Discursos de 70 palabras

Discursos de 70 palabras

.
MODESTO A. TUÑÓN F.

.

Domingo a las 11:00 de la mañana y de una discoteca en Vía España, salen unos jóvenes, los últimos parroquianos del local de diversión que han sido echados, porque la administración del lugar requiere hacer las limpiezas y empezar a preparar el sitio para la noche.

.
Afuera del que fue centro de juerga nocturna, las escenas habituales; ella no quiere subir al auto del chico que la llena de improperios porque no sigue el patrón rutinario. Quizás la “conquista” ocasional no comparte la opinión sobre el próximo destino. Un poco más allá, otra pareja, pero de muchachos se lían a golpes ante el cansancio o desazón de sus compañeros que ven el enfrentamiento como algo acostumbrado en esas circunstancias.

.
Es una imagen quizás típica de estos lugares a la hora de la salida. En los alrededores de la avenida Uruguay, es común encontrar los sábados y domingos en la mañana, escenas similares y apreciar una juventud que con ojos desorbitados y la pupila dilatada producto de las bebidas y otros insumos, trata de insertarse en una especie de vida paralela, mientras la realidad discurre con toda su complejidad.

.
Uno se pregunta ¿cómo es posible que una generación tras otra, pierda así valiosos momentos que pueden emplearse en construir una cultura personal, una identidad a nivel con los retos que de ella demanda la sociedad actual?

.
El manejo de la lengua y las formas de comunicación, son aspectos empobrecidos de esa generación y se perciben los resultados en el nivel de aprovechamiento o desempeño en las universidades y colegios. Las cifras están a la vista en los balances del Ministerio de Educación, con los altos índices de fracasos en las asignaturas que tienen que ver con el español y el pensamiento lógico; igual ocurre en las universidades.

.
Sobre este particular, algunos expertos dicen que los jóvenes panameños utilizan unas 70 palabras como promedio en su vida cotidiana. Un repertorio estrecho con el que ellos interpretan la realidad a su alrededor. Así expresan sus sentimientos y satisfacen sus necesidades de comunicación. Por esa razón, aquel chico prácticamente le ladraba a su pareja y los otros dos, resolvían con los puños sus controversias.

.
Por lo general esos jóvenes desaprovechan o aprehenden mal lo que reciben en el colegio. Las lecciones, las lecturas, el clima escolar o universitario no son para ellos el escenario de aprendizaje efectivo; puede ser el formal, mas no el espacio donde se produce y reproduce el acervo.

.
Quizás las experiencias que expongan los medios audiovisuales, las letras de ciertas canciones que se bajan del MP3 y otros artefactos que sirven de plataforma a los datos virtuales dejen mayores satisfacciones que una lección del aula. Es la nueva realidad.

.
Esto produce un habla en esta generación que se nutre de pocos signos, donde “vaina” , “bicho” , “cosa” , “cuestión” y “pendejada” son una especie de comodines que completan el sentido de cualquier frase u oración. “Espero que pronto arreglemos esta cuestión” ; “¿Cuánto cuesta esta vaina?” ; “¿Nunca te cansas de andar con ese bicho?” ; “¡No me vengas con esas pendejadas ahora!”.

.
La pobreza discursiva tiene causas vinculadas con la cultura y el lugar que ocupa en las estrategias de las políticas públicas; pero también está relacionada con didácticas pedagógicas y más específicamente con nuestros hábitos domésticos.

.
¿Cuándo fue la última vez que en un hogar cualquiera se adquirió un libro para que el joven o la joven, el niño o su hermana leyeran, en lugar de comprar zapatillas de marca, MP3, celulares, videojuegos o se pensara en el regalo de unas prótesis pectorales para celebrar los quince años de una ensoñadora adolescente que quiere dejar de serlo?

.
La plataforma mediática panameña no estimula estos hábitos de lectura o formas alternas de fortalecimiento de las capacidades de comunicación verbal. La multiplicidad de concursos que se hacen públicos —salvo pocas excepciones— tienden a estimular valores poco edificantes. Por lo general se pregunta a personalidades en los diarios y revistas “¿qué está leyendo?” y no se consulta a gente común.

.
En estos momentos existe en el país una fértil discusión sobre el lugar que oficialmente debe ocupar la cultura. Es un estímulo que tantos pensadores e intelectuales se preocupen de esto. Esperamos que en la próxima Feria Internacional de Libro que se inaugurará en unos días, estos temas formen parte del diálogo con la gente que asista y sobre todo los jóvenes, para que no pierdan preciosos momentos de su formación.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

¿Los tocará el cambio?

¿Los tocará el cambio?


.

ALBERTO DE LEÓN

.
Lo inverosímil. La última semana, y por enésima ocasión, un simpático sujeto de origen ibérico y residente en un conocido condominio cercano al Colegio Internacional María Inmaculada, en La Alameda, desveló a la mayoría de sus vecinos con gritos, insultos y portazos motivados por conflictos intrafamiliares, que se agravaron —luego de dos horas— cuando profirió amenazas de muerte a su propia consorte, compañera de ocasión, amiga, novia, etc. La decisión “sabia” del agente de seguridad de servicio en el conocido condominio fue poner en conocimiento de las autoridades policiales, no solo del gran escándalo del europeo etílico, sino de la posibilidad de que se consumara un hecho sangriento de lamentables consecuencias.

.
La vida en la mayoría de los llamados PHs es tan impersonal que casi toda la convivencia se resume el saludo rápido en los pasillos y ascensores, y la tertulia ocasional en las reuniones de la Junta de Copropietarios, por lo que ante el griterío y las amenazas del energúmeno, la esperanza era que “alguien” hiciera algo, sin que nadie se involucrara de manera directa a resolver este problema doméstico y común.

.
El alivio para los trasnochados llegó cuando, ante las reiteradas denuncias, se apersonaron unidades de la Policía Nacional. Hasta allí, todo bien. Lo cuestionable: la respuesta de los agentes del orden público que se negaron a involucrarse en la solución, argumentando falta de competencia legal por no mediar una denuncia directa de la persona que era víctima de los ataques del esquizofrénico.  La solución solo llegó cuando el sueño y el licor sucumbieron los ímpetus del borracho del viejo continente, dejando un mal sabor de boca, la conducta o proceder de las unidades llamadas a velar por la honra, vida y bienes de los asociados. ¿Qué esperaban? ¿No están entrenados para atender estos casos?

.
El gran reto. Don Ricardo Martinelli Berrocal asumió hace poco el control del país en medio de una expectativa generalizada, con énfasis especial en los temas que tiene que ver con los fracasos señalados en materia de seguridad, transporte y educación de la gestión gubernativa que le antecede. El país y su población esperan con ansias una solución definitiva a este problema letal.

.
Resultan risibles, por darle algún apelativo, las explicaciones de los diferentes jefes que ha tenido la Policía Nacional —y ante la inseguridad que impera en todos los confines del país— sobre la legalidad de que unidades de esa corporación en uniforme, con sus armas de reglamento y en sus horas de asueto, presten el servicio de seguridad privada a empresas particulares en la custodia de sus valores ante lo inminente.

En horas de la mañana, y en momentos del mayor tráfico en la vía Ricardo J. Alfaro (frente a la Cervecería Nacional, S.A.), una empresa distribuidora de víveres obstaculiza la gran circulación vehicular por el movimiento “normal” de su equipo pesado. Lo curioso del caso es ver a un número importante de agentes del llamado orden público en misión de agentes privados de seguridad esperando la asignación del día, sin que a ninguno le salga el amor por el uniforme y colabore en el ordenamiento vehicular.

.
Misión y visión. Según lo expresado como las prioridades de nuestra principal institución llamada a velar por los intereses de todos los asociados, figuran (sic): “garantizamos la seguridad de quienes se encuentren en el territorio nacional, promoviendo la tranquilidad mediante la alianza con la comunidad, con eficiencia y eficacia en el servicio policial, con el fin de mejorar la calidad de vida conforme al marco legal existente, ser la institución de seguridad vanguardista, en permanente desarrollo profesional y tecnológico e integración con la sociedad por lograr la convivencia pacífica”.

.
Además de esta hojarasca, los panameños demandamos de nuestras autoridades en este campo mayor profesionalismo y compromiso. El debate estéril de si es un uniformado o un civil el que debe estar al frente de la Policía Nacional lleva casi 20 años en el tapete sin que llegue la solución. Lo contrario, el problema cada día que pasa se agrava y la mejor prueba son los principales titulares de la prensa nacional en cada una de sus manifestaciones. Ya resulta cosa del día a día acudir a sepelios de las víctimas de la violencia, porque ésta no solo está en las calles de los rincones más violentos del país. Hoy, la violencia toca nuestras puertas, en el barrio que sea, porque no discrimina estatus social, raza ni religión; y es triste reconocerlo, porque la experiencia así lo indica: no tenemos un organismo idóneo para enfrentarla.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

Hablando de niños y jóvenes

Hablando de niños y jóvenes

.
DORIS HUBBARD-CASTILLO

.
Seguiré con el tema, porque da para mucho, tanto por el lado bueno como por el no bueno. Hoy, solo quiero hacer una pequeña reflexión como la niña y joven que alguna vez fui y como la adulta que ahora comparte la responsabilidad de criar a varios chicos y una chica preciosa y súper consentida. Y comenzaré así en llano, porque el espacio es corto. A cualquier persona, de la edad que sea, pero sobre todo a una muy joven, difícilmente se le convence de enderezar el camino a los trompones y con palabras ofensivas.

.
He percibido una tendencia en ciertos “expertos” a referirse de manera ofensiva a los “infractores” , ya sea por andar en pandillas o haciendo de las suyas solos e incluso sobre una joven bella, pero no tan culta. Como si quien utiliza palabras más fuertes para calificar, más que a las malas acciones, a quienes las ejecutan, fuera el más docto en el tema.

.
Para pelear se necesitan dos, y esos dos no necesariamente serán dechados de virtudes en cuanto a diálogo se refiere, por ello pelean.. y.. ¡qué tal!.. se requieren mediadores. Y los que usualmente son llamados a mediar son los “expertos” , pero si los “expertos” usan el mismo lenguaje de la “gente común” , sobre la cual recae gran parte de la responsabilidad de lo que sucede, y sueltan expresiones como “delincuentes genéticos” , “enfermos por el sexo” , etc., etc., etc. y todas esas etcéteras en mayúsculas cerradas, me quieren decir.. ¿quién.. va a mediar?

.
Ya sabemos que hay un problema serio con nuestra niñez y juventud. Muchos de ellos tienen una mala actitud, por la que se muestran renuentes al diálogo, al consejo, a la orientación, pero.. ¿lograremos cambiar la situación actual con la palabra dura, prejuzgando, concluyendo que genéticamente son malos?

.
De una amena conversación con el Dr. Carlos Russell, quien ha trabajado con chicos pandilleros en el Bronx, concluí, entre otras cosas, que si los adultos pensamos y actuamos así, no podremos hacer nada.. ni por ellos, ni por nosotros..

.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el credito que les corresponde.

Dilemas de don Alberto

Dilemas de don Alberto

.
MIREYA LASSO

.
El panorama no pinta halagüeño, especialmente para quien se atreve a asumir la responsabilidad de diseñar la política económica y financiera del Estado. A cinco años de bonanza para algunos, seguirá una época delicada para los sectores público y privado y para el panameño común, quien siempre paga los platos rotos. Por eso bajo el liderazgo del MEF, que adquiere relevancia especialmente en momentos difíciles, se deben consolidar las bases para una verdadera “armónica colaboración” en asuntos económicos y fiscales a todos los niveles del gobierno nacional, gobiernos locales, la Asamblea y el sector privado.

.
Las exuberantes promesas de campaña chocan contra una realidad mundial que se veía venir desde las elecciones y que hoy nos acecha con mayor o menor intensidad para acompañarnos por tiempo indefinido. El temor generalizado es que el desempleo y el subempleo aumenten y, entonces, corresponde a las nuevas autoridades asumir la responsabilidad de proponer medidas eficaces que contrarresten esa amenaza.

.
La medida clásica consiste en inyectar dineros públicos para evitar que la actividad económica disminuya o se estanque por falta de un productor que tenga incentivo para producir y crear empleo, y de un consumidor que tenga dinero suficiente para comprar lo que el productor produce. La falta de esa sinergia llevaría a una postración que causaría daños incalculables en la vida de todos, golpeando con mayor crueldad a los sectores más necesitados.

La solución no es fácil porque, aparte de que los ingresos normales del gobierno no serán tan abundantes por razones externas e internas, la Alianza por el Cambio propuso la eliminación de ingresos fiscales como el CAIR y el impuesto a la gasolina, otorgó bonificaciones y aumento de salarios, prometió algunos incentivos tributarios y se aventura con un “flat tax” de resultados inseguros.

.
Como no tenemos maquinita para imprimir balboas, tres caminos quedan a las autoridades fiscales:

  1. aumentar impuestos,
  2. contraer nuevas deudas,
  3. redirigir el gasto público.

El dilema es encontrar el balance adecuado entre los tres, desde el punto de vista de su efectividad económica y de su viabilidad política, que permita elaborar el salvavidas que necesitamos y que resulte de una genuina consulta con todos. Un factor importante será la confianza que las evaluadoras de riesgos puedan tener en la firmeza del gobierno en mantener el rumbo adecuado.

Nuevos impuestos sería restarle recursos a la iniciativa privada o sofocar aún más al ya golpeado contribuyente medio.

Redirigir el gasto público traería protestas de los sectores sacrificados, salvo que se elimine el derroche. Demasiados empréstitos sería hacer peligrar la estabilidad financiera del Estado a mediano plazo y, de paso, del sector privado.

.
Ya se reformó la Ley de Responsabilidad Fiscal y el ministro se muestra inclinado por recurrir a más préstamos. Desde el punto de vista de su impacto político sería lo menos traumático por la inmediatez de sus efectos positivos; pero, a la larga, significaría pasar a las próximas generaciones la responsabilidad de pagar.

El dilema del ministro, un banquero experimentado, será justipreciar concienzudamente la mezcla ideal de las medidas para asegurarse de que se pida prestado lo mínimo necesario y que esa deuda produzca los beneficios suficientes para cancelarla el día de mañana.
<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

Falta legal de voluntad

Falta legal de voluntad

.
CARLOS AUGUSTO HERRERA

.
Existe la intención de fomentar cambios en la Ley Penal, pero eso lo podemos lograr de inmediato sin variar el procedimiento.

.
Si aplicáramos la Ley como está, otros serían los resultados. Lo que preocupa es que prevalezca esa falta de voluntad y se transmita al nuevo Sistema Acusatorio, anunciado con una procesión de elogios, pero con un enfoque equivocado al problema.

.
Si nombramos a los jueces de garantías, en vez de aplicar el nuevo Código por sector para que la novedad se asimile en toda la República y luego, el cambio total en el procedimiento, sería mucha más provechosa.
Hace poco dispusimos aumentar las penas en hasta 15 años. Antes el máximo era 20 años, ahora es treinta y cinco años. ¿Dónde están las cárceles para toda esa gente?

.
Los centros penitenciarios ya están sobrepoblados y si de verdad vamos a mejorar el sistema para investigar los delitos y procesar a los responsables, habrá que construir más del triple de las cárceles. Si sumamos y restamos los homicidios que se comenten, los que se resuelven y las audiencias que se realizan, jamás nos pondremos al día.

.
Tenemos que variar la competencia en los homicidios dolosos a nivel de circuito y que el Tribunal Superior se dedique a las apelaciones y otros proceso especiales por aquello de la doble instancia. Si por ejemplo, la división política territorial la adaptamos a la judicial y Chilibre, que pertenece a Panamá, tiene al lado a San Miguelito, que es otro circuito, pero se puede instalar un juzgado penal y una fiscalía de circuito, para que trabajen los casos con mayor facilidad, si lo que queremos es atacar el problema en el mismo lugar.

.
Con la aplicación del nuevo Código Procesal en este Distrito Judicial, que abarca desde la frontera con Colombia, a los límites con la provincia de Coclé, (Panamá, Colón, Darién y la Comarca de San Blas). ¿Qué esperamos para construir un Tribunal Superior en Colón? Si estos asuntos no se resuelven en la forma, menos se podrán solventar en el fondo.

.
Los procesos contra los servidores públicos, puede leer en el Artículo 2467 del Código Judicial: “El que promueva querella por delito o denuncia de la clase a que se refiere el Artículo 2464, deberá acompañar la prueba sumaria de su relato. En caso contrario o si tal prueba no constara por otro medio cualquiera, se ordenará su archivo. Para efectos de este Artículo se entiende por prueba sumaria cualquier medio probatorio que acredite el hecho punible atribuido”. Lo que hace es archivarlo con la primera opción.
Esta norma ofrece alternativas sobre la prueba sumaria como apreciamos: “En caso contrario o si tal prueba no constara por otro medio cualquiera, se ordenará su archivo”.

.
Es el instructor quien debe valorar la denuncia o querella, para escudriñar ese otro medio cualquiera, hasta lograr la recepción de la prueba. Claro que para ello se necesita la voluntad, para interpretar y aplicar la Ley, no en ese sentido literal, más bien con el entendimiento, con la formación, con el verdadero sentido hermenéutico con el que se debe valorar en derecho. Lo otro es que resulta cómodo para el juzgador medio interpretar la pauta.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

¿Quo Vadis? Panamá: De circos y payasadas, pifias y desplantes

¿Quo Vadis? Panamá: De circos y payasadas, pifias y desplantes

.
Ricardo Bermúdez A.
.

En el universo circense existe el Cirque du Soleil y los demás; uno produce maravillosos espectáculos; los otros, payasadas. El nuevo gobierno quiere ubicarnos en la categoría de “los demás”.

El dueño del circo pidió el registro migratorio de Figali; buscaron en la PC, ¡sorpresa!, no apareció, cundió la alarma; denunciaron que habían borrado los registros. La realidad: su nombre legal es Mohamed Al Nasser Al Fagali (o algo así).

Más pifias: Imitando el desplante de Amador, uno de los bufones corrió a “plantar bandera” en una propiedad que fue del Estado. Creyó que le “pertenecía” porque el Registro Público operó anteriormente en el edificio; Martinelli toma posesión de un relleno, lo declara propiedad del Estado y demuele las mejoras. Es decir, destruyó propiedad del Estado; anunciar carretera por Kuna Yala; exclusiones en Consejo Anticorrupción; el nepotismo en nombramientos diplomáticos; despidos masivos; TiroFijo Mulino “descubrió” que las cárceles son un “infierno”; Vallarino exige que los demás paguen, pero su grupo no pagó alrededor de B/300 millones en venta del Banistmo; la “aparición” de un helicóptero; en aduanas “descubren botín” que se entregó inventariado; anuncian Centro de Llamadas que ya existe en la CSS; la escogencia del Director de la CSS (era “Vox populi” que sería Sáez-Llorens, único invitado a Costa Rica), los otros dos, también excelentes profesionales sirvieron de relleno, como servirán los de la terna del IDAAN (Manuel González-Ruiz, no llegará por sus méritos, que los tiene, como profesional, empresario y hombre de bien); Igual que en gobiernos de “huesos viejos” llenará un espacio político del Molirena. ¿Dónde está el cambio?

Mientras, el “Gran Totem” de La Prensa”, con su doble moral, aplaude. En su artículo “Virtudes de la Democracia” (17-07-09), dice que “El dramático acto contra Figali ha sido aplaudido por toda la ciudadanía, a todos los niveles socioeconómicos”. ¡Mentira! Aparte de los opositores o adversarios recalcitrantes, de los ignorantes, alabarderos y payasos complacientes, aquellos que entienden el alcance y proyecciones de esos actos, los rechazan. Además, revestido de los extraordinarios poderes que le confiere su ego, “arrepintió” a Mulino del desplante de disparar a quien intente evadirse: No leyó lo que dijo el Panamá America: si Balbina hace lo que Martinelli la habrían tildado de “chavista” y llamado a su derrocamiento; si DDD hubiera autorizado los disparos, le habrían acusado de revivir la ley fuga de los militares. Es más, agrego yo, los habrían condenado a la hoguera y Eisenman himself, la organizaría y encendería con sus manos “sacrosantas”, acompañado de su cofradía de fariseos.

No defiendo a Figali, aplaudiría medidas ceñidas a la Ley; censuro el método y condeno la pasividad del gobierno anterior. Si fuera por actuar “a la brava” tendríamos que aceptar que a quien le matan un hijo (a), mate al victimario; que al conductor que asesina con su “Diablo Rojo” lo linchemos; a quien viole a una hija, lo violemos y colguemos, etc.

Frente a las arbitrariedades y abusos, el pisoteo a la Constitución y la Ley en el caso Bosco, los atropellos de la Asamblea con resoluciones y leyes retroactivas para crear espacios políticos para nombramientos, etc., ¿dónde están Angélica Maytin, Magaly Castillo, Bozo, Pangacho, Eisenman y demás miembros de la cofradía? ¡Aplaudiendo!

Los que hoy aplauden como Eisenman, Alfaro, etc, lo lamentarán cuando les toque a ellos, que les tocará.

.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.

Al trabajo sin más dilación

Al trabajo sin más dilación
.
Octavio Villalaz – Abogado
.

Gobiernos van y gobiernos vienen, los que llegan se enfrentan a la cruda realidad que las finanzas públicas no están tan sanas como decían y encuentran un despilfarro de dinero con viajes millonarios, injustificables e improductivos, que sí se utilizaran en debida forma podrían alimentar con 15 centavos de cada dólar a un niño o niña con una taza de comida y con 15 dólares a 10 niños o niñas por una semana, tal y como se desprende de la pagina web del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Así que tiremos cuenta: 28.6 millones de dólares gastados en viajes ¿Cuántos niños dejamos de alimentar?

Nos sorprende sobremanera los gastos realizados por un Ex Ministro de Trabajo que viajó a países de África y pregunto: ¿Para qué? Para hacer Safari o visitar las locaciones donde se filmaba el programa de televisión Daktari y su león bizco llamado Clarence. ¡Por Dios¡, no debemos utilizar el gobierno como agencia de viajes turísticas, por lo que debemos procurar que cada viaje costeado se use para el beneficio del pueblo.

Ya se ha visto en los medios de comunicación sobre irregularidades, investigaciones, hallazgos, denuncias y entuertos de otras administraciones, pero nos volvemos a preguntar : ¿Eso es lo qué necesitamos?. Bueno, no hay que descuidar el tema ya que como dice el dicho: “el que la hace la paga”, pero sí tenemos que mirar con luces largas, construir de aquí hacia adelante y no lamentarnos de hechos pasados. Ahora, con esto no quiero decir borrón y cuenta nueva.

Qué ganamos al enervar la sangre al ciudadano diciendo por ejemplo: “El DIMAUD es un desastre”, si lo que queremos es que nos recojan la basura de las calles eficientemente y pensando en beneficio al medio ambiente. Todos esos problemas los deben resolver las autoridades y buscar los mecanismos para hacer más eficientes y hacer uso de sus recursos para el desarrollo de programas para resolver los problemas de manera rápida. Hay que dejar de estar robando cámara, ya que la campaña política pasó y es el momento de trabajar.

Los servidores públicos, desde el más alto nivel, no deben llegar al gobierno solo a ocupar un puesto dejado por aquellos destituidos, o renunciados (renuncia pedida), no deben llegar a los puestos públicos solo a ocupar la silla y esperar que el tiempo pase para cobrar sus quincenas. ¡Pues No ¡. Se debe de cambiar la forma de funcionar del sistema en su totalidad y no digo solo cambiarle el nombre a las instituciones como si con eso solucionara el problema. Debemos ir más profundos. Si capacitan a los servidores públicos en todas las materias, se le otorga seguridad y estabilidad laboral, crear programas en desarrollo de las clases más necesitadas en coordinación con la empresa privada con la creación de una Ley de responsabilidad social, una real y efectiva coordinación entre las instituciones públicas, buena protección al consumidor, contención y transparencia en el gasto público, entre muchas otras.

Tenemos que salir de los marcos tradicionales, darle un “revolcón “, como decía un político criollo, a todo el sistema gubernamental. Eso costará mucho trabajo y a otros les dolerá, ya que no tendrán ganancias inescrupulosas que les proporciona la burocracia institucional, pero al final del camino se tiene que pensar en las mayorías, sin dejar a un lado a los inversionistas serios con ganas de trabajar junto al país y de la mano con su gente.

<>

Publicado el 5 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el credito que les corresponde.