Con una mezcla de asombro y extrañeza


Con una mezcla de asombro y extrañeza

Orlando Acosta Patiño

He leído con asombro la siguiente nota: “Los museos que pertenecen al Instituto Nacional de Cultura (Inac) mantendrán las puertas abiertas a sus visitantes todos los días, a partir de este fin de semana, confirmó un vocero de esa entidad”. La Prensa, 8 de agosto de 2009.

El 24 de julio de este año invité a unos amigos sevillanos al Museo del Canal Interoceánico para hacerles una visita personal y guiada.  Me llevé la agria sorpresa de encontrar el museo cerrado en la tarde, sin aviso y sin explicaciones.  En la puerta había un papel pegado: “El Museo del Canal cierra a partir de las 3:00 p.m. Por un evento especial”.  El guardia de seguridad me impidió el acceso y no pudo darme explicaciones. Entendí el mensaje y también la incapacidad del guardia en extenderse y darme explicaciones. Abandoné el atrio del edificio y me senté en la plaza a reflexionar sobre la situación.

Desde el interior del edificio del museo salió un camarógrafo acompañado de un periodista de SERTV quienes fueron citados el mismo día para la cobertura de la “Noche en el Museo”. En la plaza y a través de ellos me enteré de qué iba la historia. Los niños y otros actores que representarían los personajes de la “Noche en el Museo” preparaban vestuarios y maquillaje para la noche…. ¡ Vaya excusa para el cierre de una infraestructura cultural del carácter del Museo del Canal Interoceánico!

Volviendo a la cita que abre el artículo, me hago reflexiones. La primera es que se merece felicitar al Inac por la decisión de extender los horarios de los museos que administran y al permitir entonces a más panameños y visitantes la oportunidad de conocer, apreciar y valorar los temas que nos acercan a sentirnos más panameños.  Me preocupa el problema presupuestario para hacer que todos los museos del país, aquellos que administra el Inac, funcionen con ese horario.  Esta última decisión merece no solo un incremento en el presupuesto para la operación de los museos nacionales, sino también la colocación de importantes recursos para renovar, innovar y crear nuevas exhibiciones.  El mantenimiento de las exhibiciones y de las mismas estructuras que albergan algunos de los museos del Inac urge atención.

La administración central de los museos y la posibilidad de su autogestión es un tema bajo el debate hace años en nuestra sociedad. Por otro lado tenemos entonces que otros novedosos y cacareados esquemas locales para administrar los museos como es el caso del Museo del Canal Interoceánico, tampoco parecen funcionar.

El cierre el Museo del Canal Interoceánico la tarde del 27 de julio merece no una felicitación, sino un llamado de atención. El cierre de una infraestructura cultural del carácter de este, que además es subsidiada con fondos de la Autoridad del Canal de Panamá merece atención.

Ahora se dirá que no estoy de acuerdo en la celebración de actividades en el Museo, pero en otro contexto preguntaría: ¿Encontrarías en tu primera visita en Madrid el Museo del Prado cerrado por los preparativos de una actividad? Creo que no. Estoy de acuerdo con que los museos programen actividades culturales fuera de las vitrinas, escaparates o exhibiciones, pero estas podrían celebrarse sin interferir en los horarios regulares y sin perjuicio para propios y extraños.

<>

Publicado el 8 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: