Comercialización de la feria del libro 2009

.
COMERCIALIZACIÓN DE LA FERIA DEL LIBRO 2009
.
César E. Sanjur – Abogado
.
¿Han visto los comerciales de TV de la Feria del Libro de este año?

Sin desmeritar a ningún autor en particular, opino que no es buena idea alentar la cultura y el hábito de lectura en nuestro país con los libros que las personalidades que salen en las cuñas recomiendan… esta literatura de ‘autoayuda’ no estaba ni está en los planes de lectura de las escuelas (privadas y públicas); no sé en qué pensaban cuando incluyeron esos libros en el ‘marketing’ de la Feria… ¿qué pasó con ‘Moby Dick’, ‘Don Quijote de la Mancha’, ‘El Principito’, ‘La Ciudad y los Perros’, ‘Los Miserables’, ‘Los de Abajo’, y con nuestras obras nacionales como ‘Juventudes Exhaustas’, ‘Desertores’, etc.?

.
Una vez mi madre, luego de leer ciertas obras de la literatura universal, me comentó que las tramas y personajes de las mismas estaba llenas de buenos mensajes y modelos… ¿quién olvidaría el corazón de oro arrepentido de Jean Valjean, el interés humanístico y científico del profesor Pierre Aronnax bajo los mares, los consejos de Don Quijote a Sancho, la denuncia social que cantaba Martín Fierro, el amor por su pueblo de Sandokan, la amistad fraternal de los mosqueteros de Dumas, el amor cristiano del Tío Tom, la decisión libertadora de Huckleberry Finn, la dulzura infantil nunca perdida de Oliver Twist y del Principito, el supremo interés por la justicia de Sherlock Holmes, la noble y desinteresada valentía de Jim Hawkins y Cyrano de Bergerac?
.
¿Quien no aprendió a tenerle horror al crimen a través de Raskolnikov, Lady Macbeth, Long John Silver y el profesor Moriarty, horror a la venganza con el capitán Ahab y el inspector Javert, asco a la traición del corazón con Clitemnestra y Egisto, horror a la mentira, la mediocridad y la envidia con Yago y los Thernadier, horror al fanatismo religioso con Hester Prynne, horror a la ignorancia y a la estupidez con Scarlett O’Hara y el horror a el totalitarismo y la tiranía con Rousseau, Voltaire y Orwell?
¿Quién no ha reído y llorado con Gargantúa y Pantagruel, con Don Quijote y Sancho, con las almas de los griegos de Luciano de Samósata, con las ocurrencias de Tom Sawyer, la poesía de espadachín de Cyrano de Bergerac, con las ironías de Aaron Burr y las heroínas de Jane Austen?
.
Por otro lado, con la literatura se viaja a todos los lugares y tiempos de este mundo y de los mundos imaginarios… hay personas que, antes de poner un pie en Londres, la conocen a través de las novelas de Sherlock Holmes; muchos han visto a París transformarse gracias a Victor Hugo y los Dumas o ver la evolución de Buenos Aires con los cuentos de Mujica Lainez y las historias de Borges y Sábato… solo hay que recordar que Troya fue descubierta por un alemán que, de niño, leyó ‘La Ilíada’ y ‘La Odisea’.  Y hablando de Borges, no solamente será recordado por poner el Universo en un solo lugar en ‘El Aleph’; hace poco unos investigadores y escritores estadounidenses lo postularon como uno de los fundadores de la Internet a través del contenido de sus ensayos y cuentos…
.
No tengo nada contra Paulo Coelho ni otros autores de esta nueva tendencia. Pero recuerdo haberle mencionado a una amiga que se preciaba de leer sus libros – y nada más – que Coelho no ‘leyó’ a Coelho. Busque una biografía autorizada (y no autorizada, como las que están en boga en la Internet) del autor y se verá que el escritor, como tantos otros antes de él, leyó los grandes clásicos de la literatura universal, hecho comprobado por sus propias declaraciones en el sentido de que su obra más conocida, ‘El Alquimista’, fue inspirada en un cuento de Jorge Luis Borges. Ex nihilo nihil, dijo Linneo en su día.
.
Tomando lo anterior en consideración y adicionando la actitud intelectual de mi amiga, me pregunto: ¿Será que la literatura está pasando por un período de ‘comercialización’ en el sentido de que todo es producción en masa, dejando de lado la calidad en favor de la cantidad?   Ya que mencioné a Borges, sólo hay que recordar su magnífico cuento corto ‘La Casa de Asterión’, en el cual recrea, tal vez como nadie antes de él, todo el mito griego del Minotauro… en un cuento que cabe en dos páginas cortas.
.

Finalmente, algunos libros abrieron el camino de los logros científicos: el submarino, la propulsión eléctrica, los dirigibles, los viajes a la Luna y el fax con las obras de Julio Verne; las computadoras y la robótica con las novelas de Asimov y con ‘1984’ de Orwell, los hologramas con ‘La Invención de Morel’ (como le decía a mi esposa hace poco, mi PDA Palm T/X es descendiente directa del ‘Tricorder’ del señor Spock de ‘Star Trek’)…

.

Tal vez a esta fiebre podríamos bautizarla, con perdón de Milan Kundera, ‘La insoportable levedad del ser lector leve’, o sea, de ser un lector que en vez de ser iniciado con obras acordes a su edad y nivel de entendimiento (bueno, no es cuestión de poner a un niño de sexto grado a leer ‘Madame Bovary’), es expuesto a un agresivo ‘marketing’ superficial en el cual se le hace ver (como ahora) que sólo por leer cierto tipo de literatura, ya clasificada como de ‘autoayuda’ o ‘New Age’, el hipotético lector puede creerse a la altura de aquellos que alimentaron y alimentan su intelecto con obras más imperecederas, más profundas y en algunos casos, más voluminosas (todavía he de ver a un libro de autoayuda que supere las doscientas o trescientas páginas).

.

Y lo peor de todo es que, al vivir en una sociedad materialista como la nuestra en Panamá, en la que lo cultural y lo intelectual se estima como innecesario y a veces inútil, abogar por el libro y la lectura es toda una tarea de Sísifo. Pero es una que hay que librar, si queremos que las mentes de las futuras generaciones de formen y no se ‘malformen’.
.
Visto todo esto (y pudiendo escribir mucho más, sobre la música, la historia y la geografía), me pregunto: ¿todo lo anterior vale menos, cuenta menos que ‘Caldo de Pollo’?
.
Si es así, y si éste es el sentido generalizado (o que quieren generalizar en la juventud y ‘cultura’ actuales), entonces me declaro desde ahora hereje, apóstata, contrarrevolucionario y paria.

<>

Tomado de nota publicada por el autor,  para compartir,  el 12 de julio de 2009 en Facebook.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: