Economía Un paraíso fiscal tropical

Economía Un paraíso fiscal tropical
*
Eduardo Esquivel R. – Ingeniero – Consultor
*

Aunque no es precisamente mi especialidad, como ciudadano afectado de una u otra manera, reflexiono sobre la situación panameña en este tema que puede afectarnos a todos. Me ha causado cierta gracia las declaraciones de la banquera Delia Cárdenas sobre la “conspiración” contra Panamá por parte de la OCDE, el GAFI y Estados Unidos (EE.UU.). Me parece que sería como que el presidente Kim dijera que EEUU y la ONU “conspiran” contra Corea del Norte por haber desarrollado misiles de largo alcance y bombas nucleares. La aplicación de presiones o sanciones a Estados que incumplen con los tratados internacionales o las normas legales internacionales no es conspiración.

La calificación de Panamá como “Paraíso Fiscal”, desde hace años, simplemente era ignorada por empresarios y funcionarios panameños en medio de la jauja y progreso que, precisamente, este esquema estaba causando. Pero, cuando se empezaron a exigir medidas contra los elementos que conforman la estructura del “Paraíso Fiscal”, principalmente con el TLC con EE.UU., los afectados manifestaron su indignación y repudio ante la amenaza a su “modus vivendi”. Algunos hasta utilizaron argumentos patrióticos bastante cursis, y hasta dieron a entender que el TLC les importaba un comino si se afectaban sus intereses.

Veo que algunos especialistas locales en el tema pretenden enfrentar los argumentos de EE.UU., OCDE y GAFI, con “interpretaciones” de la situación; o sea, que lo que dice EE.UU. y otros, no es cierto, porque lo que parece ser no lo es, etc., lo que también me parece argumento poco útil tratándose de instituciones que tienen los mejores especialistas en el tema, que no van a ser engañados ni distraídos con retórica confusa ni argumentos capciosos.

¿Es Panamá un Paraíso Fiscal? De hecho, las llamadas “Zonas Libres” no son más que un contrabando legalizado, y se prestan para afectaciones fiscales de terceros países, por la manipulación de documentos y el valor de las mercancías. El abanderamiento de naves no es más que una especie de “Patente de Corso” fiscal. Totalmente legal, según las leyes panameñas, por supuesto. También dentro de estos elementos cuestionados están la transferencia de fondos de otros países para evadir impuestos, el lavado de dinero sucio del narcotráfico y otras fuentes. Siendo esto posible sólo por la existencia de la Ley de Sociedades Anónimas, sus bonos al portador, el Secreto Bancario y la “flexibilidad” del sistema panameño.

El argumento de que Panamá no es “Paraíso Fiscal” porque aquí se pagan impuestos, es ingenuo. Porque no sólo es pagar cualquier impuesto, sino quién paga el impuesto y sobre qué se paga. No se puede pagar impuestos anónimamente (Sociedades Anónimas), ya que así nunca se sabría el valor de los bienes ni dónde realmente están éstos (Secreto Bancario). Si en Panamá se pagaran los impuestos reales sobre las fortunas que existen, se recaudaría diez o más veces que ahora. Y decir como defensa que EE.UU. también es un “Paraíso Fiscal”, no le veo sentido ni utilidad en este caso, ya que es es ese país el que tiene el “sartén por el mango”, y es a Panamá a quien le interesa el TLC, no a EE.UU.

El argumento que aquí no hay “Secreto Bancario” sino “Confidencialidad”, es también ingenuo. No hay diferencia práctica entre estos dos términos, principalmente si el Estado, que es el que regula esto, es el protector de los inversionistas. No hay duda que las dos partes se benefician. En este caso, cuando se pasa de protector a cómplice se aclara más el concepto de Paraíso Fiscal. Dice un dicho: “Si tiene plumas de pato, camina como pato, y hace cua-cuá, sin duda es pato”. Difícil seria convencer a alguien que es otra cosa.

<>

Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario El Panamá América

“Para que no se olvide”

“Para que no se olvide”
*
Emma Mendoza A. – Docente Universitaria
*

Como si no bastara la sarta de trapacerías y desaciertos que caracterizaron la administración del actual gobierno, algunos de sus integrantes persisten en perfeccionar al máximo una proyección inolvidable de sus ejecutorias. Así, por ejemplo, los mal llamados “Padres de la Patria”, apresuradamente como es la costumbre, cuando de colar normas inadecuadas se trata, procedieron a aprobarse guardaespaldas para los ex presidentes de la Asamblea Nacional de diputadados por cinco años (periodo en que creen que volverán), cuya impronta tiene grabado nombre y apellido. Después, desfachatada y cínicamente aprueban una serie de medidas tendentes a ampliar canonjías, privilegios o prebendas, que desdicen mucho de la estatura ética de los que los consintieron, incluidos aquellos que dicen ser de oposición.

Como acostumbra, el PRD deja las arcas gubernamentales vacías, o con poco presupuesto, para culminar el periodo fiscal del año en curso; situación distinta de la que encontraron posterior al gobierno de Endara, nominados por ellos, artífice de la invasión, como si las circunstancias, en los que jugaron beligerante papel, carecieran de peso específico en los hechos desafortunados de 1989.

“Para que no se olvide” esta Asamblea, de corte imperial, se aumentó el presupuesto en 18 millones, sin dispensar el crédito adicional necesario a la mayoría de las instituciones (Panamá América, 2 de junio del 2009). ¿Cuánta parte de este dinero fue utilizado para sus correrías electoreras? Costo que no le corresponde sufragar al pueblo, el verdadero soberano, bastante expoliado con los millonarios subsidios electorales, a costa del hambre y la miseria de muchos panameños (as).

Y si no fuera suficiente, el Sr. Presidente está a punto de superar el récord de viajes al exterior de los ex mandatarios Mireya Moscoso y Ernesto Pérez Balladares, con absoluta displicencia, mientras el país desespera por el sinnúmero de medidas antipopulares, sostenidas hasta la terminación de su mandato.

Como respuestas expedita a las justas demandas de grupos con necesidades pendientes, tales como la indemnización de los afectados con el dietilenglicol, los del accidente del avión siniestrado, las víctimas del autobús de la muerte, las comunidades afectadas por medidas de construcción inadecuadas; los negociados familiares marítimos (Prensa, 2 de junio del 2009), la venta del Istmo…, perdón, de terrenos, manglares, playas y costas; la explotación indiscriminada de las minas de Petaquilla, el aumento injustificado del combustible, la desaparición silenciada de las estatuas de bronce (resguardadas en el Parque Omar); el desastre de la conversión de las Escuelas Ranchos y su impacto negativo para el funcionamiento de la educación pública; las asignaciones millonarias para las juntas de las farsas carnavalescas y muchas cosas más; es la represión de la protesta ciudadana, o, como diría Noriega: “Plata para los amigos, palo y plomo para los enemigos….

<>Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario El Panamá América

Libertad y democracia

Rafael Solano –  Abogado

Es impostergable la reformar del Código Electoral. Muchas de sus normas, principalmente en los circuitos plurinominales, cortan la voluntad y libertad de la decisión del votante por cuanto limita su escogencia de los candidatos a diputados de un solo partido.

La voluntad del electoral debe ser amplia. La partidocracia que sustenta las normas del Código Electoral debe cesar para que profundicemos nuestro sistema democrático. Los partidos políticos y los independientes deben tener igualdad de condiciones, los mismos beneficios, circunstancia debe estar consagrada en las normas electorales para que exista una democracia plena.

En toda democracia, las decisiones las toman las mayorías, pero en el Código Electoral se distorsiona este principio cuando se favorece, en la distribución de las curules en los circuitos plurinominales, a los partidos pequeños en membresía con el famoso medio cuociente, lo cual genera que, a pesar de que un candidato haya doblado y hasta triplicado los votos de otro, aquel que saca menos votos gana; o sea, no es la mayoría la que determina la elección, situación que la comunidad rechaza.

Las mayorías deben decidir quiénes son los diputados que deben alcanzar la curul, así estaríamos cumpliendo con un principio básico en la noción de la democracia. El respeto a la voluntad mayoritaria debe decidir las elecciones nacionales. Amanecerá y veremos.

<>

Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario El Panamá América

Más Corrupción

Más corrupción

Marisín Villalaz de Arias – Médico

Cada día nos despertamos con más escándalos por parte del gobierno saliente; no sabemos hasta dónde llegaremos, pero la corrupción predomina en todos los actos y así no podremos hacer un buen gobierno.

Las declaraciones del Secretario Anticorrupción no sabemos si tomarlas en serio o en broma. Existen tantas cosas por investigar, que no es posible ver colgado al Sr. Núñez de un árbol de mango, sin haber empezado a trabajar en todo lo que se presenta y que es necesario hacerlo con seriedad. Lo que necesitamos es que se nos diga la verdad, pero sin llevarla a la especulación ni a la cacería de brujas que pudiera desatarse si se exageran las investigaciones. Basta comenzar por los casos más visibles y sencillos como los de algunos ministros y altos empleados que se ve a leguas que metieron la mano.

Pero si este gobierno pasa por alto los casos menos llamativos también, no tendrá autoridad moral para llamar la atención a los de su gobierno. Hay bastante material para acabar con las coimas y con la idea de que se llega al gobierno a llenarse de plata. En otros gobiernos se han hecho cosas horribles, pero donde llega este último, es irreconciliable con la decencia y los valores.

Estoy de acuerdo con los préstamos del BDA, porque para eso es la entidad; lo que no puede ser es que sean irreembolsables y sin presentar planes de la inversión que hagan de ellos. En la lista de personas beneficiadas hay gente seria, pero hay otros que de agro saben lo que yo de chino, y así veo que los medios los colocan a la misma altura sin discriminar, lo que no es correcto.

Señor Secretario, si usted ejecuta bien su trabajo, con seriedad, con justicia, tal vez pudiéramos componer este país, cosa no fácil pero sí probable. Si las altas autoridades trabajan pensando en el país y no en llenarse los bolsillos, podemos acabar con el flagelo de la coima y la sinvergüencería. Muchas inversiones extranjeras alejadas por las altas coimas pedidas en este gobierno, volverían con seriedad y seríamos una tacita de oro. Pero si repetimos lo que tenemos, no habrá clubes cívicos ni organizaciones que puedan echar adelante este país.

Necesitamos honestidad, responsabilidad y respeto para trabajar y sacar adelante el nuevo gobierno y por ende, a los panameños. Dios así lo quiera y las personas nuevas también.

Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario El Panamá América

6 comentarios
página 1 de 1

Defensorías y defensores

Defensorías y defensores
*
Raúl Leis R. – Sociologo, Escritor y Educador
*

La Defensoría del Pueblo (DP) es una conquista ciudadana que no puede ni debe eliminarse. Es un poder público sin capacidad coactiva, pero cuya fuerza fundamental radica en la ética, y que debe abrir cauces institucionales y públicos para la mediación, concertación, promoción y defensa de los derechos humanos, para hacer efectivo el acceso a la justicia.

El enfoque conceptual de los derechos humanos en que se centra la DP es la integralidad, y no sólo la dimensión jurídica política. Es decir, que debe hacer énfasis en la labor de subrayar y concretizar la visión de los derechos humanos de la población desde ejes transversales como genero, etnia y edad.

El Defensor o Defensora debe poseer la legitimidad y la credibilidad para desarrollar eficazmente su importante labor. Si esta persona es escogida en base a intereses partidistas o particulares, se pierde en el camino la principal fuerza de que dispone: la autoridad moral. Por ello, el principal problema que ha atravesado la DP ha sido el proceso de selección y escogencia del defensor. Todos hemos sido testigos de la forma incorrecta como ha procedido la Asamblea Nacional.

Bien lo afirma el presidente Obama cuando enunció en su reciente discurso en El Cairo: “Hay quienes abogan por la democracia solo cuando no están en el poder, y ya en el poder, no tienen misericordia al buscar la supresión de los derechos de otros. No obstante donde ocurra, el gobierno del pueblo y por el pueblo establece un solo estándar para quienes están en el poder: deben mantener su poder a través del consentimiento, no la coerción… deben poner los intereses de su pueblo y los procesos políticos legítimos por encima de su partido”.

Por ello, creo que la DP debe reconstruirse a través del fortalecimiento de su actuar e institucionalidad, pero al mismo tiempo generar integridad y participación en el proceso de elección de nuevos directivos. También, la comunidad debe exigirle al Defensor que se empine y anteponga el interés general sobre los intereses particulares, pues esto será esencial para cumplir a cabalidad su trabajo. No olvidar que los sujetos y actores principales de esta dependencia pública son los y las ciudadanos (as), y que son sus problemas, aspiraciones y propuestas la prioridad en la labor de la DP.

El gobierno debe abrir a consulta y participación ciudadana la elaboración de un mejor modelo democrático para el fortalecimiento de la institución. A los ciudadanos y medios de comunicación nos corresponde que mantengamos una actitud crítica, activa y vigilante en relación a las labores que realiza la DP.

La DP deben implementar con transparencia, sin favoritismo o parcialidad, todos los mecanismos jurídicos que posee a su alcance para el correcto abordaje de los actos u omisiones de las autoridades y servidores públicos, que impliquen violaciones a los Derechos Fundamentales de las personas. La DP debería establecer un organismo de consulta con representación de los diversos sectores nacionales, que permitirá una mejor planificación estratégica, monitoreo y evaluación de actividades que impulse la entidad.
*
Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario El Panamá América

¿Ciudad gubernamental?

¿Ciudad gubernamental?

*

Luis Alberto Castrellón Oller
*

Desde hace muchos años en distintas administraciones se acaricia la creación de una ciudad gubernamental en áreas de la antigua Zona del Canal; la más desarrollada fue en donde está el aeropuerto de Albrook Field, hoy Marcos A. Gelabert. El otro lugar que se consideró fue el campo de antenas detrás de la base de Clayton.

En ambos lugares se ha podido hacer este tipo de ciudad, que requería ser dotada de todo tipo de infraestructura, además de los servicios conexos o ligados a la convivencia como la alimentación, el transporte y los suministros de bienes y servicios para los miles de funcionarios o contribuyentes que irían a las distintas oficinas ministeriales, entidades autónomas o semiautónomas, empresas estatales o simples dependencias gubernamentales.

De manera que, ante la realidad de no contar con ese tipo de ciudad, estimo que debemos de encontrar soluciones más prácticas, pero con visión de amplitud o crecimiento de oficinas que alberguen la mayor cantidad de entidades en lugares propios, en vez de pagar millones de balboas en concepto de arrendamiento en edificios que, la mayoría de las veces, no son los más adecuados ni para los funcionarios públicos ni para los ciudadanos.

Estimo que más que una ciudad gubernamental se debe hablar de un conjunto de edificios que albergue las oficinas de la mayor cantidad de dependencias. El asunto es, ¿dónde se construye y cómo se hacen los diseños de ese conjunto de edificios de manera rápida, eficiente, eficaz y de calidad para beneficio de la ciudadanía lo más pronto posible? El lugar, sencillo, dentro de la ciudad de Panamá.

El Estado, en su sentido amplio, es propietario de varias manzanas de terreno ubicadas en calles amplias y bien cuadriculadas en las avenidas México, Justo Arosemena, Cuba y Perú; allí encontramos las manzanas donde se ubicaron las extintas rentas y el edificio del Mivi en El Marañón.

Asimismo, encontramos cuadras en donde se pueden construir grandes desarrollos habitacionales que no se han realizado; concertando con sus dueños pueden ser adquiridas o acordar otras formas para la construcción de edificios de dependencias gubernamentales con tecnología avanzada, comodidad, estacionamientos y espacio para futuros crecimientos.

Además, se puede promocionar la construcción de edificios con el fin señalado en cualquier cuadra de particulares, y edificios para estacionamientos amplios, seguros y baratos (pues su repago es a largo plazo) para beneficio de los ciudadanos y los funcionarios que concurran a las dependencias gubernamentales u oficinas de servicios conexos.

La factibilidad y diseños se pueden obtener en la cantera de conocimientos y experiencia de la Facultad de Arquitectura, de la UTP, SPIA, Capac, la sociedad civil y en cualquier entidad privada, pública o no gubernamental que desee colaborar con este proyecto, porque todos haremos uso de las instalaciones de los bienes del Estado al hacer un trámite en las dependencias gubernamentales. Este proyecto es compatible con los proyectos de vialidad y transporte que se contemplan hacer desde las afueras hacia la ciudad.

Además, las áreas propuestas cuentan con todo tipo de infraestructura, solamente hay que actualizarlas y posiblemente sea más barato que llevar toda la infraestructura a las áreas de la antigua Zona del Canal.

Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario La Prensa

El chantaje también es corrupción

El chantaje también es corrupción

*
Olmedo Alvarado
*

Después de amplias negociaciones, almibaradas unas y muy ácidas otras, aunadas a un sinnúmero de rondas, propuestas, discusiones, entendimientos, etc. Panamá y Estados Unidos de América finalmente acordaron un tratado de promoción comercial, sujeto a la ratificación de sus respectivos órganos legislativos.

En el caso de Panamá, el referido TPC fue ventilado en el seno de la Asamblea, logrando su aprobación sin mayores dificultades para que su publicación se diera en la Gaceta Oficial No. 25944 del 20 de diciembre del año 1989. Perdón, del año 2007, es decir, el mismo día en que se cumplían exactamente 18 años de la invasión.

En el caso de Estados Unidos, el referido TPC aún no ha sido ni siquiera enviado, para su aprobación o no, al Congreso, aduciendo primero argumentaciones poco razonables, y ahora un año después, exigiendo prerrequisitos y condiciones que empañan la buena fe de sus negociadores y el espíritu de colaboración y cooperación de la propia nación norteña.

La República de Panamá tiene tratados de libre comercio con Taiwan, Costa Rica, El Salvador, Chile, Singapur; también adelanta negociaciones con otros respetables países, cuya base y sustento es primordialmente el intercambio fácil y económico de mercancías y muy alejados de imposiciones de carácter laboral, fiscal y social. Con estos tratados, ya en plena ejecución, estamos midiendo y observando la capacidad y aprovechamiento de su aplicación, considerando aspectos medulares como son las reglas de origen, los plazos para la desgravación arancelaria, procedimientos aduaneros, medidas fitosanitarias y otras.

Suena ridículo que a estas alturas, después de varios años de sesudas, agobiantes y extensas, pero responsables negociaciones, se dilate aún más la ratificación por parte de Estados Unidos del TPC, en función de obtener la aplicación de medidas que son de la exclusiva competencia soberana de Panamá. Nada tiene que ver que un paquete de papas precocidas se importe o exporte entre nuestros dos países de manera más barata, con aquella condición de que ahora solo se necesiten 20 trabajadores para formar un sindicato en cualquier empresa panameña. Nada tiene que ver que podamos importar o exportar instrumentos de medicina a más bajo costo, con aquella exigencia de que los funcionarios del Canal de Panamá tengan derecho a huelga.

Si cuando en los diversos intentos para abrogar y mejorar las cláusulas del antiguo Tratado de 1903 y ante las mezquinas concesiones que ofrecían los norteamericanos, a un ilustre panameño le tocó decir: “Que se lleven su Canal”, ahora en pleno siglo XXI nos toca a nosotros parafrasear: “Que se lleven su TPC”, porque el chantaje también es corrupción.

Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario La Prensa

Obras literarias de Belisario Rodríguez Garibaldo

OBRAS LITERARIAS DE BELISARIO RODRÍGUEZ GARIBALDO

DR. BELISARIO RODRÍGUEZ GARIBALDO
JURISTA, PERIODISTA, SOCIÓLOGO, ANALISTA POLÍTICO, PROFESOR Y ESCRITOR
Web: http://www.pa/secciones/escritores/rodriguez_belisario.html

LAS MEMORIAS DEL SILENCIO
(Poesía, Editorial CIEN, Panamá, 2006). De la obra nos dice el mismo autor en el Prefacio del libro: “Los hombres de este tiempo son esclavos de los tiempos en que vivimos. Tiempos posmodernos, tiempos inconclusos, transición de nuevos tiempos. El problema fundamental del hombre de este tiempo, donde hay tanta técnica de comunicación, es justamente la incomunicación. La terrible soledad del hombre posmoderno, la constante búsqueda del otro, la imposibilidad de una relación profunda con los otros… La vida del hombre posmoderno, de todos y todas, esta encerrada en una cotidianidad asfixiante, entre problemas sociales y humanos, que también se alimentan en la memoria colectiva”.

VEINTICINCO AÑOS DE SOLEDAD
(Cuento, Editorial CIEN, Panamá, 2005). Este pequeño libro consta de cinco cuentos (“Ángel y Alma”, “Entre el Bien y el Mal”, “La Estatua de Afrodita”, “El Muro de los Lamentos” y “Veinticinco Años de Soledad”) y un breve Prólogo del escritor panameño David C. Robinsón O. Éste señala que Belisario Rodríguez Garibaldo “nos reta a salir de la charca al plantear situaciones narrativas que obligan a pensar y no solamente contestar la pregunta sobre la función del libro de cuentos, también una pregunta mayor: ¿Para qué vivir?”.

IDENTIDAD: SOCIODRAMA DE LA LIBERTAD
(Teatro, Editorial CIEN, Panamá, 2005).Obra de teatro que consta de tres escenas. En su breve Prólogo, el crítico Mario García Hudson comenta: “Sin mayores pretensiones de establecer innovaciones técnicas, el autor llega a cuestionar, mediante la utilización de un verbo incendiario, una moralidad burguesa alimentada en una serie de fijaciones que norman su existencia”.

LOS VERSOS SATÁNICOS (Poesía, Editorial CIEN, Panamá, 2002). Con prólogo de Ornel Sánches Aparicio, se trata de un pequeño poemario que contiene nueve poemas, entre ellos: “Un Laberinto hacia la Muerte”, “Canibalismo”, “El Rostro” y “Suicidio”. Dice el prologuista: “Puede percibirse que el autor anhela incrustarse sin pavores ni remordimientos en la trascendencia más halla de la vida: la muerte; muerte es para este poeta la inspiración, la paradoja, el fin que lo convida a indagar sobre el principio de su ansiedad, su amargura o su desnaturaleza; pero es sobre todo la musa que seduce con su misterio insondable, furtivo, al hombre que ya no es capaz de conformarse con la vida”.

EN LA HORA DEL CREPÚSCULO
(Poesía, Editorial CIEN, Panamá, 2002). Con prólogo de Mario García Hudson, éste señala que se trata de: “… un conjunto de siete poemas cuyo tratamiento vislumbra dos direcciones: Una reflexión social a cierta parte de la historia panameña, específicamente a los años del régimen cívico – militar de 1968 a 1989, y la comprensión de un lenguaje mítico que incita al poeta a ver esperanza en una cosmovisión religiosa, ante un caos inoperante a nivel mundial”. Más adelante señala que “como reflexión su postura ante la vida le lleva a concluir el respeto entre los hombres es posible si existe la disposición a combatir las injusticias sociales, afrontadas a diario en espera de un futuro prometedor, sin carencias materiales y espirituales”.

EL AMANECER DEL TIEMPO (Poesía, Editorial CIEN, Panamá, 2001). Primer poemario de autor, de él dice el jurado calificador del Premio “Demetrio Herrera Sevillano”: “… Revela un excelente manejo de la técnica del verso libre, debido a que hay en el autor… un contenido lírico, original y diferente … en los nueve poemas que integran el contenido hay garra, es decir, que el poeta … posee tal dominio de sus temas que logra captar la atención del lector simple, al punto de invitar a leer y repasar varias veces sus versos”.

DE VENTAS EN CIUDAD DE PANAMÁ: Librería Argosy, Librería Cultural Panameña, Librería Portobelo, Librería Católica San Pablo, Librería Universitaria-UP, Supermercados Riba-Smith.

Directorio de Escritores Vivos de Panamá
Fuente: http://www.pa

El papel del Defensor del Pueblo

El papel del Defensor del Pueblo

*

Por:  Javier Comellys

*

La figura del ombubsman o Defensor del Pueblo tiene su origen en Suecia a inicios del siglo XIX. No se detalla claramente el porqué de su origen, se interpreta que surge a raíz de la constante violación de los derechos humanos cometidos por los gobiernos absolutistas, monárquicos y totalitarios de esos tiempos. Sistemas que llevaron a los pueblos a convulsiones sociales y rebeliones, tal como ocurrió con la Revolución Francesa de 1789.

Lo cierto es que el ombubsman en un principio era una especie de delegado parlamentario; pero independiente del Parlamento; algo así se podría interpretar como contradictorio. Sus funciones desde su origen fueron la de vigilar la administración pública, el respeto a los derechos y libertades de los ciudadanos, y garantizar los derechos establecidos en la Constitución.

En nuestro país se crea la figura del Defensor del Pueblo mediante Ley 7 del 5 de febrero de 1997, como una institución independiente, con plena autonomía administrativa y financiera, sin recibir instrucción de ninguna autoridad, persona u órgano del Estado. Debe tener independencia política y funcional, que su designación sea el producto de un proceso que garantice un acuerdo político multipartidario de modo que su titular no se vea comprometido por ninguna forma de parcialización política que dé motivo a poner en entredicho su vocación de servicio a la comunidad en general. Este último pretexto no se cumple por cuanto los gobiernos de turno ponen al defensor de su preferencia partidista.

Dicha Ley 7 es clara en cuanto a limitaciones y funciones se refiere, ya que no le permite al Defensor del Pueblo ir más allá de las sanciones morales, velar por la promoción, el ejercicio y divulgación de los derechos humanos, la supervisión y el cumplimiento de los deberes de la administración pública.

De ahí su cuestionamiento, y la pregunta que se hacen todos, ¿A quién defiende realmente el Defensor del Pueblo? Si este no puede resolver ni responder a través de los procesos judiciales las arbitrariedades que se cometen en la administración pública contra los indefensos ciudadanos, no puede castigar judicialmente a los que violan los derechos humanos, no puede llevar a los tribunales de justicia y meter a las cárceles a los funcionarios que hayan cometido actos de corrupción. No puede sancionar judicialmente a los que están en la actualidad destruyendo el medio ambiente, la fauna, la flora, el ecosistema en general, a los que están contaminando el ambiente, ni siquiera puede impedir la extracción de arena de nuestros ríos y la destrucción de los manglares de nuestras playas; no puede evitar que se detenga la explotación de la mina de oro de Petaquilla, la utilización del cianuro y el envenenamiento del entorno de los ríos y vegetación.

En otros países como Chile y Bolivia, el Defensor del Pueblo, funciona a través de la sociedad civil, igual se puede hacer en Panamá. No desaparecería la figura y sus ingresos se obtendrían de las instituciones de beneficencia.

<>

Publicado el 10 de junio de 2009 en el diario La Prensa

La Policía frente a los derechos humanos

La Policía frente a los derechos humanos

Rubén Darío Paredes

En una reunión-taller sobre la integración y seguridad centroamericana, auspiciada por la Embajada de España, el círculo del Copan y la Fundación Konrad Adenauer, expresé el concepto genérico de la estrategia para el desarrollo nacional de un país democrático, con énfasis en una distribución justa de la riqueza nacional; donde alcance para todos la educación, la salud, el pan, el trabajo y el respeto a los derechos humanos.

