República Dominicana honra a Torrijos

República Dominicana honra a Torrijos

*
DEMETRIO OLACIREGUI Q. – Periodista

*

En las postrimerías de su gobierno es usual que los jefes de Estado transiten por la experiencia de ver diluirse el poder que otrora administraban. En muchos casos son víctima de deslealtades y traiciones de aquellos a quienes honraron con importantes cargos públicos y observan cómo emigran las pleitesías hacia los nuevos centros de poder político. Es el momento en que se aquilatan los verdaderos aliados y amigos.

En ese contexto, las más altas autoridades gubernamentales y académicas de República Dominicana honraron el lunes al presidente Martín Torrijos. Fue condecorado por el presidente Leonel Fernández con la Orden del Mérito Duarte, Sánchez y Mella, en el grado de Gran Cruz Placa de Oro. Se le otorgó un doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Y recibió la llave de la capital dominicana y una réplica de una estatua de su padre, el general Omar Torrijos, y los planos de la plaza que lleva su nombre, que reconstruirá el cabildo capitalino.

Al condecorar a su homólogo, el presidente Fernández destacó que Torrijos concluye su mandato con un extraordinario 57% de respaldo popular. Enumeró logros de la gestión del jefe del Estado panameño como garantizar una tasa de crecimiento anual de 9%, realizar la ampliación del Canal, reformar la Caja de Seguridad Social, reducir la tasa de desempleo, y ubicar a su país en el centro del debate internacional. “Creo que el presidente Torrijos, incluso, fue más allá de las expectativas iniciales que se tenían de cómo colocar a Panamá en el centro del corazón de América Latina, del mundo, del progreso y de la consolidación de las instituciones democráticas de su país” , señaló Fernández.

El rector Franklin García Fermín, dijo, por su parte, que la principal universidad dominicana otorgó el doctorado honorífico a Torrijos “porque sus credenciales lo convierten en uno de los hombres públicos más respetados de América, por su trayectoria personal, profesional y política”. Subrayó, igualmente, “sus méritos como estadista ejemplar por sus aportes a la democracia y la legitimación de la actividad política, a través del compromiso social, la transparencia y el respeto a los derechos humanos y las libertades públicas”.

El presidente Torrijos en sus distintas intervenciones en la capital dominicana recomendó a los países de América Latina y el Caribe intercambiar más experiencias comerciales y preservar la inversión estatal y privada para generar un mayor nivel de confianza y enfrentar los efectos de la crisis económica global. Se mostró convencido de que la educación es la llave maestra capaz de vencer las conductas inexplicables, la insensibilidad, la pobreza y desigualdades que sufren millones de seres humanos en todo el mundo. Resaltó que deja al país en la ruta segura, con una estabilidad económica sin precedentes y con grandes proyectos de infraestructura en marcha, entre los que sobresalen la ampliación del Canal y el saneamiento de la ciudad y la bahía de Panamá.

Fraternidad, calor humano, solidaridad, fue lo que encontró el presidente Torrijos en República Dominicana. Todo eso quedó plasmado en el honroso reconocimiento que recibió por su compromiso y dedicación a fortalecer las relaciones entre dos pueblos hermanos para enfrentar desafíos comunes.

<>

Publicado el 11 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá

Anuncios

Para Lucy, futura ministra de Educación

Para Lucy, futura ministra de Educación

*
GUILLERMO TATIS GRIMALDO, HIJO- Diplomático

*
Con justa razón, para quienes vimos y oímos días atrás la dramática y bochornosa respuesta de la señorita Cozarelli en un certamen de belleza, nos ha quedado un sentimiento de insondable desasosiego por la deficiencia ejemplarizante de nuestros adolescentes en el conocimiento y el razonamiento.

No tanto porque curiosamente la chica no recordara quién fue Confucio, puesto que a esas edades, los jóvenes apenas empiezan a cobrar conciencia de aquellos personajes que han fraguado la historia.

Lo catastrófico, a mi juicio, es que nuestra representante de belleza, a sus diecisiete años, no haya tenido la capacidad analítica de entender la simple pregunta que se le formuló, nadie le preguntó quién era Confucio, sino qué significa “leer sin meditar es una ocupación inútil” , famosa frase del insigne filósofo.Nuestra compatriota nos demostró con lujo de detalles de cuánto carecen nuestros muchachos de hoy y dónde se encuentran ubicados en el universo del discernimiento lógico.

Esto nos lleva a pensar que tenemos una educación deficiente por decir lo menos, y el reto ahora, ya no es solo enseñar a leer, sino que es urgente enseñar a comprender lo que se lee o lo que se escucha; y para ello tenemos que redoblar los esfuerzos que nos lleve a ese fin.

Ya mucho se ha dicho de los problemas de la educación, pero en pocas palabras, no es más que la consecuencia y reflejo de la descomposición cultural por la que transita nuestra sociedad. La baja calidad de nuestra educación es un hecho, pero el compromiso social y cultural de las autoridades públicas y privadas, los medios de comunicación y los educadores para elevar la conciencia cultural e intelectual de nuestros ciudadanos, es aún peor.

Por ello es fundamental crear planes para el fomento del pensamiento humano, porque son básicos para la formación del hombre. Los romanos en el año 173 a.C. crearon certámenes literarios, difusores de la lengua y el pensamiento, en los que se premiaba la oratoria, poesía, redacción, en fin la inteligencia, como estrategia de culturización, paralela con la instrucción formal, llamados Juegos Florales.

En la ciudad de Panamá se dio uno en 1916, cuyo propósito fue impulsar el conocimiento y la razón, aunque Penonomé ya había celebrado por primera vez en el país sus Juegos Florales en 1913. En una jornada más reciente y con la misma intención, el Ministerio de Educación en 1972 los reinició y convocó con mucho entusiasmo a nivel nacional, en cada colegio, cada año hasta 1982, cuando quedaron definitivamente olvidados.

Por estos tiempos, una empresa de telecomunicaciones celebra un concurso nacional de oratoria, acción loable y digna de tomar como proyecto nacional por el Ministerio de Educación para darle la connotación que merece y que se tenga como un encuentro con la inteligencia para encumbrar el acervo cultural e intelectual que deseamos para nuestra sociedad.

Señora ministra, los Juegos Florales necesitan un lugar en nuestra sociedad, podrían constituirse en el primer paso para el rescate de nuestra educación y nutrir la conciencia para redimir los valores, la inteligencia y el talento de los panameños.

<>

Publicado el 11 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá

Crisis económica ¿Dónde están esos dineros?

Crisis económica ¿Dónde están esos dineros?
*

JAIME CORREA MORALES- Empresario, Escritor..
*

Los que provocaron la crisis plantean una excusa simplista: “Fueron invertidos en las hipotecas Sub Prime”, o sea, las que irresponsablemente ¿o maliciosamente? ellos concedieron a compradores de viviendas, aunque de antemano sabían que no tenían capacidad de pago. Y tales inversiones masivas crearon una enorme burbuja económica, que se desinfló cuando miles de viviendas fueron reposeídas por los bancos.

Pero estas existen y siguen siendo un activo real de los EEUU que se irá recuperando a medida que se vayan vendiendo, aunque sean rebajadas. Además, gran parte ya los han recuperado mediante la venta a otros países de muchos millones de “papeles basura”, por lo que, como país, habrán perdido solo una parte.

Además de lo anterior los financistas y/o dirigentes de grandes empresas de EEUU, amparándose en la pantalla de esta burbuja, se autoasignaron otros miles de millones en concepto de salarios y bonificaciones inverosímiles e inmerecidas, contribuyendo a quebrar sus empresas. (El director del primer banco que quebró en USA, ganaba 27 mil dólares por hora de salario, más bonificaciones).

El asunto es que esos dineros también estarían dentro de la economía USA, porque ellos son sus ciudadanos y viven allá. Esta manipulación financiera que ha sido encubierta por su propio gobierno o regulador gubernamental, la SEC (Securities & Exchange Commission), produjo desconfianza generalizada iniciándose la crisis que, como casi todas, es principalmente resultante de la desconfianza pública.

El recién estrenado gobierno de Obama trata de lavar, ante el mundo, esa cara sucia con miras a restablecer la confianza. A ello se deben sus mensajes esperanzadores acompañados por la inyección de miles de millones, aunque sin real sustento económico, a las propias empresas causantes del fraude. Nuevamente el ratón cuidará el queso.

A los demás países víctimas de la estafa que “invirtieron” en este sistema, les será mucho más difícil salir de la crisis, porque el país originario del caos mundial solo mira hacia sus propios intereses.

Cuando esos mismos financistas deshonestos calculen que la bolsa de valores tocó fondo empezarán a comprar con aquellos dineros malhabidos, para restablecer la confianza entre los incautos incitándolos a que inviertan en la bolsa, con lo que la misma subirá y entonces ellos, que compraron a la baja, venderán para así obtener nuevas enormes ganancias.

Lo anterior, sumado a las multimillonarias estafas cometidas por varios particulares norteamericanos a ciencia y paciencia de sus autoridades, nos hace suponer que los Estados Unidos está entrando en un período de corrupción generalizada que podría dar inicio a su decadencia como líder mundial y así vemos que, en esta ocasión, hasta han tenido que pedir asistencia a las economías asiáticas.

<>

Publicado el 11 de junio en el diario La Estrella de Panamá

Vida de zozobra e inseguridad

Vida de zozobra e inseguridad

*
JOSÉ MAGÁN V.-  Especialista en resocialización

*

Cuán lamentable es lo que sucede en cualquier lugar y a cualquier hora en nuestro país. Hay tal índice de violencia de las bandas y pandillas que los periodistas ya no saben ni qué títulos ponerles a los atroces actos que cometen a diario en la Nación, ya sea en donde viven los ricos, los de clase media o baja. No puedo dejar de mencionar también a las chicas y grandes empresas, al turismo y a los planteles educativos, que todos los días están expuestos a ser el blanco de estas agrupaciones delictivas.
Usted que hoy lee esta mi opinión escrita, ¿sabía que muchísimas personas viven atemorizadas y en zozobra por la alta inseguridad que existe, porque en muchas barriadas se pueden escuchar los tiroteos que forman estos pandilleros y por ello la gente siente que vive al lado de un polígono de tiro o se encuentra en medio de una guerra?
¿Hasta cuándo se seguirá viviendo de esta manera? Ya es hora de que cada quien juegue el rol que le corresponde; es decir, el gobierno, la Policía como ente de seguridad, los padres de familia, los expertos en trabajos con estas peligrosas agrupaciones y las Iglesias; porque de no ser así, de aquí a enero del 2010 esta problemática se agravará y todos sufriremos aun más estos pesares que a diario se agravan dejando a sus pasos luto y dolor. No puedo dejar de recomendar que la Policía sea renovada y que tal renovación debe ser urgente y muy profunda, porque muchos policías tienen que ver con los pandilleros y son quienes les suplen armas, balas y demás.

Ya es hora de que el gobierno acabe con el mal modelo del sistema dentro y fuera de las cárceles y centros de cumplimiento de menores infractores, en donde las bandas y pandillas tienen sus territorios marcados y mandan y operan como les da la gana.
También debemos crear una ley que condene a penas de cárcel a los padres que apadrinen a sus hijos en su participación en bandas o pandillas del mal vivir y que el gobierno apoye a los expertos en estos trabajos y a las iglesias, para que cumplan con su rol en beneficio del país.

<>

Publicado el 11 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá

Humanidades presenta la revista Cátedra

Humanidades presenta la revista Cátedra

*

MARCO A. GANDÁSEGUI –  Profesor de la UP e investigador asociado del CELA
*

La Universidad de Panamá presentó la revista Cátedra con la asistencia de un nutrido grupo de estudiantes, docentes y autoridades universitarias. El orador de fondo fue Ernesto “Neco” Endara, quien se refirió a la crisis de la educación en Panamá. La revista Cátedra , que publica el Centro de Investigaciones de la Facultad de Humanidades, es el vehículo que le sirve a los profesores para divulgar sus investigaciones. La revista privilegia los trabajos de los docentes, quienes laboran junto con sus estudiantes en búsqueda de nuevos conocimientos.

La novena entrega de la revista, que fue presentada por la profesora Irene G. de Delgado, trajo un contenido especialmente dirigido a la investigación de la lengua francesa que realiza la Universidad de Panamá. La directora de la Escuela de Francés, la profesora Pérez de Wong, subrayó el impulso que recibe la investigación entre sus docentes y estudiantes.

La Facultad de Humanidades es el hogar de los investigadores más destacados de la era republicana. Desde Octavio Méndez Pereira hasta Alfredo Figueroa Navarro, pasando por figuras como Baltasar Isaza Calderón y Octavio Sisnett. También dejaron su impronta pensadores como Ricaurte Soler, historiadores como Alfredo Castillero C., geógrafos como Ángel Rubio y antropólogas como Reina Torres de Araúz.

Por más de setenta años los investigadores de las humanidades han contribuido a convertir la Universidad de Panamá en la “conciencia crítica de la Nación”. Aún más importante, cada generación de investigadores ha dejado un racimo de seguidores que han continuado profundizando en la producción de conocimientos. En la actualidad, los humanistas docentes y egresados, siguen trabajando, contribuyendo con sus investigaciones al desarrollo de sus respectivas disciplinas. Cátedra destaca siempre los trabajos de las generaciones más jóvenes, publicando sus avances. La producción en el campo de la investigación no es ajena al entorno en que se mueve el docente. El nivel de desarrollo de una sociedad indica cuáles son los problemas que aborda el investigador. Igualmente, la coyuntura crea condiciones más o menos favorables para la investigación. En el caso de Panamá, la investigación no ha sido sistemática y ha carecido de apoyo material. A su vez, la Universidad de Panamá ha enfrentado dificultades para generar una dinámica que convierta la ciencia en un eje de la cultura panameña.

La Universidad, el conocimiento y la investigación —que forman un todo indisoluble— se encuentran, actualmente, sometidos a un constante cuestionamiento desde sectores que no comparten los objetivos de la nación panameña. Quienes atacan a la Universidad se preguntan para qué queremos centros de estudios superiores en nuestro país. Se preguntan para qué sirve la investigación. Incluso, consideran que el conocimiento debe restringirse a una selecta minoría que puede salir al exterior a adquirirlo. A pesar de esto, la Facultad de Humanidades presenta una realidad totalmente diferente. En sus aulas la juventud absorbe conocimientos, sus salones son testigos de los grandes debates e, incluso, los pasillos se convierten en hervideros de jóvenes que critican el mundo que quieren transformar. En este medio de ideas y promesas, son numerosos los jóvenes docentes que están investigando. Estos son precisamente los trabajos que encontrarán su camino hacia las páginas de Cátedra , que de antemano les da la bienvenida.

<>

Publicado el 11 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá.

Libertad y razón

Libertad y razón

*

JOHN A. BENNETT N.- Empresario, Escritor

*
Lo que nos hace humanos es nuestro sentido de razón, o nuestra capacidad racional de pensamiento, que nos permite conocer y elegir de manera voluntaria, lo cual conocemos como “libertad”. La razón es nuestra guía en un mundo de leyes naturales; esas que estaban allí antes de que los hombres las plasmaran por escrito. Las personas no nacimos para ser esclavos de nadie. Sin embargo, la semilla del razonamiento es una planta que germina en nuestras almas y que debe ser fertilizada en buena familia, buenas escuelas, buena comunidad y buen gobierno, de manera que florezca y dé frutos de virtud.

Desgraciadamente, cuando todo un pueblo ha sido cultivado en un medio reprimido y desvirtuado, se atrofia y descompone. En semejantes circunstancias de poco nos sirven esas dotes de razonamiento y de voz, propias de seres libres. Cuando la santidad del conjunto familia está pervertida, y nuestros jóvenes salen al mundo con una visión caricaturesca del mismo, para encontrarse con un transporte inhumano y una educación que no es tal cosa; lo extraordinario es que no hayamos retrocedido a la barbarie.

Peor aun si nuestras instituciones son malignas; siendo que sus propósitos no sean virtuosos, sino que están al servicio de todas esas bajas pasiones que han germinado en el Patacón de nuestra triste realidad.

Algunos pensarán que exagero y desdeño el bien que también habita en nuestra gente; pero no, porque todo es asunto de grados. Es algo así como todos esos alimentos que nos vienen con residuos de plaguicidas, herbicidas, hormonas y demás; el cuerpo aguanta hasta cierto punto y no más. El grado de corrupción que nos enferma es muy alto y no hacemos suficiente para disminuirlo. Esto es lo que manifestaron con claridad los panameños en las últimas elecciones. Fue el mismo mensaje que enviaron los electores a los arnulfistas en las elecciones anteriores.

Mientras tanto el mal entre nosotros sigue tomando cuerpo, pues ese mismo pueblo que ya viene con sus males de arrastre, cada día aprende más y más las perversas lecciones que dictan nuestros malos líderes; tanto políticos como empresariales. Así, no deberían sorprendernos esos absurdos cierres de calles que, de hecho, son acciones delictivas. Lo terrible es que el delito se vuelve tan común y rutinario que dejamos de verlo como tal. No se puede manejar un país a punta de cierres de calle; y menos cuando se premian esas acciones delictivas, con lo cual se refuerza esa forma de proceder.

Pero, aunque parezca paradójico, no es menos cierto que la desobediencia civil surge como método de oponerse a la tiranía; y no hay duda de que mucho de lo que sufrimos es tiranía. Existe tiranía cuando las mismas autoridades que están llamadas a velar por el cumplimiento de las leyes, son las primeras en burlarlas.

Si los panameños queremos ser libres, debemos retirar el apoyo tácito que damos a las acciones perversas que emanan de los mismos gobiernos.
<>

Publicado el 11 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá.

Panamá, centro internacional de servicios (I)

Panamá, centro internacional de servicios (I)

Dr. Enrique de Alba – Abogado
*

El primer tránsito que se hace por el Canal de Panamá se llevó a cabo en 1914 al abrir el Canal paso entre ambos océanos, Atlántico y Pacífico.

El Registro de Marina Mercante de Panamá puede ubicar sus inicios hacia el año 1917, cuando mediante la Ley 63, armadores hicieron uso de este servicio que Panamá empezó a brindar a la comunidad internacional y que en 1925, mediante la Ley 8 formaliza lo que hoy día se conoce como el Registro Internacional de Marina Mercante.

La Ley de Sociedades Anónimas No. 32 del 26 de febrero de 1927 es un instrumento mediante el cual Panamá brinda a la comunidad internacional un vehículo para desarrollar actividades propias del comercio.

Panamá es miembro fundador de la Liga de las Naciones que llevó a la creación de las Naciones Unidas en 1945, así como miembro de organizaciones internacionales que se preocupan por el bienestar y desarrollo de las economías del mundo, como la Organización Mundial del Comercio (OMC). Posteriormente, con la creación de la Zona Libre de Colón en 1948 y del Centro Bancario en los años 70, Panamá se consagra como el primer país que brinda a la comunidad internacional toda una gama de servicios para facilitar con esto el comercio internacional.

Aunado a esto, Panamá hoy en día es un hub de comunicaciones por medio de su Aeropuerto Internacional donde convergen un sin número de líneas aéreas para facilitar el tráfico entre todos los continentes, específicamente Norte, Sur, Centro América y Europa. Pasan por Panamá también cinco cables submarinos de fibra óptica que despejan toda duda en cuanto a su posición única como hub internacional de servicios y comunicaciones.

En meses recientes, Panamá ha venido sufriendo una serie de críticas por parte de una organización conocida con las siglas OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), de la cual Panamá no es miembro.

Nuestro sistema fiscal es de tipo territorial y rige desde que por medio de la Ley 2 de 1916 Panamá aprobó su Código Penal, Comercial, de Minas, Fiscal, Judicial y Civil.

Lo antes dicho demuestra que desde sus inicios como República, mentes brillantes se preocuparon por el bienestar y desarrollo de los intereses patrios y nunca subestimaron el potencial que como nación independiente tendría Panamá en el desarrollo del comercio mundial.

Estamos hoy en día frente a una crisis financiera originada en los Estados Unidos con la captación de préstamos hipotecarios de vivienda, que en su debido momento se dieron sin una reglamentación adecuada para prevenir la catástrofe financiera a la que todos los países del mundo estamos siendo sometidos y Panamá no es la excepción.

Si tomamos como ejemplo las medidas que están siendo puestas en vigor por la primera potencia del mundo, es decir, los Estados Unidos, y las principales potencias europeas como Inglaterra, Francia, Alemania, así como en el Oriente, Japón y China para proteger sus propios intereses, lo menos que pueden hacer nuestros gobernantes, es tomar las medidas adecuadas para proteger nuestros propios intereses (el sector servicio, que incluye el Canal de Panamá, el Centro Bancario, la Ley de Sociedades Anónimas, el Registro Internacional de Marina Mercante y la Zona Libre de Colón, y que aportan más del 75% al Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá).

Entre las últimas medidas que quiere imponer la OCDE a países que contemplan un sistema territorial de impuesto, como Panamá, está la de boicotearnos, poniéndonos en una lista negra para limitar nuestra soberanía y declararnos paraíso fiscal non gratos para el mundo, a no ser que nos sujetemos a sus imposiciones que sólo benefician su bienestar económico.

Mucho se ha hablado recientemente sobre este tópico y lo último de las presiones y ya en este caso hablando de los Estados Unidos, ha sido la de condicionar la aprobación del Tratado de Promoción Comercial (TPC) antes conocido como Tratado de Libre Comercio (TLC), a que Panamá cambie su sistema de impuesto territorial a uno universal, modifique la Ley de Sociedades Anónimas y firme convenios de información fiscal que ellos mismos no cumplen. Estas medidas sólo contribuirán a que Panamá como Estado soberano se someta a la voluntad del más fuerte y no continúe con su justa aspiración como país independiente a desarrollar su propia economía.

<>

Publicado el 11 de junio de 2009 en el diario El Panamá América