Típicas mentiras de un hombre casado

Típicas mentiras de un hombre casado

.

Por:  Geraldine Emiliani – Psicóloga Clinica, Sexóloga y Espacialista en conducta humana

.

Todas las mujeres, desean encontrar el amor verdadero.
Sueñan con encontrar al hombre que llene sus expectativas, buscan al hombre caballero, romántico, que les demuestre que las aman, que les diga las palabras que se queden grabadas, no sólo en la mente, sino también en el corazón.

Muchas veces la impaciencia o el miedo a la soledad puede llevar a una mujer a fijarse en la persona equivocada, llegando a creerse mentiras y “verdades a medias”. La mujer muchas veces llega a creer todo cuanto el hombre le cuenta cuando le escuchan decir “te amo”.

Tener por amante a un hombre casado supone poder disfrutar en todos los aspectos, pero sin los compromisos que supone el matrimonio. Ninguno quiere renunciar a su propia vida, por lo que esta opción resulta cómoda. Él no renunciará a su mujer, ni la amante a su independencia.

¿Qué pasa cuando una mujer se enamora perdidamente de un hombre casado?

Se empieza a jugar algo peligroso. Muy pocos hombres casados que tienen una amante dejan su vida de esposos para poder estar con la apasionada. Cuando una mujer tiene una relación con un hombre casado, simplemente pasa a ser “la otra”. La verdadera esposa está en su hogar, con sus hijos y su esposo. Están allí, juntos, pasando los fines de semana con la persona que eligieron para vivir su vida. La amante simplemente apareció, seguramente en esos días que los sentimientos andan un poco sensibles, y bueno, lo demás es fácil imaginar, recuerden que ellos aman de diferentes maneras, no piensan, sólo actúan.

Algunas de las más frecuentes mentiras que un casado usa para enamorar a su tonta apasionada:

  • Tú eres lo que siempre busqué.
  • Mi esposa no me comprende, es muy celosa.
  • Dormimos en habitaciones separadas.
  • Dame tiempo para separarme.
  • Mi matrimonio estaba destruido antes de que tú llegaras.
  • Hace mucho que no la amo.
  • Ella es muy ambiciosa, todo lo basa en el dinero.
  • No me atiende.
  • Estoy con ella por mis hijos.
  • Ella me ha sido infiel.
  • Su vida social es más importante que yo.
  • Me acosa mentalmente.
  • Se ha dejado engordar, y la magia se terminó.

A todas estas mentiras por demás conocidas, se le podrían agregar muchas más, que ellos con alevosía y ventaja repiten muchas veces no sólo a una mujer, sino a varias al mismo tiempo. Y mientras la mujer se convierte en “la otra” o “la amante”, ellos siguen felizmente casados, porque con la esposa tiene las comodidades y las tibiezas de un hogar, el respeto y el amor de sus hijos, y con la amante tiene entretenimiento gratuito sin que les cueste nada.

Recuerden que un hombre casado tiene mucha más experiencia que un soltero, por lo que sabe decir cosas muy lindas que pueden hacerte sentir como si por fin encontraste al hombre que te entiende y que necesitas. Pero no te engañes, no se puede confiar en un hombre casado pues si le falta a la esposa, ¿por qué no lo hará contigo?

<>

Publicado el 18 de junio de 2009 en la Columna Psicólogo en Línea de la Revista Siete del diario El Panamá América.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: