Engaños al terminar el gobierno

Cuando leíamos ayer el siguiente artículo, se estaba inaugurando la Cinta Costera, proyecto del gobierno de Martín Torrijos que mayores interrogantes,  controversias, denuncias y comentarios negativos ha originado.

Una de las principales interrogantes tiene que ver sobre el exhorbitante costo de la misma.  ¿ Cuanto realmente costó la construcción de la Cinta Costera?

Si se llegara a establecer esa cantidad,  muchas respuestas emergerían sobre el resto de las interrogantes planteadas.

El artículo que enlazamos a continuación, tomado del Diario La Prensa, trata de una manera muy particular del autor,  de  ilustrarnos  este aspecto para beneficio de todos.

Héctor Robles

Engaños al terminar el gobierno


Por:  José A Domínguez A.

Las declaraciones del contralor sobre los actos de contratación oscuros en el Ministerio de Educación dejan ver con claridad lo que ha pasado durante la administración Torrijos.

Aunque es evidente que se han dado actos de corrupción de forma descarada, lo que preocupa es que eran del conocimiento del gobierno y del Presidente y que se han tratado de ocultar todo este tiempo.

Veamos un proyecto en particular que ha sido criticado desde antes que se iniciara y, aun así, tanto Torrijos como el ministro Colamarco permitieron continuar, aun con las críticas y sin que Contraloría iniciara una investigación.

El proyecto de la cinta “súper coimera” fue criticado por muchos ingenieros y empresarios de la construcción, por ser oneroso, sin entrar a considerar la parte técnica. Nosotros tratamos de estimar el costo de un proyecto que resolviera este problema vial y haciéndolo de forma correcta y por el sitio correcto, lo estimamos en B/. 110 millones (aclaro que no era por el mismo sitio donde se hizo la cinta “súper coimera”). Otros ingenieros calcularon el costo (antes de su construcción) y los números que nos dieron eran de entre B/. 125 y B/. 135 millones. Otras empresas de construcción vertieron cifras similares.

Luego de casi terminado el proyecto, varios contratistas que han hecho trabajos similares, y entre ellos algunos que han trabajado en el Canal de Panamá (y en la antigua Comisión del Canal), dijeron que el precio estimado es de B/. 130 millones, eso con un margen de 20% de ganancia, que a nuestro juicio es alto por los montos que se manejan (15% es aceptable).

Oyendo al Contralor y cito: “nosotros en la Contraloría sí tenemos todos los precios de construcción en todo el territorio nacional”, lo que nos permite evaluar y determinar los sobre costos en los proyectos de construcción. ¿Señor contralor, no le parece que de un contrato de B/. 189 millones, una diferencia de B/. 70 millones es un súper sobre costo? ¿Han investigado esos costos contra otros de movimientos de tierra, rellenos y construcción de vías para así confirmar o desestimar estas acusaciones? ¿No será que hubo orden de la Presidencia para que este proyecto se ejecutara a toda costa?

En este proyecto hay tantas cosas que han causado sospechas, pero al parecer nada le pareció raro a la Contraloría, que ha hecho los pagos como si todo estuviera bien. Que casualidad que la misma constructora es la que maneja el criticado proyecto de la Autopista Panamá–Colón. Aclaro que las críticas de este otro proyecto tienen que ver con la forma cómo se adjudicó y las concesiones que el Gobierno le ha dado a la constructora.

Cuando anunciaron el proyecto de la cinta “súper coimera” lo vendieron como una solución vial y que a su vez tendría un gran parque para el pueblo. Esto ha sido un engaño, el pueblo se dará cuenta pronto. Para solucionar el caos que crearán al poner a funcionar este proyecto, se tendrá que gastar el triple de lo que aquí se ha invertido. Algo tan fácil de solucionar lo han complicado tanto y, peor aún, han gastado una fortuna.

Señor Colamarco comience a buscar sistemas de transporte gratuito que traiga a los residentes de la 24 de Diciembre, de Pacora, de San Miguelito, de Ciudad Radial, en fin, de muchos sectores a los que les será imposible llegar a ese gran parque que usted y el Presidente le hicieron a la gente más rica de Panamá.

Entre las cosas que se dice de este proyecto, está que las personas involucradas han recibido beneficios. Es necesario que se haga una investigación profunda, eso le tocará al nuevo gobierno, si cumple con sus promesas de poner en su lugar a los tramposos y criminales.

Si resulta que todo está bien y que allí no pasó nada, pues solo así se despejará la duda que este mismo gobierno se encargó de sembrar sobre este proyecto que hemos denominado la cinta “súper coimera”.

<>

Publicado el 28 de junio de 2009  en el diario La Prensa a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: