“Siéntese y espere su turno”

“Siéntese y espere su turno”

.

MARALICETH MELAMED

.
Aquella tarde unas 40 personas esperaban en la sala de urgencia del Seguro de la Transístmica y pese al malestar que sufría alcancé a escuchar: “joven, mi papá se siente mal, él tiene un marcapaso y está agitado”, a lo que la joven respondió: “todos se sienten mal señor, siéntese y espere su turno”.

.
Ante la nueva posibilidad de un cambio a manos del nuevo director de la Caja de Seguro Social, Guillermo Sáez-Llorens, se han levantado voces de consejo que exigen una adecuación en el modelo de atención de esta institución.
¿Cómo es posible que recepcionistas, secretarias, enfermeras, doctores? hagan su trabajo mecánicamente, sin sentir, sin comprender, sin siquiera voltear a ver? ¿En dónde está el espíritu de servicio? Muchos asegurados cuentan sus experiencias con la Caja de Seguro Social, las cuales no siempre son agradables.

.
Una sala de urgencia debe comprender el servicio expedito a enfermedades agudas, traumas severos y demás malestares que aquejan a una persona. Detrás de un pupitre nadie puede escanear el grado de dolor físico. Entonces, ¿por qué no personalizar esa atención? No es caridad la que realizan, es un trabajo noble que se dignifica en el paciente. Aunque existen unidades médicas que levantan las esperanzas de los asegurados, un gran porcentaje del recurso humano necesita mejorar la calidad de servicio que está brindando y proyectando, porque enfermarse y atenderse en la CSS representa toda una tragedia.

.
Este gobierno de “cambio” que desde sus inicios ha demostrado “lo que es y cómo debe ser” tiene una excelente oportunidad para cumplir la promesa más esperada y aclamada en las filas de atención de la CSS cada madrugada “una mejor atención”. No quiero perder líneas con las quejas más comunes que atañen a la CSS, pero sí debo hacer hincapié en que se sigue madrugando, porque los llamados no funcionan. De día, en la tarde o en la noche la atención sigue siendo la misma.

La familia panameña que yace en las manos de la CSS continúa esperando la atención que se merece y que no ha recibido en muchos años.

<>

Publicado el 6 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: