Panamá La Vieja, 490 años de historia

Panamá La Vieja, 490 años de historia
.

por: Lucia Lara M. – Periodista y Profesora
.

Después de siglos y hermosos vaivenes que surcan en la historia de nuestro país, las ruinas de Panamá Viejo se han convertido en un monumento que enriquece la curiosidad de propios y extraños que en el diario vivir, visitan este hermoso monumento que celebra sus 490 años de historia.

Fue un 15 de agosto de 1519 que este poblado por órdenes pronunciadas del rey Carlos V de España, al entonces gobernador del istmo Pedro Arias de Ávila o Pedrarias, culminó la tarea a él encomendada de encontrar un sitio apropiado en el litoral pacífico donde establecer una ciudad que se convirtiera en partida para las expediciones españolas que pretendían la conquista y colonización de los vastos territorios del imperio Inca, ubicados al sur del continente y poseedores de una incalculable riqueza aurífera con el nombre de Panamá, el cual tiene como significado abundancia de peces, árboles y mariposas que existían en el lugar y que procede de unas variedades de lenguas indígenas del Nuevo Mundo.

Otros autores aseguran a su vez que el nombre Panamá es derivado del hecho de haberse fundado la segunda capital de Castilla de Oro en las inmediaciones de un lugar donde crecían grandes árboles que los naturales llamaban Panamá.

Con el enriquecimiento sobre la historia de Panamá La Vieja algunos cronistas de indias aseguran que el nombre Panamá perteneció al caserío de indios pescadores asentados en la rivera del mar del sur.

La Fundación de la Ciudad de Panamá que en un principio estuvo emplazado más alejada del mar, obedeció también a la necesidad de la Corona Española de continuar con el descubrimiento y conquista de nuevos territorios en el interior del istmo, Centro y Sur América. Concluida esta etapa, la ciudad de Panamá se convirtió en un importante punto de enlace para el comercio colonial; se calcula que entre los siglos XVI y XVII por aquí pasó un 60% de toda la plata americana. Las flotas que atravesaban el Atlántico rumbo a Sevilla, volvían con las mercaderías europeas. El puerto de La Tasca unía la ciudad con los puertos del Atlántico (Nombre de Dios y Portobelo) utilizando dos rutas principales: el Camino Real y el Camino de Cruces que utilizaba el Río Chagres.

Cuya ruta se convirtió además poco a poco en punto estratégico político, administrativo y comercial de españoles, que despertó la codicia de una banda de piratas que bajo el mando de Sir Henry Morgan, desvalijaron y destruyeron la cuidad, quedando en ruinas, la Plaza Mayor perdió su configuración. Los edificios que la limitaban perdieron sus muros, la vegetación pobló el espacio abierto y difícilmente se podía entender este espacio, años después, el 21 de enero de 1673, restos de la vieja ciudad se trasladaron a lo que se conoce hoy como el Casco Antiguo, quedando abandonado el sitio de la vieja Panamá durante más de dos siglos.

La propia fundación de distrito de Panamá el 15 de agosto de 1519, firmada por Don Pedro Arias de Ávila (Pedrarias Dávila) fue confirmada por la constitución nacional del 22 de diciembre de 1884, Estado Federal de Panamá, reconfirmada por el código administrativo de 1919 en su capítulo I y II en el articulado N° 13 y declarado por el Consejo Municipal mediante Acuerdo N° 59 del 13 de mayo de 1953.

A medida que el sitio fue intervenido en el siglo XX se ejecutaron diferentes trabajos en la plaza, desde limpiezas generales, hasta la construcción de un parque que aunque poco contribuía a la interpretación del lugar en su contexto devolvió en parte a la plaza su jerarquía.

(II parte continúa mañana).

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital,  a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El Canal de Panamá y su historia

El Canal de Panamá y su historia
.

Según la opinión de…

.

Modesto Rangel Miranda
.

Fue en 1904, cuando se iniciaba la construcción del Canal de Panamá, hasta 1914, cuando culminaba con la apertura de esta importante vía marítima al servicio del mundo.

Pero esta magna obra no puede olvidarse de grandes figuras como el Dr. William Crawford Gorgas, quien tuvo una tarea muy difícil como lo fue el saneamiento de las ciudades terminales de Panamá y Colón.

Este hombre sin importar de donde venía, aprendió una dura batalla, pelear contra los inmensos muros montañosos de la cordillera central que costó muchas vidas durante los trabajos de construcción canalera.

Pero la lucha no fue solamente nacionalista sino también contra la madre naturaleza, donde miles de personas perdieron sus vidas para lograr una verdadera hazaña que con el tiempo sería un mayor esfuerzo para esos panameños que anhelaban una vía similar como el ferrocarril.

Fueron 95 años de lucha generacional, pero la verdadera historia enmarca situaciones que los panameños y estadounidenses no olvidarán aunque el tiempo pase. Su mayor esfuerzo y sobrevivencia.

El Canal de Panamá es un verdadero símbolo de la lucha generacional, pero hoy hay que señalar el gran aporte que enmarca dentro del mundo marítimo comercial tanto a nivel regional, continental y mundial.

Panamá al cumplir sus 95 años ha demostrado con plena capacidad que el aporte que recibieron con los estadounidenses dentro de las instalaciones canaleras no fue en vano. Sus trabajos, su dedicación y sacrificio cambiaron diversas normas, con un estilo de vida muy diferente al panameño.

Los norteamericanos enseñaron muchas cosas, positivas y negativas, sin embargo, dentro de las instalaciones del Canal de Panamá , muchos lograron buenas oportunidades de trabajos para sus hijos y su propia descendencia.

Estos panameños al igual que ellos mantuvieron un esquema diferente por sus ideas de aportar positivamente en beneficio del país. Se lograron igualdades salariales, derechos dentro de los comisariatos canaleros, los panameños que laboraban dentro de la zona gozaron de buenos salarios y hoy son el reflejo de panameños que absorbieron las cosas positivas de los estadounidenses.

Estos hombres tendrán un papel muy importante dentro de la historia nacional como aquellos que dieron lo mejor por una excelente vía marítima al servicio del mundo.

La construcción del Canal de Panamá fue un logro para demostrar al mundo que los panameños si tienen la capacidad de dirigir esta vía. Recordemos con gran valor esos hombres (panameños y estadounidenses) quienes dieron lo mejor por una gran obra, una de las grandes maravillas del mundo que hoy día cumple 95 años al servicio de todo el comercio mundial y de aquellas naciones que aspiran a un mejor nivel en el marco del comercio mundial.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

¿De qué poder estamos hablando?

¿De qué poder estamos hablando? .

.

Rómulo Emiliani
.

Si usted quiere tener el poder para manipular conciencias, usar a las personas como cosas, decir siempre la última palabra porque lo “sabe todo” y estar por encima de todos, pues conectará con la vivencia emocional paranoica de los dictadores, conquistadores, opresores y endiosados de todas las épocas.

Esta corriente malévola traspasa todos los momentos calamitosos de la humanidad, porque por culpa de los “soberbios”, los que quisieron “ser como Dios” como Luzbel, la historia se ha llenado de sangre, luto y miseria. Uno de los errores más grandes de la historia ha consistido en el liderazgo asumido por dementes que se han creído enviados por las divinidades para regir a los pueblos por el camino que ellos dicen ser el mejor. Han conducido a sus pueblos a guerras, esclavitud, miseria y corrupción.

Tenga cuidado, porque lo que los dictadores y emperadores asesinos han ocasionado en reinos y repúblicas se puede repetir en pequeñas y grandes empresas, en partidos políticos, en gobiernos de turno y aún en familias, grupos religiosos y gremios profesionales. Es el placer de mandar por mandar, estar por encima de otros y ser un eterno capataz, dueño del pensamiento de los demás y controlador obsesivo de todo lo que pueda atentar contra su sistema.

