Panamá, al primer mundo

.
Panamá, al primer mundo

.
Carlos Eduardo Rubio

.

Un grupo de copartidarios del Partido Popular, empezamos a soñar, pero sin bostezar. Queremos que Panamá sea un país de primer mundo, pero del siglo XXI, sin los problemas de los países desarrollados del siglo XX. Los estudios de Milton Henríquez sobre el tema nos hacen analizar que esto es posible, pero en una generación. Tomamos como prueba el ejemplo de Singapur, que se caracteriza por el sistema parlamentario inglés, una economía social de mercado abierta al mundo, además de que gozan de un equilibro ético y moral.

En otras palabras, para el año 2040, al menos unas 2040 personas, de la generación de los 20 y 40 años, debemos haber llevado a Panamá al primer mundo.

Pero para esto necesitamos un partido de primer mundo, que lleve el aparato estatal al primer mundo. En el Partido Popular requerimos de un estricto código de conducta, unos estatutos funcionales, formación política, tanques de pensamiento y una ideología social cristiana compartida por todos que nos haga actuar con telepatía. Los populares nos debemos destacar por ser una escuela de líderes y de principios, en vez de un club electoral.

Necesitamos llegar al poder público en 2014 a fin de que, como dije anteriormente, lograr que el aparato estatal sea de primer mundo, ejecutando programas, planes y creando leyes cuyo eje de la acción política lo sea la persona, respetando su dignidad y su potencialidad, y por último, aplicando los principios de solidaridad y subsidiariedad. Estas, al menos 2040 personas, incluye todos los puestos de elección popular y al menos 500 personas clave en el Ejecutivo, que gocen de todas las destrezas y capacidades para ejercer bien su rol.

Requerimos que este país, tenga las características de los países de primer mundo que son: democracia parlamentaria, economía de mercado y abierto al mundo, sólidas instituciones jurídicas y apego a la ley, alto capital social, cultura del ahorro y a la formación de capital, controles extremos mínimos (por que los controles morales funcionan bien). Se tutela la vida, la honra, los bienes y la fe pública, y por último, existe un sistema de rendición de cuentas.

¿Que es un sueño difícil de alcanzar? Sí, pero así de difícil fue lograr la democracia sinfraudes, la transparencia y la rendición de cuentas, la subordinación de los uniformados al poder civil y la panameñización del Canal de Panamá.

<>

Publicado el 4 de agosto de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: