Impunes sicarios en Panamá

Impunes sicarios en Panamá

.

GENARO LÓPEZ
.

El Suntracs denunció durante el gobierno de Martín Torrijos la introducción del sicariato como método de la patronal para enfrentar a las organizaciones representativas de los intereses de la clase obrera. Sin embargo, la atención prestada por Torrijos puso en evidencia el contubernio de empresarios, autoridades y sicarios, cuyo propósito es imponer mediante chantajes, amenazas y crímenes condiciones de trabajo muy por debajo a las pactadas en el Convenio CAPAC-Suntracs.

El sicariato es un ataque directo contra el clasismo, contra la autonomía de las organizaciones sindicales, así como contra el derecho de los trabajadores a organizarse independiente, sin patronos o burócratas. Pero también se trata del intento de aterrorizar a todos los que luchan por sus derechos fundamentales.

En estos momentos, una vez más, nuestro sindicato es acechado por el sicariato, se trata de lo acontecido en el proyecto Panamá Internacional Terminal, que construye en la antigua base militar de Rodman la empresa A&D-V&C Consortiun, S.A. (cuyo representante legal es el ciudadano colombiano Juan Carlos Monzón), donde sicarios al servicio de la empresa disfrazados de sindicalistas (Sinticopp-CONATO) agredieron a varios miembros y representantes del Suntracs.

Uno de los agresores es Jacinto Padilla, implicado en el intento de asesinato del fiscal tercero de circuito de Colón encargado, Armando Gittens, hecho ocurrido en septiembre de 2006, a quien los policías al requisarlo le encontraron arma blanca y una determinada cantidad de droga, por lo que fue detenido.

El otro, Rogelio Ramos alias “Juana Peña” , implicado en el asesinato del compañero Osvaldo Lorenzo, hecho acaecido en agosto de 2006, en el proyecto de la autopista Panamá-Colón de la empresa Odebrecht, sindicado en el expediente de este caso, ordenándose su arresto y llamamiento a juicio el próximo 16 de noviembre; también denunciado por ordenar el apuñalamiento de directivos del Suntracs, por amenazar a periodistas y decomisar equipo y material fotográfico, por impedir y amenazar de muerte a funcionarios del Ministerio de Trabajo.Pese a estas denuncias y orden de captura, Ramos corrió como candidato a diputado en Colón por el Partido Liberal que apoyó a la candidata del PRD, Balbina Herrera.

Este hecho vuelve a poner en evidencia la impunidad que reina en el país, cuando peligrosos delincuentes actúan libremente en los centros de trabajo amedrentando a los obreros para imponer sindicatos amarillos, mientras que las autoridades del Ministerio Público, encabezadas por Ana Matilde Gómez, guardan silencio.

¿Cómo puede explicar la procuradora de la Nación esta situación de absoluta impunidad, cuando a casi dos años del asesinato de Osvaldo Lorenzo, el principal responsable de este homicidio sigue libre, pese a tener una orden de captura en su contra?

Así anda la Justicia en Panamá. Ante estos hechos, nos preguntamos ¿está en los planes del gobierno de Ricardo Martinelli y de las autoridades del Ministerio de Trabajo seguir fomentando el sicariato y el sindicalismo amarillo, como lo hizo el gobierno del PRD, en abierta violación a la libertad sindical y los derechos humanos y laborales?

Pese a la agresión y las amenazas los trabajadores se mantienen firmes en la lucha contra la falta de medidas de salud y seguridad, por el pago de salarios que adeuda la empresa y en defensa de su Sindicato (Suntracs).

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

Un ejemplo de complemento

Un ejemplo de complemento

.

MARIELA SAGEL

.

Siguiendo con el tema de cultura y turismo, he tenido la oportunidad de vivir la delirante actividad que se desarrolla en Montreal, Canadá, en época de verano, entre otras, el festival de jazz, que este año cumplió su aniversario número 30. Del 30 de junio al 12 de julio la ciudad se ha volcado en actividades que se realizan al aire libre, desde el mediodía hasta pasada la medianoche. Bandas de todas partes del mundo y figuras legendarias como Stevie Wonder, Wynston Marsalis, John Pizzarelli, los Van Van de Cuba, Jazzing Flamenco, Al Di Meola, Chucho Valdés y Tony Bennett, entre muchos otros, fueron el gran atractivo de una ciudad que tiene dos estaciones: la de invierno y la de construcción.

Aparte del delirio que se apodera de Montreal en estos días, los hoteles, mobiliario urbano (avisos en las paradas de buses), restaurantes, tiendas y demás se han hecho eco de tan singular evento. Los escaparates están decorados con el tema del festival, que este año tiene un logo más que atractivo y el “merchandising” aprovecha hasta el último recurso para dejar su sello inolvidable, de los que propios y ajenos no se pueden excluir.

De las cosas más interesantes que encontré en este revival, con Montreal de escenario, es el auspicio de entidades, tanto públicas como privadas, que no solo brindan su patrocinio, sino que montan sendos escenarios para que las bandas y artistas se presenten. Rio Tinto Alcan (empresa de aluminio), Bell, GM (al borde de la quiebra), SAQ (la versión pública del Felipe Motta de acá), TD Bank y Loto Quebec son apenas algunas de las responsables de la divulgación y puesta en escena del festival.

En cada hotel, en cada restaurante, en cada esquina está el programa para que nadie quede exento de contaminarse con la música magistral y los sonidos del jazz. La mayoría de las presentaciones son gratuitas y hay cafés instalados en la Place des Arts, para que, además de un evento musical, se convierta en un punto de encuentro y un destino familiar, como lo pueden ser los “malls” en nuestra versión criolla.

En los últimos años se ha hecho un gran esfuerzo por celebrar en Panamá un festival parecido y el mérito se le debe indiscutiblemente a Danilo Pérez. Entiendo que el jueves 9 de julio participó este insigne músico en una reunión en la Biblioteca Nacional, donde se elevó a debate el tema de la integración de las actividades culturales con las turísticas. Es probable que no me entere de los resultados antes que mande este artículo, pero estoy segura de que por la calidad de los participantes, la idea de complementar sin subordinar va por buen camino, tal como he tratado de aportar en mis dos artículos anteriores.

Pero no todo es música en esta ciudad, también hay competencia de fuegos artificiales, festival de la risa, festival de cine, y todos permean no solo a los visitantes, sino a los habitantes y estudiantes, familias y hasta mascotas. La municipalidad entiende lo de “ser cultos para ser libres” , como señaló José Martí.

La organización de eventos, como puede ser la Feria Internacional del Libro, no significa, como en nuestro país, un evento de un grupo de intelectuales o cretinos que leemos, sino una oportunidad para proyectarse al mundo entero y ofrecer entretenimiento sano y edificante a los residentes y visitantes.

En vísperas de la gran fiesta cultural que se celebrará del 19 al 23 de agosto, adoptemos con orgullo “Todos a leer” , para que seamos parte de esa gran masa de panameños que queremos avanzar hacia ser un pueblo educado y también libre.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

PRD y Carrera Administrativa

PRD y Carrera Administrativa

.

RAFAEL MONTES GÓMEZ
.

El tema de los problemas en la Carrera Administrativa apenas se advirtió en la transición y no se conocían en forma real las entrañas del monstruo.
Ha de suponerse que la Carrera Administrativa requiere de una evaluación previa del funcionario, sus créditos, sus competencias, sus capacidades, sus años de servicio y otros aspectos intrínsecos de una evaluación profesional.

Al llegar los funcionarios del gobierno Martinelli-Varela se han percatado de que el PRD ha jugado sucio con la Carrera Administrativa, con el único propósito de meter a su gente, una gente que ha dado permanencia a sus queridas, a los amigotes de ese partido y a las botellas.

Ni siquiera miraron de reojo a los funcionarios públicos que han trabajado para el Estado con esmero, eficiencia, profesionalismo y honestidad por muchos años. Aquellos que tenían hasta 20 años de servicio con mucho profesionalismo, simplemente quedaron excluidos por la sinvergüenzura del PRD.

¿Cómo sucedió esto? ¿Cómo es posible que se burlaran requisitos imprescindibles para ingresar a la Carrera Administrativa, como ser competente, tener los méritos, créditos, estudios y tiempo en el cargo?
Muy sencillo. Recuerden que el gobierno anterior, el del PRD, durante sus dos primeros años de mandato destituyó a una gran cantidad de funcionarios públicos con muchos años de servicio en el Estado y procedió a nombrar en su lugar a su gente.

Luego de esa “barrida” PRD, en el año 2007 montaron una estrategia específicamente, diseñada para favorecer a su gente dentro de las planillas del Estado. El PRD, intencionalmente, aprobó normas para violar la Ley de Carrera y meter a su gente sin que cumplieran esos requisitos. Así, obtuvieron la permanencia aquellos funcionarios que el gobierno del PRD había nombrado desde el inicio de su gestión con este mecanismo y con el único propósito de garantizarles un ingreso automático a la Carrera Administrativa.

Tras una revisión diligente se encontró que estos funcionarios favorecidos ni siquiera reúnen los méritos y han irrespetado el espíritu de la Carrera Administrativa. Lo más impresionante es que estos perredés quieren quedarse anclados en los puestos de confianza del nuevo gobierno, ganando altos salarios sin trabajar como es debido y escudándose con la Carrera Administrativa.

Conozco casos de terror y de viveza absoluta con estos señores que se han quedado, dizque amparados en la Carrera Administrativa, como conozco casos que entre toda una familia, distribuida en diferentes instituciones, ganan 20 mil dólares.

El gobierno Martinelli-Varela, el gobierno del cambio, tienen la obligación con el pueblo de acabar de una vez por todas con esta sinvergüenzura, protegiendo a los funcionarios que tienen décadas sin que se les haga justicia en lo laboral.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

De vuelta al aula para educar

De vuelta al aula para educar

.

VICENTE A. CABALLERO DIAZ

El profesor Federico Velásquez, catedrático de la Universidad de Panamá, en sus magistrales clases de mi primer año de la carrera de Geografía e Historia, puntualizaba con justificados razonamientos que la educación siempre ha de estar en crisis. Los avances tecnológicos, los descubrimientos científicos y hallazgos sorpresivos así lo determinaban.

Pero una cosa es esa brecha provocada por los hechos históricos de los tiempos, otra es la degeneración provocada por la negligencia, la indiferencia y el poco importa por parte de los gestores del proceso educativo, llámese hoy, la gran familia o comunidad educativa.

Apreciamos que ese panorama oscuro forma parte de la desintegración familiar, el desempleo, la pobreza, la desigualdad social, el surgimiento de una conducta social de antivalores que hoy, entre otros, corroen progresivamente a la familia.

Pero la famosa frase “vuelta al aula” , tomada por la señora ministra de Educación, acertadamente, conlleva también la toma de la bandera de Educar. Educar para que el infante, el joven o el adolescente se sientan más importantes, no solo como parte de un proceso técnico de enseñanzas, sino de su propia Escuela. Esta mística se ha perdido y nos importa un comino con la estructura física del plantel. La vuelta a Educar conlleva el deseo de sobrevivir, de llegar a ser más útil, a compartir con otros seres y compañeros de escuela a quienes debemos respeto.

Educar: ¡he aquí el arma más poderosa de que disponen los pueblos y de los ciudadanos que aspiramos a la convivencia y a la justicia social! Volver al aula para Educar, frase que suena hueca y se pierde en la atmósfera de los Centros Educativos, pero que tiene que bajar para fortalecer la conciencia nacional y hacer del alumno un ser útil, con elevados deseos de superación, con hábitos y actitudes deseables, que aprecie su vida como un ser pensante, autocrítico y de nobles sentimientos.

Educar a niños y jóvenes, no con un sentido de informar para cumplir una formal exigencia de papeles que se pierden en las frías gavetas administrativas. De vuelta al aula, no solo para transmitir conocimientos y experiencias. Educar en el aula para provocar aspiraciones y nuevos juicios en lo intelectual, social, económico, espiritual y tantas otras virtudes, hoy están empañadas.

El docente tiene que volver al aula con responsabilidad y puntualidad, con entrega, con alma y corazón, para que el padre de familia y el alumno brinden cariño y así rescatar su liderazgo. Volver al aula para Educar con libertad sin trabas provocadas por leyes traídas por los cabellos, con argumentos desfasados. Despertar en ese educar, al niño o al joven el cultivo de la belleza, de las artes, de la expresión oral, de las letras, de la poesía, el teatro, la comedia, los concursos y boletines mensuales que recogen la vida social, intelectual o educativa de la comunidad educativa.

De eso se trata, mi estimada señora ministra de Educación.

Yo viví 30 años en la educación y tuve la hermosa oportunidad de dirigir la Escuela Secundaria Nocturna y el glorioso Instituto Urracá. Y se hacían tareas propias de relaciones humanas dentro de un clima de responsabilidad y respeto.

Volver al aula para educar, como lo indica el apostolado de la enseñanza.

Dice el refrán que los tiempos pasados fueron mejores, pero estamos a tiempo, señora ministra, de rescatar esa bella época.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde

Caridad en la verdad

Caridad en la verdad

.

JORGE DE LAS CASAS
.

En la línea de encíclicas sociales que han hecho tradición en la Iglesia Católica, el Papa Benedicto XVI nos trae ahora este documento fruto de su reflexión humana y espiritual, en lo económico y social, “Caritas in veritate” para iluminar al mundo de hoy.

El Papa nos recuerda que caritas significa “amor” y es, en sus palabras, una dinámica que empuja al hombre al compromiso con la justicia y la paz. Puesto que Dios es el Amor y la Verdad absoluta, el cumplimiento de su plan en nosotros nos lleva a descubrir Su verdad y a amar como el Señor a los demás. El Papa reafirma también que la caridad —repito, el “amor”— “es la vía maestra de la doctrina social”, es, como diría Jesús “la síntesis de toda la ley”.

Me llaman la atención estas palabras del Pontífice Romano. Ella (la caridad) “ da la verdadera sustancia a la relación personal con Dios y con el prójimo; no es solo el principio de las microrrelaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también el de las macrorrelaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas ”. Y aquí es donde se ve el sentido de toda la acción social del hombre. Todo por los demás, todo por amor. No se trata solo de la caridad menesterosa tan frecuentemente traída y que no sirve de nada si no se da por amor. Se trata de la raíz que nutre esa y cualquier otra acción por los demás, el sentimiento de amor que se desborda por nuestros hermanos y debe empujarnos a pueblos y gobiernos en nuestras relaciones económicas y sociales.

De ella, de la caridad, dijo el Papa que nace la doctrina social de la Iglesia, la cual es “la verdad del amor de Cristo en la acción moral”. Con estas palabras por norte puede entenderse por qué la acción social, de gobierno y de justicia requiere de principios morales. Los problemas sociales —podemos entonces colegir— han nacido del olvido del otro, de la moralidad, de la verdad de Cristo (de Dios) sobre el hombre. Teniendo esto en cuenta, el Papa inicia sus aportes y reflexiones que todo hombre de buena voluntad debe leer.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde

¡Presente, maestra!

¡Presente, maestra!

.

VÍCTOR FERNÁNDEZ-MIRANDA

Con cuánta nostalgia llega a nuestros oídos esta frase, en medio de la infortunada crisis que vive nuestro sistema educativo. Y es que en esta ocasión no quisiéramos ahondar más en los problemas que ya conocemos, sino provocar un espacio de reflexión en el que cada uno encuentre una forma de manifestarse y contribuir a que en nuestro país todo niño, aún en los lugares más recónditos, reciba una educación con la calidad y pertinencia que se merece.

Y hago énfasis en este término, porque pareciera que un alto porcentaje de nuestra población percibe la educación como un regalo y no un derecho, por lo que sin exigir, aceptan como satisfactorio lo poco que reciben.

El Consejo del Sector Privado para la Asistencia Educacional (CoSPAE), organización que me honro en presidir, celebra veinticinco años trabajando por la educación del país. Nuestro accionar ha impactado la vida de más de 16,000 niños, jóvenes y trabajadores panameños, ofreciéndoles la oportunidad de acceder a una mejor educación o formación. Ello a su vez ha incidido en la productividad y competitividad de miles de empresas y al fortalecimiento de la sociedad en general.

Este año, para reforzar nuestra labor, estamos lanzando la campaña “Presente, maestra” , cuyo propósito primordial es contribuir a que la educación sea reconocida y apreciada por todos los panameños(as) como un factor fundamental para lograr un desarrollo equitativo, competitivo y sostenible y despertar en la sociedad su sentido de compromiso con el devenir de la educación.

Empresarios, trabajadores, padres de familia, estudiantes, educadores, todos podemos y debemos decir presente en el tema educativo. Solo con nuestra concurrencia podremos lograr que en nuestras escuelas se formen verdaderos ciudadanos, con los conocimientos y las competencias necesarias para asegurarse una adecuada calidad de vida.

Además de propiciar este cambio de actitud en la ciudadanía, debemos contribuir a que ésta tenga acceso a información que le permita actuar y participar responsablemente. Por ello, paralela y conjuntamente con aliados estratégicos, estamos diseñando el primer Observatorio Panameño de Políticas Educativas (OPPED), que esperamos se convierta en una herramienta confiable y de utilidad, tanto para la ciudadanía como para los tomadores de decisiones en materia educativa.

Sus principales líneas de acción serán:

a) dar seguimiento permanente y sistemático de los avances de las políticas educativas, a partir de indicadores predefinidos;

b) promover espacios de expresión que aseguren la comunicación permanente con la ciudadanía, sobre problemas, logros, retos y oportunidades de la educación panameña; y

c) garantizar un flujo permanente de información objetiva y comprensible, que oriente a la ciudadanía y fortalezca su capacidad y criterio para valorar el desempeño de las instituciones educativas.

Este será el primero de una serie de artículos que esperamos sean recibidos, analizados y acogidos por ustedes, en beneficio del Panamá que todos anhelamos.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá,  a quien damos todo el crédito que le corresponde

Lo público y privado en la TV

Lo público y privado en la TV

.
GERALDINE EMILIANI
.

“Los felices leen, los infelices ven televisión” es el título de un estudio reciente en que sociólogos de la Universidad de Maryland, basados en datos recopilados en 30 años, concluyen que las personas que no son felices pasan más tiempo viendo televisión, mientras que las personas que se describen como felices dedican más tiempo a leer libros, periódicos, revistas y relacionarse con los demás y les produce satisfacción a largo plazo, independientemente del nivel educativo, de ingresos, edad y estado civil.

Sería interesante realizar un estudio similar en nuestro país.
En el medio local televisivo encontramos ciertos programas que son dignos de apreciar. Sin embargo en otros, las infidelidades, odio, violencia, alcoholismo, santería, brujería, mentiras, traiciones, actitudes groseras, hábitos y comportamientos antisociales, obscenidades del lenguaje, pérdida del sentido de la autoridad, vulgaridad, frivolidad, conductas reprochables, imágenes distorsionada de la mujer y del sexo y confesiones privadas e intimidades de personas generalmente de sectores socioeconómicos bajos, forman parte del quehacer visual de los miles de televidentes, todo en nombre del menosprecio a la vida.

¿Con este estilo de hacer televisión se logra encarrilar las vidas desafortunadas de las personas?

¿Por qué la exhibición pública de la vida íntima, enredada y turbulenta puede generar atención? ¿Qué hay detrás de la producción de estos programas? ¿Por qué este género de producción puede resultar atractivo e interesante para muchos y repulsivo para otros?

Sencillo. Esto se debe al estilo de vida de las personas: el ser humano proviene de una estructura biopsicosocial. Por ejemplo, al hablar —disposición biológica— lo haces para que te escuchen y bajo un estímulo en que puedes conversar amenamente o agrediendo a tu interlocutor, en ese momento participa la parte psicológica; nadie está exento de convivir con otras personas, esta es la parte social del individuo.

La relación de proximidad entre la TV, la vida privada de las personas, de los objetivos de los productores, de la personalidad y estilo de los conductores y el televidente ha generado importantes beneficios económicos para las estaciones de TV, pero también utilidades simbólicas para un público hipnotizado e idiotizado entre diálogos hilarantes, enternecedores o en extremo irritantes y absurdos.

“Mercancías sexuales vivientes” , nombre que puedo atribuirle a algunas presentadoras de programas en vivo que después de hacerse las cirugías pertinentes llaman la atención no por la información de la noticia, sino que se convierten en facilitadoras en degradar la palabra “sexual” y con la complicidad de unos personajes que se hacen llamar sexólogas que con lujuria y morbosidad realizan entre ellos bailes eróticos, promocionando como salón de la fama a los “sex shops” , o cómo llegar al Punto G de la mujer, etc., todo un bagaje de sexo explícito que pareciera ser el resultado de personas que buscan mitigar conflictos sexuales no resueltos ante la mirada de chicos y jóvenes.

Hay que advertir que no hay género o formato perverso por naturaleza, son los dueños y productores de canales de televisión, sus conductores y la propia sociedad quienes les imprimen un rótulo particular, por diversas razones, algunas de las cuales han sido revisadas en el presente artículo. La televisión, utilizada con criterio, puede ser un medio eficaz para la educación en valores humanos y tenemos el derecho a exigir que ésta sea de calidad.

<>

Publicado el 12 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos todo el crédito que le corresponde