Impunes sicarios en Panamá

Impunes sicarios en Panamá

.

GENARO LÓPEZ
.

El Suntracs denunció durante el gobierno de Martín Torrijos la introducción del sicariato como método de la patronal para enfrentar a las organizaciones representativas de los intereses de la clase obrera. Sin embargo, la atención prestada por Torrijos puso en evidencia el contubernio de empresarios, autoridades y sicarios, cuyo propósito es imponer mediante chantajes, amenazas y crímenes condiciones de trabajo muy por debajo a las pactadas en el Convenio CAPAC-Suntracs.

El sicariato es un ataque directo contra el clasismo, contra la autonomía de las organizaciones sindicales, así como contra el derecho de los trabajadores a organizarse independiente, sin patronos o burócratas. Pero también se trata del intento de aterrorizar a todos los que luchan por sus derechos fundamentales.

En estos momentos, una vez más, nuestro sindicato es acechado por el sicariato, se trata de lo acontecido en el proyecto Panamá Internacional Terminal, que construye en la antigua base militar de Rodman la empresa A&D-V&C Consortiun, S.A. (cuyo representante legal es el ciudadano colombiano Juan Carlos Monzón), donde sicarios al servicio de la empresa disfrazados de sindicalistas (Sinticopp-CONATO) agredieron a varios miembros y representantes del Suntracs.

Uno de los agresores es Jacinto Padilla, implicado en el intento de asesinato del fiscal tercero de circuito de Colón encargado, Armando Gittens, hecho ocurrido en septiembre de 2006, a quien los policías al requisarlo le encontraron arma blanca y una determinada cantidad de droga, por lo que fue detenido.

El otro, Rogelio Ramos alias “Juana Peña” , implicado en el asesinato del compañero Osvaldo Lorenzo, hecho acaecido en agosto de 2006, en el proyecto de la autopista Panamá-Colón de la empresa Odebrecht, sindicado en el expediente de este caso, ordenándose su arresto y llamamiento a juicio el próximo 16 de noviembre; también denunciado por ordenar el apuñalamiento de directivos del Suntracs, por amenazar a periodistas y decomisar equipo y material fotográfico, por impedir y amenazar de muerte a funcionarios del Ministerio de Trabajo.Pese a estas denuncias y orden de captura, Ramos corrió como candidato a diputado en Colón por el Partido Liberal que apoyó a la candidata del PRD, Balbina Herrera.

Este hecho vuelve a poner en evidencia la impunidad que reina en el país, cuando peligrosos delincuentes actúan libremente en los centros de trabajo amedrentando a los obreros para imponer sindicatos amarillos, mientras que las autoridades del Ministerio Público, encabezadas por Ana Matilde Gómez, guardan silencio.

¿Cómo puede explicar la procuradora de la Nación esta situación de absoluta impunidad, cuando a casi dos años del asesinato de Osvaldo Lorenzo, el principal responsable de este homicidio sigue libre, pese a tener una orden de captura en su contra?

Así anda la Justicia en Panamá. Ante estos hechos, nos preguntamos ¿está en los planes del gobierno de Ricardo Martinelli y de las autoridades del Ministerio de Trabajo seguir fomentando el sicariato y el sindicalismo amarillo, como lo hizo el gobierno del PRD, en abierta violación a la libertad sindical y los derechos humanos y laborales?

Pese a la agresión y las amenazas los trabajadores se mantienen firmes en la lucha contra la falta de medidas de salud y seguridad, por el pago de salarios que adeuda la empresa y en defensa de su Sindicato (Suntracs).

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

Un ejemplo de complemento

Un ejemplo de complemento

.

MARIELA SAGEL

.

Siguiendo con el tema de cultura y turismo, he tenido la oportunidad de vivir la delirante actividad que se desarrolla en Montreal, Canadá, en época de verano, entre otras, el festival de jazz, que este año cumplió su aniversario número 30. Del 30 de junio al 12 de julio la ciudad se ha volcado en actividades que se realizan al aire libre, desde el mediodía hasta pasada la medianoche. Bandas de todas partes del mundo y figuras legendarias como Stevie Wonder, Wynston Marsalis, John Pizzarelli, los Van Van de Cuba, Jazzing Flamenco, Al Di Meola, Chucho Valdés y Tony Bennett, entre muchos otros, fueron el gran atractivo de una ciudad que tiene dos estaciones: la de invierno y la de construcción.

Aparte del delirio que se apodera de Montreal en estos días, los hoteles, mobiliario urbano (avisos en las paradas de buses), restaurantes, tiendas y demás se han hecho eco de tan singular evento. Los escaparates están decorados con el tema del festival, que este año tiene un logo más que atractivo y el “merchandising” aprovecha hasta el último recurso para dejar su sello inolvidable, de los que propios y ajenos no se pueden excluir.

De las cosas más interesantes que encontré en este revival, con Montreal de escenario, es el auspicio de entidades, tanto públicas como privadas, que no solo brindan su patrocinio, sino que montan sendos escenarios para que las bandas y artistas se presenten. Rio Tinto Alcan (empresa de aluminio), Bell, GM (al borde de la quiebra), SAQ (la versión pública del Felipe Motta de acá), TD Bank y Loto Quebec son apenas algunas de las responsables de la divulgación y puesta en escena del festival.

En cada hotel, en cada restaurante, en cada esquina está el programa para que nadie quede exento de contaminarse con la música magistral y los sonidos del jazz. La mayoría de las presentaciones son gratuitas y hay cafés instalados en la Place des Arts, para que, además de un evento musical, se convierta en un punto de encuentro y un destino familiar, como lo pueden ser los “malls” en nuestra versión criolla.

En los últimos años se ha hecho un gran esfuerzo por celebrar en Panamá un festival parecido y el mérito se le debe indiscutiblemente a Danilo Pérez. Entiendo que el jueves 9 de julio participó este insigne músico en una reunión en la Biblioteca Nacional, donde se elevó a debate el tema de la integración de las actividades culturales con las turísticas. Es probable que no me entere de los resultados antes que mande este artículo, pero estoy segura de que por la calidad de los participantes, la idea de complementar sin subordinar va por buen camino, tal como he tratado de aportar en mis dos artículos anteriores.

Pero no todo es música en esta ciudad, también hay competencia de fuegos artificiales, festival de la risa, festival de cine, y todos permean no solo a los visitantes, sino a los habitantes y estudiantes, familias y hasta mascotas. La municipalidad entiende lo de “ser cultos para ser libres” , como señaló José Martí.

La organización de eventos, como puede ser la Feria Internacional del Libro, no significa, como en nuestro país, un evento de un grupo de intelectuales o cretinos que leemos, sino una oportunidad para proyectarse al mundo entero y ofrecer entretenimiento sano y edificante a los residentes y visitantes.

En vísperas de la gran fiesta cultural que se celebrará del 19 al 23 de agosto, adoptemos con orgullo “Todos a leer” , para que seamos parte de esa gran masa de panameños que queremos avanzar hacia ser un pueblo educado y también libre.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

PRD y Carrera Administrativa

PRD y Carrera Administrativa

.

RAFAEL MONTES GÓMEZ
.

El tema de los problemas en la Carrera Administrativa apenas se advirtió en la transición y no se conocían en forma real las entrañas del monstruo.
Ha de suponerse que la Carrera Administrativa requiere de una evaluación previa del funcionario, sus créditos, sus competencias, sus capacidades, sus años de servicio y otros aspectos intrínsecos de una evaluación profesional.

Al llegar los funcionarios del gobierno Martinelli-Varela se han percatado de que el PRD ha jugado sucio con la Carrera Administrativa, con el único propósito de meter a su gente, una gente que ha dado permanencia a sus queridas, a los amigotes de ese partido y a las botellas.

Ni siquiera miraron de reojo a los funcionarios públicos que han trabajado para el Estado con esmero, eficiencia, profesionalismo y honestidad por muchos años. Aquellos que tenían hasta 20 años de servicio con mucho profesionalismo, simplemente quedaron excluidos por la sinvergüenzura del PRD.

¿Cómo sucedió esto? ¿Cómo es posible que se burlaran requisitos imprescindibles para ingresar a la Carrera Administrativa, como ser competente, tener los méritos, créditos, estudios y tiempo en el cargo?
Muy sencillo. Recuerden que el gobierno anterior, el del PRD, durante sus dos primeros años de mandato destituyó a una gran cantidad de funcionarios públicos con muchos años de servicio en el Estado y procedió a nombrar en su lugar a su gente.

Luego de esa “barrida” PRD, en el año 2007 montaron una estrategia específicamente, diseñada para favorecer a su gente dentro de las planillas del Estado. El PRD, intencionalmente, aprobó normas para violar la Ley de Carrera y meter a su gente sin que cumplieran esos requisitos. Así, obtuvieron la permanencia aquellos funcionarios que el gobierno del PRD había nombrado desde el inicio de su gestión con este mecanismo y con el único propósito de garantizarles un ingreso automático a la Carrera Administrativa.

Tras una revisión diligente se encontró que estos funcionarios favorecidos ni siquiera reúnen los méritos y han irrespetado el espíritu de la Carrera Administrativa. Lo más impresionante es que estos perredés quieren quedarse anclados en los puestos de confianza del nuevo gobierno, ganando altos salarios sin trabajar como es debido y escudándose con la Carrera Administrativa.

Conozco casos de terror y de viveza absoluta con estos señores que se han quedado, dizque amparados en la Carrera Administrativa, como conozco casos que entre toda una familia, distribuida en diferentes instituciones, ganan 20 mil dólares.

El gobierno Martinelli-Varela, el gobierno del cambio, tienen la obligación con el pueblo de acabar de una vez por todas con esta sinvergüenzura, protegiendo a los funcionarios que tienen décadas sin que se les haga justicia en lo laboral.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

De vuelta al aula para educar

De vuelta al aula para educar

.

VICENTE A. CABALLERO DIAZ

El profesor Federico Velásquez, catedrático de la Universidad de Panamá, en sus magistrales clases de mi primer año de la carrera de Geografía e Historia, puntualizaba con justificados razonamientos que la educación siempre ha de estar en crisis. Los avances tecnológicos, los descubrimientos científicos y hallazgos sorpresivos así lo determinaban.

Pero una cosa es esa brecha provocada por los hechos históricos de los tiempos, otra es la degeneración provocada por la negligencia, la indiferencia y el poco importa por parte de los gestores del proceso educativo, llámese hoy, la gran familia o comunidad educativa.

Apreciamos que ese panorama oscuro forma parte de la desintegración familiar, el desempleo, la pobreza, la desigualdad social, el surgimiento de una conducta social de antivalores que hoy, entre otros, corroen progresivamente a la familia.

Pero la famosa frase “vuelta al aula” , tomada por la señora ministra de Educación, acertadamente, conlleva también la toma de la bandera de Educar. Educar para que el infante, el joven o el adolescente se sientan más importantes, no solo como parte de un proceso técnico de enseñanzas, sino de su propia Escuela. Esta mística se ha perdido y nos importa un comino con la estructura física del plantel. La vuelta a Educar conlleva el deseo de sobrevivir, de llegar a ser más útil, a compartir con otros seres y compañeros de escuela a quienes debemos respeto.

Educar: ¡he aquí el arma más poderosa de que disponen los pueblos y de los ciudadanos que aspiramos a la convivencia y a la justicia social! Volver al aula para Educar, frase que suena hueca y se pierde en la atmósfera de los Centros Educativos, pero que tiene que bajar para fortalecer la conciencia nacional y hacer del alumno un ser útil, con elevados deseos de superación, con hábitos y actitudes deseables, que aprecie su vida como un ser pensante, autocrítico y de nobles sentimientos.

Educar a niños y jóvenes, no con un sentido de informar para cumplir una formal exigencia de papeles que se pierden en las frías gavetas administrativas. De vuelta al aula, no solo para transmitir conocimientos y experiencias. Educar en el aula para provocar aspiraciones y nuevos juicios en lo intelectual, social, económico, espiritual y tantas otras virtudes, hoy están empañadas.

El docente tiene que volver al aula con responsabilidad y puntualidad, con entrega, con alma y corazón, para que el padre de familia y el alumno brinden cariño y así rescatar su liderazgo. Volver al aula para Educar con libertad sin trabas provocadas por leyes traídas por los cabellos, con argumentos desfasados. Despertar en ese educar, al niño o al joven el cultivo de la belleza, de las artes, de la expresión oral, de las letras, de la poesía, el teatro, la comedia, los concursos y boletines mensuales que recogen la vida social, intelectual o educativa de la comunidad educativa.

De eso se trata, mi estimada señora ministra de Educación.

Yo viví 30 años en la educación y tuve la hermosa oportunidad de dirigir la Escuela Secundaria Nocturna y el glorioso Instituto Urracá. Y se hacían tareas propias de relaciones humanas dentro de un clima de responsabilidad y respeto.

Volver al aula para educar, como lo indica el apostolado de la enseñanza.

Dice el refrán que los tiempos pasados fueron mejores, pero estamos a tiempo, señora ministra, de rescatar esa bella época.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde

Caridad en la verdad

Caridad en la verdad

.

JORGE DE LAS CASAS
.

En la línea de encíclicas sociales que han hecho tradición en la Iglesia Católica, el Papa Benedicto XVI nos trae ahora este documento fruto de su reflexión humana y espiritual, en lo económico y social, “Caritas in veritate” para iluminar al mundo de hoy.

El Papa nos recuerda que caritas significa “amor” y es, en sus palabras, una dinámica que empuja al hombre al compromiso con la justicia y la paz. Puesto que Dios es el Amor y la Verdad absoluta, el cumplimiento de su plan en nosotros nos lleva a descubrir Su verdad y a amar como el Señor a los demás. El Papa reafirma también que la caridad —repito, el “amor”— “es la vía maestra de la doctrina social”, es, como diría Jesús “la síntesis de toda la ley”.

Me llaman la atención estas palabras del Pontífice Romano. Ella (la caridad) “ da la verdadera sustancia a la relación personal con Dios y con el prójimo; no es solo el principio de las microrrelaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también el de las macrorrelaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas ”. Y aquí es donde se ve el sentido de toda la acción social del hombre. Todo por los demás, todo por amor. No se trata solo de la caridad menesterosa tan frecuentemente traída y que no sirve de nada si no se da por amor. Se trata de la raíz que nutre esa y cualquier otra acción por los demás, el sentimiento de amor que se desborda por nuestros hermanos y debe empujarnos a pueblos y gobiernos en nuestras relaciones económicas y sociales.

De ella, de la caridad, dijo el Papa que nace la doctrina social de la Iglesia, la cual es “la verdad del amor de Cristo en la acción moral”. Con estas palabras por norte puede entenderse por qué la acción social, de gobierno y de justicia requiere de principios morales. Los problemas sociales —podemos entonces colegir— han nacido del olvido del otro, de la moralidad, de la verdad de Cristo (de Dios) sobre el hombre. Teniendo esto en cuenta, el Papa inicia sus aportes y reflexiones que todo hombre de buena voluntad debe leer.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

¡Presente, maestra!

¡Presente, maestra!

.

VÍCTOR FERNÁNDEZ-MIRANDA

Con cuánta nostalgia llega a nuestros oídos esta frase, en medio de la infortunada crisis que vive nuestro sistema educativo. Y es que en esta ocasión no quisiéramos ahondar más en los problemas que ya conocemos, sino provocar un espacio de reflexión en el que cada uno encuentre una forma de manifestarse y contribuir a que en nuestro país todo niño, aún en los lugares más recónditos, reciba una educación con la calidad y pertinencia que se merece.

Y hago énfasis en este término, porque pareciera que un alto porcentaje de nuestra población percibe la educación como un regalo y no un derecho, por lo que sin exigir, aceptan como satisfactorio lo poco que reciben.

El Consejo del Sector Privado para la Asistencia Educacional (CoSPAE), organización que me honro en presidir, celebra veinticinco años trabajando por la educación del país. Nuestro accionar ha impactado la vida de más de 16,000 niños, jóvenes y trabajadores panameños, ofreciéndoles la oportunidad de acceder a una mejor educación o formación. Ello a su vez ha incidido en la productividad y competitividad de miles de empresas y al fortalecimiento de la sociedad en general.

Este año, para reforzar nuestra labor, estamos lanzando la campaña “Presente, maestra” , cuyo propósito primordial es contribuir a que la educación sea reconocida y apreciada por todos los panameños(as) como un factor fundamental para lograr un desarrollo equitativo, competitivo y sostenible y despertar en la sociedad su sentido de compromiso con el devenir de la educación.

Empresarios, trabajadores, padres de familia, estudiantes, educadores, todos podemos y debemos decir presente en el tema educativo. Solo con nuestra concurrencia podremos lograr que en nuestras escuelas se formen verdaderos ciudadanos, con los conocimientos y las competencias necesarias para asegurarse una adecuada calidad de vida.

Además de propiciar este cambio de actitud en la ciudadanía, debemos contribuir a que ésta tenga acceso a información que le permita actuar y participar responsablemente. Por ello, paralela y conjuntamente con aliados estratégicos, estamos diseñando el primer Observatorio Panameño de Políticas Educativas (OPPED), que esperamos se convierta en una herramienta confiable y de utilidad, tanto para la ciudadanía como para los tomadores de decisiones en materia educativa.

Sus principales líneas de acción serán:

a) dar seguimiento permanente y sistemático de los avances de las políticas educativas, a partir de indicadores predefinidos;

b) promover espacios de expresión que aseguren la comunicación permanente con la ciudadanía, sobre problemas, logros, retos y oportunidades de la educación panameña; y

c) garantizar un flujo permanente de información objetiva y comprensible, que oriente a la ciudadanía y fortalezca su capacidad y criterio para valorar el desempeño de las instituciones educativas.

Este será el primero de una serie de artículos que esperamos sean recibidos, analizados y acogidos por ustedes, en beneficio del Panamá que todos anhelamos.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde

Lo público y privado en la TV

Lo público y privado en la TV

.
GERALDINE EMILIANI
.

“Los felices leen, los infelices ven televisión” es el título de un estudio reciente en que sociólogos de la Universidad de Maryland, basados en datos recopilados en 30 años, concluyen que las personas que no son felices pasan más tiempo viendo televisión, mientras que las personas que se describen como felices dedican más tiempo a leer libros, periódicos, revistas y relacionarse con los demás y les produce satisfacción a largo plazo, independientemente del nivel educativo, de ingresos, edad y estado civil.

Sería interesante realizar un estudio similar en nuestro país.
En el medio local televisivo encontramos ciertos programas que son dignos de apreciar. Sin embargo en otros, las infidelidades, odio, violencia, alcoholismo, santería, brujería, mentiras, traiciones, actitudes groseras, hábitos y comportamientos antisociales, obscenidades del lenguaje, pérdida del sentido de la autoridad, vulgaridad, frivolidad, conductas reprochables, imágenes distorsionada de la mujer y del sexo y confesiones privadas e intimidades de personas generalmente de sectores socioeconómicos bajos, forman parte del quehacer visual de los miles de televidentes, todo en nombre del menosprecio a la vida.

¿Con este estilo de hacer televisión se logra encarrilar las vidas desafortunadas de las personas?

¿Por qué la exhibición pública de la vida íntima, enredada y turbulenta puede generar atención? ¿Qué hay detrás de la producción de estos programas? ¿Por qué este género de producción puede resultar atractivo e interesante para muchos y repulsivo para otros?

Sencillo. Esto se debe al estilo de vida de las personas: el ser humano proviene de una estructura biopsicosocial. Por ejemplo, al hablar —disposición biológica— lo haces para que te escuchen y bajo un estímulo en que puedes conversar amenamente o agrediendo a tu interlocutor, en ese momento participa la parte psicológica; nadie está exento de convivir con otras personas, esta es la parte social del individuo.

La relación de proximidad entre la TV, la vida privada de las personas, de los objetivos de los productores, de la personalidad y estilo de los conductores y el televidente ha generado importantes beneficios económicos para las estaciones de TV, pero también utilidades simbólicas para un público hipnotizado e idiotizado entre diálogos hilarantes, enternecedores o en extremo irritantes y absurdos.

“Mercancías sexuales vivientes” , nombre que puedo atribuirle a algunas presentadoras de programas en vivo que después de hacerse las cirugías pertinentes llaman la atención no por la información de la noticia, sino que se convierten en facilitadoras en degradar la palabra “sexual” y con la complicidad de unos personajes que se hacen llamar sexólogas que con lujuria y morbosidad realizan entre ellos bailes eróticos, promocionando como salón de la fama a los “sex shops” , o cómo llegar al Punto G de la mujer, etc., todo un bagaje de sexo explícito que pareciera ser el resultado de personas que buscan mitigar conflictos sexuales no resueltos ante la mirada de chicos y jóvenes.

Hay que advertir que no hay género o formato perverso por naturaleza, son los dueños y productores de canales de televisión, sus conductores y la propia sociedad quienes les imprimen un rótulo particular, por diversas razones, algunas de las cuales han sido revisadas en el presente artículo. La televisión, utilizada con criterio, puede ser un medio eficaz para la educación en valores humanos y tenemos el derecho a exigir que ésta sea de calidad.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

El Partido Popular y su reingeniería

El Partido Popular y su reingeniería

.

JOSÉ DOMINGO TORRES
.

El Directorio Nacional del Partido Popular, realizado el pasado 30 mayo 2009, aprobó por unanimidad un comunicado en el que: “declara formalmente la terminación de la alianza político electoral con el Partido Revolucionario Democrático y anuncia que hará una oposición independiente y popular”.

Desde hace algunos días altos dirigentes del Partido Popular vienen anunciando lo que ellos denominan una reingeniería del Partido, que contempla varias etapas entre ellas: la consolidación y relanzamiento del mismo.

La iniciativa de reingeniería y relanzamiento del Partido es una tarea prioritaria para un partido político que estando en gobierno perdió más de 20 mil adherentes y que en la última contienda electoral obtuvo 35,459 votos presidenciales, treinta mil votos presidenciales menos que la campaña de 2004.

Si a esto le sumamos que a nivel nacional el PP solo obtuvo entre 11 a 14 representante de corregimiento y un diputado en la Comarca Ngöbe Bugle, y que la subsistencia como partido político se la debe a los votos de representantes de corregimientos, tenemos que concluir que definitivamente una reingeniería y relanzamiento es un proceso obligatorio para el Partido Popular.

Pero toda reingeniería debe partir de un análisis de dónde se está y por qué, de tal manera de no caer en los mismos errores en el nuevo proyecto que se pretende impulsar.

Y es allí donde demuestra debilidad el proyecto nacional de reingeniería del Partido Popular, porque a muchos de los dirigentes del PP se les olvida que el Partido y la Alianza que formaron perdieron las elecciones y creen que hay que hacer cambios en nombre del Partido y colores de su bandera, como si con eso se transformara el PP en un nuevo y vigoroso Partido Político; estos cambios cosméticos no son la solución al problema.

El problema del Partido Popular es más profundo. Durante los últimos cinco años de gobierno su dirigencia nacional, por estar en la piñata del poder, descuidó la organización y formación política de su membresía. Dos dirigentes de primera línea, como lo fueron el Dr. Salvador Real y Miguel Angel Ríos, renunciaron al Partido por la indiferencia con que eran tratados y hoy son diputados de la República por otros partidos políticos. Estos dos ejemplos se multiplicaron a lo largo del país con un mutismo impresionante de los dirigentes.

El Partido Popular hoy día, no es ni social, ni cristiano, como dicen sus voceros. Se ha perdido la identidad del Partido, su mística y comunicación con el electorado, su discurso de reconciliación usado para justificar su alianza con el PRD, solo se lo creen los que lo promovieron.

En 1994, después de conocer los resultados electorales que colocaban al entonces Partido Demócrata Cristiano en último lugar y que de 28 legisladores se pasó solo a uno, el presidente del Partido de ese entonces, Raúl Ossa de la Cruz, y el secretario general, Erick Fidel Santamaría, y sus subsecretarios presentaron sus renuncias a los cargos, se nombró una comisión ad hoc para realizar un Congreso Extraordinario y renovar toda la dirigencia nacional.

Eso es lo que se llama tener vergüenza política y desprendimiento, para dar paso a otros a que sigan adelante con el proyecto político.

Por eso, para mí, cualquier cambio que busque esa reingeniería en el PP pasa por la renuncia de la actual dirigencia política. Salvo el subsecretario general, Guillermo Ruiz, quien ha presentado su renuncia y el presidente del Partido, René Orillac, que ha manifestado que no tiene ninguna aspiración en el próximo congreso, el resto se aferra a sus cargos.

El Partido Popular tiene una gran oportunidad dentro de esta situación de crisis en que se encuentran actualmente. Puede optar por buscar, estudiar y consolidar un nuevo discurso político que lo mantenga cerca al electorado y cerca de las bases del Partido. Puede hacer suyo el proyecto de celebrar desde ya, hasta el próximo noviembre de 2010, el Cincuentenario de presencia del socialcristianismo en la República de Panamá.

Debe y está obligado a buscar nuevos dirigentes que lideren el proyecto de reingeniería y esos cuadros puede obtenerlos en el grupo de jóvenes del Partido, que tienen energía e ideas renovadoras y motivadores. Pueden y deben nutrir la nueva dirigencia de los candidatos a representantes, alcaldes y diputados de la pasada contienda electoral, como el Dr. Javier López, para mencionar un nombre.

Reingeniería sí, consolidación y relanzamiento de un nuevo proyecto del Partido Popular sí, con caras frescas y nuevas que le den credibilidad al nuevo discurso, empeñarse en hacerlo con la actual dirigencia es llevar el proyecto al fracaso.

<>

Publicado el 11 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Realidad internacional

Realidad internacional

.

RAMIRO GUERRA MORALES

.

Es extremadamente subjetivo pensar que el sistema capitalista mundial agoniza; que enfrenta una grave crisis, cierto, talvez la más difícil comparada con las de los años 20 y 30 del siglo pasado.

La actual crisis del sistema financiero ha venido afectando la producción y el comercio internacional, en tanto que la actividad crediticia se ha contraído y todo lo anterior viene apuntando a una merma en los ingresos de los estados nacionales, efectos que ya sentimos los panameños.

Por otro lado, el panorama descrito se articula a un ambiente mundial con EUA como actor de primera fila, donde destacan varios escenarios de conflictos que transitan de lo diplomático a lo bélico. La situación, según analistas de estos temas de geopolítica, pudieran ser más graves de lo que nos informan los poderes que controlan la información.

En Latinoamérica el mapa político ha variado sustancialmente con el surgimiento de regímenes, que, sin romper con el capitalismo, se reservan una independencia significativa frente a EUA y las estrategias neoliberales, contraponiendo a ellas enfoques que denominan populares de un socialismo del s. XXI. El mundo ha cambiado y hasta las llamadas derechas ya no se presentan tan abyectas y sumisas, pero siempre bajo el círculo de influencia del poder del norte.

En un eventual agravamiento de la situación internacional, lo más seguro es que EUA presionará en la Región, para modificar correlaciones de fuerzas.

En Honduras, de alguna manera, estas contradicciones se hacen sentir y siempre se buscarán pretextos, aún contra la institucionalidad democrática, para cambiar el mapa político, que más que responder a intereses nacionales se relacionan con uno o varios actores de poderes hegemónicos mundiales.

Recién en Panamá se instaló un nuevo gobierno, el presidente Ricardo Martinelli deberá actuar con mucha cautela. Un alineamiento a las corrientes neoliberales, en los términos que esbozara en su discurso, pudiera cursar algo de desfase y una política exterior condicionada y subordinada a intereses no necesariamente panameños, pudiera enredar la situación nacional.

Panamá debe continuar en la senda de la multilateralidad, buenas relaciones con todos los países de la Región y, lo más importante, centrar esfuerzos en el fortalecimiento de nuestra democracia social y participativa.

<>

Publicado el 11 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Futuro de los Derechos Humanos en Panamá

Futuro de los Derechos Humanos en Panamá

.

JAVIER A. RIVERA CEDEÑO

.

La pasada administración le dejó muchas cosas sin resolver a este nuevo gobierno y una de las cosas pendientes es enmendar esta Nación, para que pueda consolidarse como un Estado de Derecho, en el cual tenga como norte el respeto a los Derechos Humanos, la Constitución, las Leyes y los Convenios Internacionales.

Actualmente solicitamos de manera voluntaria acogernos a una solución amistosa conforme al Artículo 41 del Reglamento Interno de la Comisión Interamericana de la Organización de los Estados Americanos y el Literal F de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Somos el primer país a nivel mundial e Iberoamericano que sacamos, violando los Derechos Humanos y el ordenamiento jurídico, a nuestro defensor del Pueblo.

Esta Administración tiene la oportunidad de oro de elevar a Panamá en la más alta posición a nivel de los Derechos Humanos, devolviendo la credibilidad a la Defensoría del Pueblo, toda vez que la misma Institución recibió ataques solapados por personas que querían el control absoluto para que la misma estuviera silenciosa, dependiente y sin credibilidad, que es lo que debemos cambiar.

El 1 de julio de 2009 Panamá despertó con un país renovado y una Asamblea Nacional de Diputados de principios, justicia y equidad. Siempre conservaré en mi mente y corazón cuando, el jueves 29 de junio de 2006, un hombre honorable se levantó diciendo de manera valiente, alta y clara: “déjenlo defenderse, denle un Debido Proceso al Defensor del Pueblo”, en medio de la bancada del PRD, que era mayoría. Este señor, que hoy es presidente de la Asamblea Nacional, y el H.D. Vladimir Herrera demostraron lo más importante para los Derechos Humanos: independencia, justicia, valentía, calidad humana y principios; por eso pedimos ante la Comisión Interamericana y a este nuevo gobierno que nos permitan terminan el trabajo que comenzamos por el futuro de los Derechos Humanos en Panamá haciendo justicia en la Institución: Defensoría del Pueblo de Panamá.

<>

Publicado el 11 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Documento digno de consulta

Documento digno de consulta
.

PAULINO ROMERO C.
.

Hace aproximadamente 40 años, la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia de la República, presentó al Gobierno y al país, un documento de estudio de la realidad nacional titulado: “Estrategia para el Desarrollo Nacional: 1970-1980”.

Documentos como este no se han producido jamás durante los Gobiernos sucesivos, pese al tiempo en que se presentó (1969), y lo que en materia política ha transcurrido a la fecha, bajo regímenes militares y civiles, respectivamente.

Entonces existía como ahora, el Ministerio de la Presidencia, cuyas funciones y actividades se apoyaban en las recomendaciones técnicas de la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia. No era una Dirección burocrática, como el FES, FIS y otras Secretarías adscritas a la Presidencia, creadas en los últimos años. Era una Dirección General Técnica, con personal especializado, y con Departamento de Planificación y Secciones de Programación Económica, de Programación Sectorial y Proyectos, de Análisis y Evaluación de Proyectos, de Sección de Planificación Regional, de Sección de Estadísticas y de una Comisión de Estudios Interdisciplinarios para el Desarrollo de la Nacionalidad.

“Estrategia para el Desarrollo Nacional” , término con el cual se distinguen los objetivos globales que se desprenden de la evolución histórica de Panamá y del análisis de las perspectivas que se presentan para su logro, es, pues, un documento digno de consulta. Los objetivos definidos en su contenido, son imprescindibles para guiar el comportamiento de la Nación panameña hacia el desarrollo de su potencial.

No es un documento histórico final ni mucho menos exhaustivo. Su propósito fue mucho más modesto: orientar al Gobierno Nacional e informar a la opinión pública sobre las posibilidades que se presentan a Panamá para mejorar la calidad de vida de los panameños y fortalecer su independencia política y económica.

Con ese esfuerzo se pretendía enfocar la realidad panameña y las posibilidades de desarrollo nacional. Los temas de la Estrategia, los que serían nutridos con criterios, elementos de juicio y de informaciones sobre las alternativas que deberían ser tomados en cuenta en el proceso de adoptar decisiones que afectaran al bienestar nacional.

Lamentablemente, la Dirección General de Planificación y Administración de la Presidencia fue eliminada a mediados de los años 70 y, desde entonces hasta el 30 de junio de 2009, el Ministerio de la Presidencia debió limitar sus funciones al clientelismo político.

Además, durante este último quinquenio, siguiendo instrucciones directrices del supuesto “Despacho de la Primera Dama” (sin base legal ni jurídica), se ocupó también de desarrollar programas sociales de interés particular, como si fueran problemas de Estado.

Sería de desear que el nuevo Gobierno por el Cambio, consultara el documento a que hacemos referencia: “Buscaba los medios, por una parte, de estructurar un mayor dominio sobre los recursos y por otra, de dar una nueva orientación de la economía, a fin de hacerla cada vez menos dependiente del recurso mayor explotado hasta ahora, la posición geográfica y las actividades derivadas de sus recursos”.

Estos, por razones de la magnitud de los esfuerzos requeridos, necesariamente imponen soluciones a largo plazo, que en todo momento deben coordinarse con las decisiones que se tomen en el ejercicio diario de la función de gobierno, para establecer continuidad y consistencia.

<>

Publicado el 11 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Épocas, Colón y sus sastres 1950 – 1970

Épocas, Colón y sus sastres 1950 – 1970

.

RAYMOND GRANT – Panameño residente en Washington, D.C.
.

Nuestro paisano Nick Nell Macías, de nuestra comunidad en California, y sus colaboradores acaban de concretar una fascinante obra titulada “Pocrí de Aguadulce, recuerdos y un legado”.

Para Nick y sus colaboradores y para nuestros sujetos biográficos, he aquí un capítulo que ocuparía un espacio importante en una obra correspondiente sobre mis memorias colonenses.

Para la década del 60 un corte de pantalón costaba de $3 a $5. Éramos nosotros y nuestros sastres, de un Colón que derrumbó barreras socioculturales a partir de nuestra participación en el sistema educativo, los deportes y en la pujante dinámica que involucraba el vestir con todos los yerros para participar en las celebraciones cívicas y culturales de la época.

En preparación a los eventos a veces uno se iba solo o en grupo, como decimos en inglés, de “window shopping” por las vidrieras de los almacenes, viendo las mercancías y demás. Los almacenes, las sastrerías, las barberías y las casas de empeño, se engrandecían en las vísperas de las celebraciones. Y las rifas de mercancía de “nickle and dime” , es decir, “de a real y diez centavos” , estaban por todos lados para alzar los muy necesitados fondos.

Me parece que el almacén “Capri” era uno de los más vistosos y más variados. Por otra parte, almacenes como El Manhattan y Casa Yoros y El Encanto, se distinguían por vender buenas telas para hacer camisas. Para los pantalones los cortes de tela “tornasol” eran los más populares. También se podían obtener los cortes de tela tornasol donde “Malca” , en el mercado, claro, después de una rebatiña, donde al fin y al cabo, la casa perdía, pero se reía.

Los sastres en Colón abundaban y los conocíamos por un apodo o por su primer nombre. Entre ellos recuerdo a: “Benja” , Carlos Mckay, Miguelito Vargas, “Búho” Vargas, Ricky Reed, “Chachín” , Hernán Myles, Camilo, los Isaac, “Chito” , “Cisco” , “Papi” , “Kichina” , “Roach” , mi vecino Miguel Hill, y otros, cuyos nombres se me escapan por el momento.

En la construcción de la pieza de pantalón, dícese que la parte más complicada eran los bolsillos. Con las camisas, entiendo la parte más dificultosa eran los cuellos. Pero el problema con nuestros sastres siempre era la bobina. Si uno llegaba, y la pieza no estaba lista, la excusa de siempre era “se me jodió la bobina”.

Siempre habrá diferencias de opiniones sobre cuál era el mejor y nuestros muy recordados sastres tendrán sus opiniones personales y profesionales sobre ello. Pero en la opinión de este servidor, Carlos Mckay, mi paisano de la birria de sol y lluvia, para complementar sus arduas labores en la bobina, tenía su buena clientela.

Claro, el más reconocido de todos los sastres en Colón es William Donadío, habiendo alcanzado los niveles de maestro de sastrería. En uno de los capítulos de su obra “Recuerdos del Colón que conocí” , William Donadío nos habla sobre los primeros sastres que surgieron en nuestra provincia cuando él se iniciaba en la profesión. La obra también relata e ilustra el impacto de eventos como la insurrección de Colón y la invasión de 1989.

Este miércoles y jueves pasados los colonenses de mi generación radicados en New York intercalaron turnos para rendir una despedida final a uno de los nuestros, quien con dedicado esmero y sacrifico, midió, cortó y luego cosió pantalones y camisas para su clientela durante nuestra trayectoria en Colón.

Antes de su fallecimiento, Hernán Myles (q.e.p.d) se había acogido a la jubilación de sus labores de administración en una institución del Estado de New York.

<>

Publicado el 11 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde.