Nada es eterno en el mundo político

La opinión del periodista…..

Martin Portocarrero Lemos
.


Nada es eterno en el mundo político

.

Esta frase parece que le queda muy bien a las determinaciones administrativas y políticas, que el Presidente Constitucional de Panamá Lic. Ricardo Martinelli, ejecuta en su cambio y alto a los abusos de corrupción que se degeneraron en pasadas administraciones gubernamentales. En estos momentos su popularidad comenzó a ascender hasta llegar a niveles dramáticos, donde su administración dio ejercicios a desmantelar las acciones que ejecutivos de Proyectos en desarrollo tiene como deuda pendiente con los acuerdos gubernamentales. Los cambios dentro de la administración pública, están descubriendo acuerdos de alta corrupción, donde sus personajes de pasados gobierno realizaron hechos y acciones como convertirse en nuevos ricos de Panamá, deben declarar como se hicieron ricos y de donde salieron esas abultadas cifras de dinero a su propiedad.

Ahí, se está acabando el primer mes de su administración, y las renovaciones y ajustes administrativos están a la orden del día. Los beneficios públicos como las asignaciones de su salario están alimentando a centros infantiles, los de la tercera edad, también están siendo ya anunciados sus donativos como gesto humanitario. Mientras que la fuente educativa de Panamá es en especial su honorario que esta administración gubernamental pone en ejecución, todos estos gestos engrandecen la entrada de sus primeros días de administración pública. La popularidad está creciendo y la sociedad panameña clasifica lo contrario de lo que políticos y analistas dieron a conocer del Presidente Ricardo Martinelli. Pero su popularidad y su ascendencia es el cambio que ha puesto en ejecución.

El Presidente empezó con bombos y platillos, sus promesas que anuncio en su toma de posesión, donde dijo: “Corregiré la administración pública, no aceptare que nadie meta las manos, pueden equivocarse de los pies, pero no pueden meter la mano”. Muchas cosas fueron tema de su disertación, a partir de ese instante la ciudadanía vio con lujo de detalle cambio que se avecino, ajuste que necesita la nación. Es verdad la economía no ha mejorado, pero se espera que dentro de poco mejore como esta lo pronosticado. El desempleo en aumento, no se ha terminado la guerra y lo peor no se ha cumplido el cambio en su género.

Con estos gestos en índice administrativo, el nuevo gobierno regula la forma de ejercer, limpiar como ajustarlas Reglamentación de leyes Constitucionales, por lo que también tiene formar la Constituyente, para revisar cada Código sus Artículos que han sido alterados, los sumados dentro de la leyes Constitucionales.

Si es así, el Presidente su Gabinete, el Poder Legislativo, Poder Judicial, están dentro de legítimos apoyos; seguramente la comunidad se sume al apoyo gubernamental para el cambio social, y administrativo. Todos estamos visualizando la llegada de nuevo líder, con humanidad, entregando derechos, respetos, dignidad, honor; que los panameños esperamos. La dura situación que impusieron políticos, está llegando a su final. Protagonistas se ahogan en su propia ideología. Adelante señor Presidente la comunidad espera y depende de la justicia que aplica con determinación administrativa.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Sistema de transporte masivo para la ciudad de Panamá

.
Sistema de transporte masivo para la ciudad de Panamá
.
Rogelio Pinilla – ingeniero
.

La ciudad de Panamá y el área metropolitana de la capital de la república ha experimentado un vertiginoso crecimiento en los últimos 15 a 20 años. La constante emigración de los grupos humanos del campo hacia la ciudad está produciendo concentraciones de población en los extremos este (Tocumen-Pedregal) y oeste (Arraiján-Chorrera) de la metrópolis que se han convertido en satélites-dormitorios de grandes masas de trabajadores.

Debido a la presencia del Océano Pacífico por el sur y el área canalera y los parques forestales hacia el norte, nuestra ciudad ha crecido y continúa creciendo en forma alargada este-oeste. El crecimiento alargado de la ciudad ha traído como consecuencia grandes problemas de movilización de las masas de trabajadores y estudiantes desde los lugares de dormitorios hacia los centros de trabajo y centros escolares.

La construcción y puesta en servicio de la Terminal Nacional de Transporte, los puertos, el ferrocarril, el aeropuerto de Albrook, las áreas operativas del Canal de Panamá, los grande centros comerciales y rascacielos que están surgiendo a lo largo de la Avenida Balboa, Paitilla y San Francisco están ejerciendo gran presión sobre las vías de desalojo de dicha área y produciendo grandes tranques vehiculares. Estos tranques vehiculares que antes se daban en horas pico, ya son constantes durante la mayor parte del día y la prima noche. Esta concentración de vehículos motorizados esta causando grandes problemas de contaminación por gases y ruido, además de los efectos emocionales y stress entre conductores, pasajeros y transeúntes. En los últimos años al incrementarse la cantidad de vehículos en circulación y no ampliarse las vías ha aumentado el número de accidentes automovilísticos y se hace cada vez más difícil mantener el sistema vial en óptimas condiciones.

Nuestra propuesta de un Sistema Subterráneo de Transporte Masivo (SSTM) o Metro, para la ciudad de Panamá consiste en dos líneas paralelas que se iniciarían en Arraiján por el oeste y en Tocumen por el este convergiendo en el área de la Terminal Nacional de Transportes en Albrook. El recorrido total sería de aproximadamente 45 kilómetros con estaciones en Tocumen, Pedregal, Los Pueblos, San Miguelito, El Dorado, Albrook y Arraiján. El sistema cruzaría el Canal desde Cerro Sosa hasta el área de Horoko. Desde Horoko hasta Arraiján el sistema sería superficial al igual que en su extremo este en el área de Tocumen.

El SSTM se construiría por etapas y a medida que crezca la demanda o cantidad de usuarios el sistema se expandiría o se le agregarían nuevas rutas para cubrir las áreas de acuerdo a las exigencias del mismo. Una siguiente etapa podría ser una línea norte-sur que se iniciaría en el área de Alcalde Díaz-Las Cumbres y bajaría hasta San Francisco y Paitilla.

El SSTM se moverá con energía eléctrica que provendrá de plantas hidroeléctricas como Tabasará, San Pablo o La Soledad que se han de construir en las provincias de Veraguas o Chiriquí. Estas plantas hidroeléctricas fueron identificadas y estudiadas hasta el nivel de factibilidad por empresas consultoras contratadas por el antiguo Instituto de Recursos Hidráulicos y Electrificación, IRHE, en la década de 1980.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Rescate de un palacio emblemático

Rescate de un palacio emblemático
.
Azael Barrera – Profesor Universitario
.
Cuando se anuncian vientos de cambio, estos pueden ser para bien, o para mal. En nuestro país se ha dado una ola de proyectos pseudomodernistas cuyos promotores piensan que el desarrollo significa demoler toda estructura histórica para dejar sus huellas temporales de concreto mal colado y vidrio plagiado.

El palacio legislativo está enfermo, pero no es que sea inservible por su estructura diseñada en 1953 por Ernesto de la Guardia III, inspirada en el claustro de los más altos valores universales del derecho como es la Organización de Naciones Unidas, quizás con limitaciones presupuestarias -costó B/ 750,000 de entonces-. Está enfermo por el cáncer al que lo han sometido sus ocupantes más siniestros, por sus componendas, camaronazos, violaciones al consenso nacional e institucional, las leyes para encubrir ilegalidades, y por el sello de barata legitimidad que quiso darle a una dictadura.

La estructura del palacio ha sido sometida a burdos “arreglos” que perjudicaron su altiva figura. Si examinamos el edificio original entregado en 1956 por Ricardo Arias Espinosa a Ernesto de la Guardia hijo, veremos una estructura de bloques verticales y voladizos emblemáticos de una época arquitectónica irrepetible, evocadora de Le Corbusier, práctica de Wright y provocadora de Niemeyer. Le añadieron artificios y gazapos estructurales ajenos a su intención original.

Brasil no demolió el palacio del congreso original cuando el gobierno federal se mudó de Río de Janeiro a Brasilia. El antiguo palacio del congreso nacional, Palacio de Tiradentes, no se convirtió en estación de metro, sino en sede parlamentaria del estado de Río y de la memoria parlamentaria nacional. Señor Varela, urge rescatar el palacio legislativo y ponerlo en valor, en todo sentido. Una nuevo palacio, de hacerlo económico o barato, habrá que rehacerlo dos veces antes que usted se jubile. Si hay que hacer algo nuevo, analice primero que complemente el existente, y que en todo caso sea para la posteridad, vigente hasta el próximo bicentenario en 2103.

No ha dejado claro el nuevo gobierno donde propone hacer la ciudad gubernamental. En 1994 pensaron en Clayton y dos años después surgió la Ciudad del Saber para bloquear esa idea. En el 2002 se antojó Albrook pero ya el corredor sur había revivido forzosamente el aeropuerto.

Mencionaron que será Curundú, pero no explica si Curundú en la ciudad o en las áreas revertidas. O si será donde el flamante arquitecto del nuevo gobierno sugirió deshacerse de los bosques urbanos, en el Parque Natural Metropolitano o en el Parque Nacional Camino de Cruces, como dijo en aquel foro Panamá 500. No olvidemos que la Asamblea todavía tiene aquel terreno que colinda con el Parque Camino de Cruces.

Por qué no mejor desarrollar la ciudad gubernamental en el área entre Calidonia y el Marañón, donde estuvieron las rentas del Seguro Social; reviriría la famosa Exposición, cien años después, y pensar una ciudad gubernamental para la posteridad, viendo hacia el mar, a tiempo para el Quinto Centenario de la ciudad o quizás el Bicentenario de nuestra Independiencia de Panamá de España. Visión, por favor, tengan más visión.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Por el cambio en la Universidad (o crónica de una muerte anunciada)


.Por el cambio en la Universidad (o crónica de una muerte anunciada)

.
Jaime Turner
.

Señor presidente, La Universidad de Panamá también necesita un letrero que diga Propiedad del Estado, no feudo de rectores.

En el acto inaugural de la Universidad de Panamá, 7 de octubre de 1935, el doctor Octavio Méndez Pereira, de modo sabio, consignó que “el interés de la ciencia y el interés de la Patria deben sumarse al alma de cada uno de nosotros”. Se colige, entonces, que quien no sume a su alma estos dos intereses (el de la ciencia y el de la Patria) se aparta de una conciencia patriótica. ¿De qué manera se aplica esto hoy al recinto universitario? Veamoslo.

1. La piedra angular de la filosofía del rector Gustavo García es: “En ocasiones se obtiene más lamiendo que mordiendo” (palabras del rector Gustavo García en su segunda toma de posesión como rector, en el Domo de Curundu). Y tal manera de pensar, producto de su modo de vida, dimensiona su actitud, actitud impropia de un rector.

El comportamiento del rector, al combatir toda crítica que se le haga, afecta el ejercicio del conocimiento y del conocimiento científico, del cual la crítica es un elemento esencial. Por tanto, ni el rector, ni sus seguidores, como tampoco el pueblo panameño se percatan del trascendental daño que el actual rector le hace y le continúa haciendo a nuestra universidad, y por ende a la nación; pues ¿de qué manera se va a “formar el recurso humano con pensamiento crítico y conciencia social”, si su máximo representante, producto de su actitud misma, se erige en un obstáculo epistemológico para el proceso cognoscitivo?: “la disciplina de la reflexión, las actitudes de cuestionamiento lógico y sistemático son factores de conocimiento y de actitud que ameritan ser social e institucionalmente constituidos como factores de cambio social” (Martínez, J., 1995). Decir hoy que la Universidad está secuestrada no es falso, como tampoco lo es que el actual rector “confecciona una universidad a su imagen y semejanza” (Panamá América, publicación reciente). Así las cosas, ¿resulta difícil entender por qué la otrora conciencia crítica de la nación “en el abismo del no ser se hundió”?

2. ¿Cómo maneja el señor rector la Universidad? Ello obedece a una gran corrupción, subastada, entre otras cosas, por el clientelismo político, sobre las que se apacentan las imposiciones del rector. Para muestra dos botones: (1) está cerca de cumplir 14 años de rectoría, ¿creen que estas ruedas se deben a que ha sido magnífico rector?; (2) de los 14 órganos de gobierno universitarios él preside 9 de ellos, aunado a nombramientos de vicerrectores, secretario general, etc., etc.

3. Hay una inmensa lista de irregularidades en la Universidad de Panamá que han sido enumeradas por los profesores Miguel Antonio Bernal, Federico Ardila, Mariela Jiménez, entre otros. ¿Qué se ha hecho frente a esto? Iinvestiguen, auditen.

Señor presidente, ¿desea tener un cara a cara con la corrupción? Venga a la Universidad, por aquí se pasea desnuda.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Aprender la lección

.
Aprender la lección
.
Guillermo Márquez B.
.

El viernes 3l de julio 12 menores que se hallaban recluidos en el Centro de Cumplimiento de Tocumen se dieron a la fuga.

Conforme a la versión de la prensa local, dichos reclusos aprovecharon la oportunidad de escapar cuando un custodio que llevaba consigo la llave de la puerta de su encierro, entró a entregarles los alimentos. Le cayeron encima, se la quitaron y se dieron a la fuga.

No sabemos qué hicieron con la llave aludida los fugitivos y gracias a Dios que no mataron o dejaron malherido.al custodio. Y éste, debido a su imprudencia, puede hacer que se dude de su inocencia.

En virtud de la ya demostrada presteza con la cual actúan nuestras autoridades de policía, tres días después ya se había capturado a tres de ellos.

El señor Ministro de Gobierno y Justicia tendrá hora la penosa tarea de hacer pasar una circular a todos los jefes de centros de reclusión advirtiéndoles que jamás, jamás los funcionarios de los centros de reclusión que tengan que tratar personalmente con ellos se les acerquen mientras lleven consigo llaves de las puertas de las celdas. Aprendamos la lección.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Seguridad Integral: Tema de Estado


Seguridad Integral: Tema de Estado

Ramiro Guerra Morales

Hace algunos meses, estuvo en nuestro país, una distinguida periodista del hermano país de Colombia, con experiencia acumulada en el periodismo investigativo, relacionado con el mundo del crimen, las pandillas y los recluidos en los centros penitenciarios.

En su paso por Panamá, la profesional de la pluma, señaló que observaba que los panameños, en materia criminal y delictiva, estaban experimentando una fase parecida lo que en Colombia fue el inicio de la violencia desatada por las sociedades del crimen y nos aleccionaba, señalando que estábamos a tiempo de mediatizar y controlar tales actividades y de esa manera no llegar a los niveles de violencia e inseguridad que ha vivido su país.

La situación arriba señalada, es compleja y su tratamiento, obliga a considerar una pluralidad de repuestas integrales, en el plano institucional debidamente integradas y con eficaces niveles de coordinación. Me reitero en señalar que la lucha contra el crimen demanda de un abordaje de estado y en consecuencia se tienen que construir los escenarios y espacios para que la sociedad civil, se involucre en el diseño de una eficaz estrategia, que le devuelva a los panameños, un ambiente de paz y tranquilidad. Sigue pendiente, lo que de manera insistente ha demandado la Lic. Ana Matilde Gómez, una Estrategia de Política Criminológica. Los métodos y tácticas de lucha contra la actividad delictual, tienen que responder a una estrategia y en la medida de que no exista, prevalece la acción unilateral y voluntaria (ista), peligroso en tanto que el crimen organizado actúa como un estado paralelo, tiene aparatos de fuerzas, inteligencia y profesionales de alto vuelo competitivo.

La administración pasada, del ex presidente Torrijos, ensayó varios enfoques y escenarios, para enfrentar la ola delicuencial, sin embargo, los resultados no fueron los esperados por la ciudadanía.

El gobierno actual, no tiene la necesidad de partir de cero, tiene que tomar lo positivo que en materia de seguridad impulsó la administración anterior.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El rol de los medios de comunicación social en el sistema acusatorio

El rol de los medios de comunicación social en el sistema acusatorio
.
Kenia I. Porcell D.

.
Con la entrada en vigencia de la Ley No. 63 de 28 de agosto de 2008 (conocida como Sistema Acusatorio) es válido comentar el rol de los medios de comunicación en cuanto a la reserva y acceso a la información. El proceso se surtirá en 3 fases, a saber: investigativa, intermedia y juicio oral. En la fase investigativa se establecen restricciones y limitaciones que en alguna medida se hacen extensivas a los distintos intervinientes (Policía Nacional – DIJ, la víctima, el juez y el Ministerio Público) con las consecuencias administrativas, disciplinarias y/o penales, que correspondan.

A partir del 2 de septiembre de 2009, la nueva Ley establece un número plural de disposiciones procesales que responden al principio de presunción de inocencia.

Resulta suficiente comentar la prohibición del segundo párrafo del artículo 8 que dice que: “Los jueces, querellantes, miembros de la Policía Nacional no pueden presentar a la persona investigada ni imputada como culpable ni pueden brindar información sobre ésta en ese sentido a los medios de comunicación social. Solo es permitida la publicación de datos o fotografías indispensables para fines de la identificación de dicha persona.” El artículo 287 sostiene que, durante la fase de investigación, dirigida por el fiscal habrá reserva para los terceros y las partes y las demás personas que tengan conocimiento de las actuaciones cumplidas tienen obligación de guardar reserva.

Otro artículo, el 274 consigna que durante la fase de investigación el estado de inocencia del investigado obliga a guardar reserva en cuanto a su nombre y otras señas que permitan su identificación o vinculación con el delito que se investiga, hasta que se formule la imputación.

El incumplimiento de esta disposición acarreará la sanción penal y administrativa prevista en la ley, estableciéndose como única excepción, “los casos de reconocidos delincuentes comunes de alta peligrosidad cuya búsqueda y localización se requiere con el auxilio de los medios de comunicación social, siempre que sea autorizado por el Ministerio Público”. Si por el incumplimiento de estas disposiciones se impide el pleno ejercicio de las garantías y derechos que reconoce la Constitución, la ley y los tratados internacionales ratificados por Panamá a las partes, la nulidad será absoluta dejando en indefensión a la víctima y a la sociedad, la que no podrá ser resarcida por la infidencia de aquellos que tuvieron acceso a la información.

En consecuencia, los distintos actores de la sociedad deben empezar a conocer el papel que desempeñarán, pues la presunción de inocencia, piedra angular de este nuevo sistema será resguardada con mayor fortaleza que en la actualidad y su irrespeto, a mi juicio, podría conllevar el cierre de las investigaciones.

También es importante indicar que el principio de publicidad en el sistema empieza, a mi criterio, cuando se produce la formulación de cargos y llega a su cima en la audiencia, la que por ser oral y pública puede y debe ser informada por los medios de comunicación.

La autora es Sub Secretaria General de la Procuradoría General de la Nación.

<>

Publicado el 6 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.