funcionarios al frente del ente regulador de los seguros privados en nuestro país se manejen como si fueran funcionarios de las aseguradoras y no sus reguladores.

Finalmente, quiero advertir al señor viceministro antes mencionado, al presidente de la Comisión de Comercio de la Asamblea Nacional y al nuevo superintendente de Seguros y Reaseguros que jamás los asegurados o usuarios de los seguros privados han sido consultados al momento de considerarse reformas a la ley de seguros. De allí la anarquía con la que se manejan las empresas de seguros en nuestro país al momento de tramitar un reclamo, en detrimento de los asegurados o terceros afectados por estos.
<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que le corresponde.

Privacidad perdida

Privacidad perdida


La opinión de..

Betty Brannan Jaén
.
Aunque hay algunas cosas que no comprendo del plan para crear un registro de los celulares prepago, me inclino a pensar que la medida es una violación innecesaria e inútil de la privacidad ciudadana. Pero esta crítica tendría mucha más validez si Panamá fuera una sociedad que valora la privacidad de sus miembros. No lo es. Me choco desagradablemente con esa realidad cada vez que regreso a Panamá, y no solamente porque aquí se comenta en detalle la vida y milagros de todo el mundo.

Por ejemplo, Panamá es el único país que conozco donde para hacer una compra al contado, el almacén frecuentemente pide el nombre y apellido del cliente. Cuando primero decidí resistirme a esta práctica, hace algunos años, rápidamente descubrí que era inútil protestarle al cajero, quien solo cumplía con las órdenes de sus superiores y quien, en todo caso, no comprendía mi objeción. Mejor táctica, descubrí, es decir que mi nombre es “Minnie Mouse”. Jamás comprenden el chiste; mi experiencia ha sido que todos, sin excepción, fielmente escriben “Mini Maus” en el renglón debido.

Igualmente, una de mis tiendas favoritas en Panamá pide el número de cédula para cada transacción. Allí también he descubierto que es inútil preguntar para qué lo necesitan. Pero siempre rehúso darlo y no me rechazan la compra.

En la misma línea, Panamá es el único país que conozco donde alquilar un carro requiere casi, casi que uno se desnude. En todas partes del mundo, uno presenta la licencia de conducir y la tarjeta de crédito. Punto. Pero el miércoles en Tocumen eso no fue suficiente. Me pidieron además la cédula. Luego el pasaporte. Después la dirección donde me hospedaría en Panamá y el teléfono allí. Luego el teléfono de mi residencia en Estados Unidos. Y cuando me pidieron el nombre de la empresa donde laboro, ya no pude contener mi irritación. Me fui sin alquilarles el carro.

Claro que los almacenes en Estados Unidos también intentan abusar de la privacidad de los clientes, pero es fácil resistirse. Frecuentemente piden el número de teléfono y siempre rehúso darlo; menos aún doy mi correo electrónico. Tampoco doy mi código postal. Rechazo todas las tarjetas de fidelidad que requieran registrar mi nombre y datos; casi nunca entro a sitios web que exijan que uno se registre como usuario. Tengo todos mis teléfonos en un do not call list que bloquea llamadas comerciales.

Comprendo, claro, que mi uso constante del internet y de mis tarjetas de crédito han erosionado mi privacidad al punto que mis pequeños esfuerzos por protegerla son bastantes inútiles. Pero no por eso voy a darme por vencida, y quiero que muchos otros se unan a la batalla.

Entonces, nos dicen que este registro de celulares prepago que el gobierno de Ricardo Martinelli quiere crear es para evitar el uso de estos teléfonos por delincuentes. Eso es un absurdo, porque los criminales sencillamente buscarán la manera de dar identificación falsa, usar teléfonos robados, o usar un celular comprado en el extranjero. En el mejor de los casos, creo, el resultado será una enorme invasión de nuestra privacidad, a gran costo para el consumidor, sin logro práctico. En el peor de los casos, temo, el Gobierno usará esa monstruosa base de datos para fines anticiudadanos. No me inspira confianza que países muy débilmente democráticos –como México, Argentina y Perú– son los que el Gobierno está citando como modelos para este tipo de legislación. Reconozco que Inglaterra y Japón también lo están haciendo, pero subrayo que Estados Unidos no.

A los ciudadanos nos corresponde defender nuestras libertades frente a las intromisiones de los gobiernos. En este caso, debemos exigir mucha más información sobre el proyecto de ley y rechazarlo si los supuestos beneficios no exceden por enorme margen el cierre de una de las ultimas ventanas de invisibilidad que nos queda.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario La Prensa , a quien damos, lo mismo que a la  autora, todo el credito que le corresponde.

Panamá La Vieja, 490 años de historia (II)

Panamá La Vieja, 490 años de historia (II)

La opinión de la Periodista y Profesora

.

Lucia Lara M.

.

En 1976 Panamá la Vieja es declarada Conjunto Monumental Histórico por la Ley 91 y el 3 de julio de 2003, La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo incluye en la lista Mundial Cultural.

En sus 490 años, Panamá Viejo en la historia de la metrópoli istmeña, entre las ruinas de sus templos y palacios coloniales, cuyos paredones aún desafían la injuria del tiempo y se mantienen erguidos para rememorar las glorias de Castilla, cuyos hijos fueron otrora poseedores de estas tierras, se puede ver todavía el presbiterio de la Iglesia Metropolitana de Tierra Firme donde se celebró el más trascendental convenio de aquellas épocas. En el tiempo que ha transcurrido mucho han sido los aportes que consignan la historia de Panamá Viejo que, en conjunto con la apertura del Canal de Panamá, se mezclan unas series que más que historia es un vestigio que se conexiona estrechamente con todos los acontecimientos al tráfico interoceánico del 15 de agosto de 1914.

La ciudad de Panamá creció rápidamente desde el momento de su establecimiento, manteniendo su posición como el más alto puesto del pacífico, y la primera parada de la ruta de tránsito a través del Istmo. A través de este puerto pasaron todas las grandes producciones de oro y plata de las ricas minas del Perú y de las minas en la provincia de Veraguas, así como los productos de la pesca de perlas en la bahía de Panamá.

Entre muchos de los proyectos para Panamá Viejo se busca devolverle a la plaza su lectura urbana, resaltando sus características originales: amplitud, volumetría de su entorno, dimensiones y paseo perimetral pontificado. El uso propuesto asegura la lectura de la plaza como el espacio urbano más importante en el sitio histórico y la convierte en una herramienta fundamental para la interpretación y trasmisión de los valores culturales del Conjunto Monumental Histórico de Panamá.

Esto hizo posible que se conservarán aquí valiosos restos materiales del pasado colonial y de la época prehispánica, que nos permiten hoy estudiar los orígenes de la capital panameña.

Esta Vieja Ciudad de Panamá, con sus calles empedradas, caserones de maderas y de altos ventanales que conocieron nuestros padres, han quedado atrás en el tiempo y en su lugar se levantan una moderna urbe impulsada por un desarrollo inmobiliario sin precedentes.

El vertiginoso crecimiento de la metrópoli, apuntalado por un vigoroso centro financiero con 87 bancos y activos por más de 29 mil millones de dólares, la influencia turística de visitantes ávidos de conocer; el aumento de la población inmigrante interesada en adquirir residencia permanente en el país; y el incremento de los negocios de bienes raíces, han transformado radicalmente la fisonomía de nuestra ciudad.

Sin embargo, es importante mencionar que la metrópoli con su moderna arquitectura es punto de atracción para los visitantes, también lo es el denominado Casco Viejo de la Ciudad, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, el Casco Antiguo de la Ciudad muy visitado por los turistas, se encuentra en un vasto proceso de restauración a fin de devolverle su encanto de antaño, con sus barrios residenciales de estilo francés, sus plazoletas y restaurantes al aire libre.

Quizás sea esa reunión entre lo antiguo y moderno, lo que resulta más atractivo para los turistas, tener la oportunidad de apreciar en sus diferentes facetas la evolución histórica de esta urbe, hasta alcanzar el grado que hoy nos enorgullece a todos los panameños.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario el Panamá América Digital, , a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que le corresponde.

Darién

Darién

José Raúl Mulino – Ministro de Gobierno y Justicia
.
Cuando escribo este artículo son las 6:00 p.m. del jueves 13 y me encuentro en Bahía Piñas donde acabo de llegar de una gira de dos días, que culmino mañana, por esta provincia la cual, entre misticismos y realidades, es lo que es, una zona del país alejada y pobre, sometida a su suerte y a los riesgos de la vecindad.

Me acompañan el Viceministro Garuz, el Comisionado Abrego, Director del Servicio de Fronteras, la Sub-Directora de Aeronáutica Civil, Licda. Sofía Cohen, personal asesor y por supuesto, mucha seguridad.  La idea de esta gira es compenetrarnos con la realidad del área y profesar con el ejemplo algo que dije el primer día: soy hombre de equipo y soy parte del mismo, conviviendo y aprendiendo con los estamentos de seguridad y el trabajo que realizan en defensa de nuestras vidas, haciendas y nuestro territorio nacional. En las cuatro localidades visitadas hoy, compruebo las amenazas reales de la zona y la evidente interacción con lo irregular, por llamarlo de alguna manera menos fuerte.

La idea que tenía de buscar los mecanismos para que la mano del Estado tenga presencia en esta zona, es una realidad. El trabajo del Servicio Nacional de Fronteras hay que elogiarlo. No solo por el deber que cumplen en medio de notorias necesidades que esperamos ir superando con los años, sino la misión que llevan de compenetrarse con las comunidades en una labor social de atención y socorro a los residentes de sus circunscripciones. Son el eje del pueblo y así se les reconoce. Unidos a las autoridades locales, donde las hay, tratan de mitigar las ausencias de todo y en un gesto que reconozco, de sus alimentos llevan a cabo una labor social de alimentar niños de cada pueblo todos los días. Contrario a lo que se pueda pensar, están organizados y con poco hacen mucho.

Se siente la tensa calma. Inevitable voltear la cara al real problema. Nuestro país y Colombia debemos continuar uniendo esfuerzos y voluntades para contrarrestar un problema que por desborde, es bilateral. El narcotráfico, las armas y la insurgencia surgen aquí y caminan por la región impactando ya a nuestras ciudades más cercanas, pegándonos los tiros cerca, como he dicho. Llevo una agenda de temas para abordar con otras autoridades que tienen dentro de sus funciones las posibles soluciones a estos problemas. Debemos ir haciendo a estas comunidades menos dependientes de la vida de lo ilícito, en aquellas zonas en donde la diversidad de actividades también escasea.

Sigo mañana. Participaré en El Real de un Consejo Provincial. Es una gran caja de resonancia y nos permite escuchar a las comunidades para acercarles las soluciones. La experiencia ha sido positiva y haré lo mismo por todo el país. Hay muchos Darién cerca de nosotros.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario el Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que le corresponde.

¿Habrá que cerrar la OEA?

¿Habrá que cerrar la OEA?
.
Guillermo A. Cochez
.

Las críticas a la Organización de Estados Americanos son de antigua data. En el pasado, cuando el Caribe y Canadá no estaban, se le acusaba de estar dominada por Estados Unidos; hoy todavía algunos le endilgan jugar ese papel. Se decía que nunca tomaba decisiones, por lo que resultaba inoperante e ineficaz. Se le criticaba por no ser capaz de echar atrás la arcaica resolución de 1962 que suspendió a Cuba del sistema interamericano.

La OEA de 2009, sigue criticada hoy más que antes, sobre todo por la multiplicidad de medios que existen. Sin embargo, esa misma organización que muchos quisieran ver desaparecida, recibió el ingreso de los trece nuevos Estados caribeños y de Canadá, hoy uno de los que más colabora con sus programas. Hay sesenta países observadores de todos los continentes. ¿Qué habrán visto ésos en tan vilipendiada entidad, donde un país como Saint Kitts y Nevis, de sólo 39.129 habitantes, se sienta de igual a igual con los Estados Unidos? Donde éste, por más grande que sea y por más que aporte a sus finanzas, no puede elegir a un nativo suyo para dirigir la OEA al no poder conseguir los votos necesarios.

En el presente año, la OEA, en contraste con sus críticos, ha logrado consolidarse como organización hemisférica capaz de lograr el consenso entre sus miembros; algo que años atrás parecía un sueño imposible. La votación en junio durante la 39 Asamblea General de San Pedro Sula cuando unánimemente se levantaron las sanciones a Cuba, así como aquella a inicios de julio en la 37 Asamblea General Extraordinaria de Washington, donde unánimemente se suspendió a Honduras por el golpe de Estado contra el Presidente Zelaya, son claros reflejos de un liderazgo que supo conciliar las cada vez más profundas diferencias existentes entre sus miembros, a efecto de consolidar la democracia en el hemisferio.

Sin embargo, las críticas de antes continúan y seguirán. El chivo expiatorio -siempre hay que encontrar uno – es José Miguel Insulza. Contrario a lo que muchos quisieran, el Secretario General de la OEA, no puede por sí solo imponer sanciones a nadie y mucho menos llamar la atención de ningún miembro de la Organización para la cual sirve, aun cuando en esos países se estén violentando los derechos humanos. Él sólo actúa por mandato de sus integrantes y la Organización será lo que sus miembros decidan que sea. Hoy la OEA, gracias a Dios, se ha convertido en un foro hemisférico que promueve el consenso y en sólo eso todos han ganado.

¿O es que para justificar que a un Presidente lo saquen en pijamas militares de su casa en la madrugada y lo manden a la fuerza a otro país, sacrificaremos principios básicos de cualquier democracia?

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario el Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que le corresponde.

Un error, me parece

Un error, me parece
.

En la opinión de…

Jaime Maduro S.
.

En la búsqueda de una solución al problema del transporte en Panamá, que todos sabemos está totalmente colapsado, el Gobierno está en vías de construir un metro que logre transportar a grandes cantidades de ciudadanos de forma rápida y eficiente.

Haciendo comparaciones, resulta que un monorriel es más económico para construir. Sea cual sea la decisión del Gobierno, espero que se tome con base en lo que más conviene, aunque tenga que cambiar de opinión, porque la terquedad sale cara.

Por otro lado, y refiriéndome al título del escrito, creo que es un error permitir a los transportistas actuales y futuros manejar el negocio del transporte en buses.

Aunque el gobierno subvencione el pasaje en el metro o monorriel para que no resulte caro para el usuario, este tendrá que pagar el o los buses que lo llevarán a su destino, encareciendo así su transporte diario. En otros países existe la transferencia que el usuario solicita si tiene que usar más de una ruta. Si usa el metro o monorriel y necesita tomar un bus para llegar a su destino, solicita una transferencia y la entrega en el bus, así ahorrando un pasaje y en algunos casos dos. Para lograr eso, el transporte debe ser o del gobierno nacional o municipal.

Hay otras ventajas además de las expresadas antes. Se asegura un servicio eficiente, con conductores entrenados, no solo en el manejo, sino en el trato a los pasajeros. Conductores a quienes se les pague un salario adecuado y las prestaciones respectivas. Que se les haga exámenes periódicos de uso de drogas y se les supervise para que cumplan con su deber, de lo contrario se les despide.

Todos, usuarios y no usuarios, esperamos que se tomen las decisiones que más convengan a los usuarios, no a los actuales transportistas que han fallado prestando un servicio pésimo y peligroso.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que le corresponde.