Ese tipo de poder corrompe, destruye y genera muchas injusticias. Es un virus espiritual que nos puede carcomer la vida, y ninguno de nosotros está exento de esto. Es el poder que viene de la idolatría del “yo” o del dinero, la fama y cualquier otra adicción y que se mantiene por el miedo, sobornos, engaños, sugestión colectiva, mal uso de los medios de comunicación social, asesinatos y fraudes, etc.

Conecta con una corriente histórica destructiva donde los Hitler, Stalin, Al capone, Atila, Idi Amín, Pablo Escobar, Rasputín, Herodes, Nerón, Calígula y otros miles, han hecho un gran daño a la humanidad. Y usted y yo podemos caer y ser uno de esos, aún sin tener la capacidad destructiva de aquellos. Es cuestión de usar el poder como autoridades en cualquier orden de la vida para enriquecernos, adquirir fama, placer, dominio sobre otros comportándonos como semidioses y manteniendo nuestro dominio usando cualquier medio.

Quiero prevenirle y decirle que si no quiere tener ese tipo de poder debe estar continuamente reduciendo su “ego” enfermizo que busca reconocimiento, fama, control, dominio de otros.

(Sigue el próximo sábado).

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad

El Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad

.

En opinión de…
.
Ramiro Guerra Morales
.

Los estados democráticos, deben contar con instituciones eficientes y eficaces para proteger la democracia, sus habitantes y la integridad del país, garantizando que las estrategias y políticas que para tales propósitos se adopten, no vulneren derechos fundamentales y derechos humanos.

Nuestros países de Latinoamérica y sus estados, como cuestión de vida y muerte, vienen enfrentando enemigos de alta peligrosidad que tiene a la ciudadanía en permanente zozobra y cuya contención resulta imprescindible para la paz y el funcionamiento de la sociedad y sus instituciones democráticas, el crimen organizado con toda sus ramificaciones y la corrupción, su ascenso, deja traducir signos de decadencia y es por ello, reitero, es un problema que debe ser abordado conjuntamente, estado y sociedad civil.

Lo anterior es lo que nos lleva a sostener que hay que dejar esa posición, de los gobiernos nuevos, de romper y deshacer todo lo realizado por el que le precedió y en ese sentido, es necesario acabar con esa práctica de partir de cero, sin importar si lo anterior fue y sigue siendo positivo.

Cuando el gobierno del ex presidente Torrijos, planteó el proyecto que reorganizaba el Consejo de Seguridad Pública, el mismo fue objeto de críticas constructivas por el Colegio Nacional de Abogados, ya que el mismo violaba garantías fundamentales y hasta normas constitucionales. Justo reconocer al entonces Ministro Dilio Arcia, quién las acogió y el texto fue mejorado, eliminándose todos los artículos que afectaban derechos y garantías consagradas en la Carta Magna.

Una lectura del decreto ley N. 9 del 20 de agosto de 2008, que reorganiza el Consejo de Seguridad Pública y Defensa Nacional y que crea el Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad, es una herramienta moderna de gran utilidad para enfrentar los flagelos arriba mencionados.

En esta normativa se deja claramente establecido que el Consejo, es un ente asesor del Presidente de la República y una instancia del Órgano Ejecutivo para establecer y articular políticas de seguridad y defensa del Estado.

Se crea el Servicio de inteligencia y Seguridad, adscrito a la presidencia de la República y el Comité de Información y Seguridad.

Todos estos organismos, según el decreto mencionado deben estar dotados de una nomenclatura organizacional donde prevalece el sentido de la coordinación y centralización, como debe ser en todo organismo de esta naturaleza dirigida a prevenir los actos que atenten contra la soberanía y la integridad del país y sus ciudadanos. Igualmente el decreto mencionado, crea la estructura de análisis de crisis, que tienen todos los estados del mundo

El decreto citado, de manera enfática, señala que todas las actividades que realicen estos organismos, no pueden violar ni atentar contra los derechos humanos.

En lo particular, soy del criterio de que el decreto mencionado constituye una buena herramienta y debería implementarse por el bien del país y los panameños.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

“Al oido del Nuevo Director de la Caja del Seguro Social”

“Al oido del Nuevo Director de la Caja del Seguro Social”

.

Opinión de

.
Santander Tristan Medina
.

Dentro de las lamentables condiciones en que se encuentra la CSS es justo destacar lo positivo de esta entidad; médicos con un alto nivel profesional cuya labor es humana y eficaz; funcionarios administrativos que cumplen a cabalidad con su labor de mejoramiento integral de la institución.

Ojalá lográramos que todo el personal de la CSS actuara con responsabilidad, honestidad y transparencia para conseguir que esta entidad se ponga a la par o supere la labor de los hospitales y clínicas privadas que mantienen precios que no están al alcance de los miles de asegurados que se ven obligados a ir a ellos porque la CSS no está en las condiciones de ofrecer los servicios básicos e indispensables para la prevención y mejoramiento de la salud del pueblo panameño.

El nuevo Director de la CSS debe llegar a esa posición con una actitud de ayuda, comprensión y de diálogo sincero, en donde cada uno de los que sirven a esta institución sientan orgullo de trabajar por la superación de esta entidad del Estado.

El nuevo director de la Caja del Seguro Social debe poner en juego toda su capacidad para ayudar a médicos y administrativos a actuar con honestidad, responsabilidad y transparencia en la importante misión que está llamada a realizar dicha entidad. No caben aquí los intereses políticos y personales. La eficiencia y la entrega a una labor fructífera en beneficio de asegurados y pensionados, debe ser el norte para crear un ambiente de respeto para quienes han logrado ganarlo. Esta es la mejor manera de motivar a quienes hoy tienen en sus manos el futuro de una de las instituciones más importantes para la vida del país, porque la salud en todo gobierno debe ser lo primero.

El Señor Presidente de la República debe conocer muy bien los problemas de la CSS, porque fue su Director en el pasado y confiamos en que le dedicará los mejores esfuerzos a esta institución para que cumpla los objetivos que llevaron al Dr. Arnulfo Arias Madrid a crearla en el año 1941.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

¿Qué sucede con la televisión panameña?

¿Qué sucede con la televisión panameña?

.

La opinión de …

.
Ramón Morales Quijano
.

Las censuras a la televisión panameña son frecuentes y muy puntuales. Aunque las principales quejas están dirigidas al amarillismo que se ha apoderado de los diversos canales, no podemos soslayar la triste destrucción del idioma español por parte de los comunicadores.

Reportar para la televisión no es simplemente estar en ella frente a una cámara. El documental, que se emite en directo y a veces sin editar, debe llegar al público con lenguaje impecable y sin inclinaciones o gestos que comprometan su objetividad. En adición a lo que comentamos, nuestros reporteros dan vueltas interminables a sus narraciones repitiendo una y mil veces la misma relación con las mismas palabras.

¿Será que no conocen bien el rol que juegan en este medio masivo de comunicación? ¿Es que sus jefes no les han dado el tratamiento de sobresalto que es verse y escucharse ellos mismos en la pantalla? Esto último no es castigo, sino apoyo formal para corregir deficiencias y desarrollar capacidad de síntesis.

Para la empresa es un gran ejercicio de control de calidad. Etimología, sintaxis y combinaciones lingüísticas elegantes son conocimientos y destrezas imprescindibles para los que pretenden analizar, reportar o editar noticias para el público. Es más, su dominio total debiera ser una exigencia legal.

Los comunicadores del patio se caracterizan por emplear palabras y construcciones rebuscadas, acabando con las noticias por perderse en marañas de las cuales no logran desenredarse nunca. Durante el paro antinacional de los transportistas en días pasados, los narradores de noticias se dieron gusto con los televidentes. Una reportera incluso llegó a asegurarnos que en un sector de la capital el “fluido” de los buses fue casi normal. Eso nos trajo gran tranquilidad, porque lo menos que podían cargar era, suponemos, fluido.

En otra ocasión reciente, nos pusieron a escuchar “la declaración que hizo en su declaración” un funcionario del Gobierno. Por otro lado, es de admirar la solidaridad que existe entre ellos: compañero aquí, compañera allá… y encima nos deleitan con reforzamientos como “precisamente”, “específicamente” y “exactamente”, y con la repetición constante de los nombres de unos y otros involucrados en la información.

Estos comentarios no son burla; es un llamado de atención para que pongan al público por delante del comunicador del medio televisivo. El pecado no está en la preparación académica o en los conocimientos empíricos de estas esforzadas personas, sino en sus empresas que, aparentemente, no les brindan ayuda para salir del limbo de la mediocridad a que hemos hecho referencia.

Perfeccionarnos y desarrollar nuestras individualidades debe ser el objetivo de todos; pero para ello se hace imperativo entender que el éxito no es ubicarse delante de los demás, sino delante de sí mismo. Hay que saber qué decir y cómo decirlo mejor; los televidentes nos merecemos mejores formas y estilos… y cintillos sin errores ortográficos.

No existen, que sepamos, estándares rígidos para presentaciones ante las cámaras de televisión: cada presentador tiene su personalidad y estilo. Sin embargo, sí hay asuntos básicos que deben ser comunes a todos como, por ejemplo, buena voz. Adicionalmente, se requiere destreza en la comunicación verbal y escrita, en la investigación, en el arte de entrevistar y en el llamado “lenguaje corporal”.

Debemos tener presente que el medio televisivo es de consumo inmediato y transmite emociones; lo que se da mal no se puede recoger.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Las fallas del sistema acusatorio

En la opinión del abogado

.
Ramiro Guerra Morales
.

Las fallas del sistema acusatorio

.

El derecho en Latinoamérica por muchas décadas siguió el camino trágico de calcar modelos provenientes de una Europa que vivió la antidemocracia y la modalidad autoritaria de ejercer el poder político. En este contexto recibimos una teoría del proceso que era cualquier otra cosa, menos proceso.

El Código Procesal italiano, al cual prestó su tutoría ideológica el maestro Calamandrei (periodo del fascismo en Italia), heredero de las Ordenanzas de Klein, (imperio austro-húngaro-1885), influyó de manera, casi determinante, en los modelos del juez y funcionario de instrucción inquisitivo, que desgraciadamente ha servido para violentar los derechos fundamentales del ser humano.

El juez que investiga, el funcionario de instrucción, que su objetivo es la pena al imputado, relegando la justicia a un segundo plano, en Latinoamérica, no pocas veces terminaron haciéndole los mandados al poder de turno, y el preciado y vital derecho de la libertad fue confiscado, llevando a las podredumbres de las mazmorras a miles de hombres, que su único pecado fue criticar.

Por fortuna, a la barbarie sobrevino la Carta Universal de los Derechos Humanos y el reino de la normatividad positivista cedió el paso a un catálogo de principios naturales, cardinales en la nueva sistemática jurídica, sobre todo la procesal. Advienen en el firmamento de la doctrina juristas de la talla de Montero Aroca, Luigi Ferrajoli, Zaffaroni, Alvarado Velloso, Carlos Muñoz Pope, Silvio Guerra, Rigoberto Acevedo, estos últimos compatriotas, que han abierto surcos para, tanto en el ámbito de lo penal como civil, quebrar la mentalidad inquisitorial del proceso, que tanto daño ha hecho a la humanidad.

Cuando en nuestro país se debate en torno al Código Penal acusatorio es importante decirle a la población el porqué este modelo de la justicia penal procesal se corresponde con la filosofía de un Estado de derecho democrático. La columna axial de este modelo prioriza la justicia penal, pero reconociendo que valores como la libertad, el debido proceso y el estado de inocencia son imponderables.

Mienten los que sostienen que el sistema acusatorio no se compagina con los derechos de la víctima y una verdadera justicia penal. Este sistema acusatorio viene a quebrar lo que en nuestro medio queda de justicia policiaca, que no es constitucional y violenta derechos humanos. El modelo acusatorio y garantista, tal vez contenga deficiencias, cierto, pero el que tenemos repugna con la vida en democracia.

Como cuestión de fondo, sigue pendiente la reforma en el proceso civil. Sigue siendo un monumento a la tortuosidad y lentitud.

<>

Publicado el 15 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.