Era el marco ideal para diseñar una efectiva seguridad nacional. Agregué que en aquellos países donde esta distribución no se concilia con la creciente revolución de necesidades y aspiraciones de sus pueblos por un reparto justo, son los que tienen las cifras más altas de población hacinada en las cárceles, promiscuas y paupérrimas; elevados índices del crimen, y la proliferación de pandillas. Como también ocurre en Panamá. En consecuencia, vale decir que ningún plan de seguridad tendrá éxito o devolverá los resultados esperados, mientras haya hambre, marginación y clases privilegiadas con abundancia, sobre todo, en la comunidad política.

Si el distinguido ministro designado de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, en vez de escuchar por un solo oído –como suele suceder a algunos al llegar a esas alturas– lo hace con ambos y se abre franco, en frecuencia con la ciudadanía, si aceptase la sugerencia de convocar una mesa de trabajo integrada por representantes del Mides, Ministerio Público, Consejo Ecuménico, el director de la Policía Nacional designado, Fudespa, Instituto de Estudios Nacionales de la Universidad de Panamá, Alianza Ciudadana Pro Justicia, el último director actual de la Policía Nacional y la invitación especial de la directora de Estudios sobre Seguridad Ciudadana de la Facultad de Ciencias Sociales, con sede en Chile, y si este laboratorio de cerebros lograra estructurar en no más de 45 días la estrategia de Seguridad Nacional para los próximos 15 años, sin duda el Sr. ministro daría un paso importante y firme en la dirección conveniente para la Nación.

Como se observa, sugiero convocar a instituciones existentes, prestigiosas y sólidas, ONG, fundaciones y a un organismo internacional de renombre –no a personas–, porque cuentan con activos valiosos o caudales de información, de resultados, de esfuerzos, estudios, investigaciones, foros y talleres de análisis y reflexión hasta alcanzar consensos plasmados en documentos de referencia, interesantes y suficientes para armar una estrategia de seguridad ciudadana, funcional y eficiente.

Insistir en resolver este problema social tan vasto y complejo, que incide en la vida de todos los panameños –de donde deriva la custodia del desarrollo social y económico de la República incluido el Canal de Panamá– entre cinco funcionarios subalternos (los sabihondos de siempre que nunca faltan), sería catastrófico y una expresión de miopía y mediocridad en la gestión. Más de lo mismo:fracasos, frustración y desilusión ciudadana, relevos o desfile de ministros y directores de la Policía Nacional.

El banco de cerebros debería alumbrar con proyecciones que rompan con los esquemas obsoletos e introducir cambios como la descentralización del cuartel central de la Policía Nacional para estructurar el nuevo modelo de custodia y protección de la ciudad capital en distritos policiales. Estos, a su vez, integrados por las subestaciones de Policía en los 22 corregimientos.

Es absurdo pretender custodiar la ciudad de Panamá, desde las faldas del Cerro Ancón como hace 60 años, cuando la ciudad tenía 350 mil habitantes y 120 mil viviendas. Hoy la situación ha cambiado, en la capital vive 1.3 millón de ciudadanos en 450 mil viviendas.

Aunque el actual gobierno ha hecho esfuerzos e inversiones por mejorar la seguridad ciudadana, se han efectuado improvisadamente, propio de la administración de crisis, no en base a una estrategia con metas a mediano y largo plazo.

Si aceptan que el problema de la inseguridad no depende solo de la renovación de los funcionarios a la cabeza, el nuevo ministro y director de la Policía Nacional tendrán buenos resultados.

Debo agregar, para finalizar, que hubiese sido más conveniente haber designado a un director de la carrera policial, escogido del escalafón institucional, formado en el ejercicio cotidiano de los procedimientos policivos, en la conducción de policías y en la protección de los derechos humanos.

Vivimos en un Estado de derecho, aunque la Ley 18 de la Policía Nacional en su Art. 41 choca con el Art. 305 de la Constitución, que cobija y honra la carrera policial. Pero, la ley es la ley, y aunque imperfecta debemos honrarla.

Espero no incurrir en imprudencia, al sugerir que se mantenga al magíster Francisco Troya muy cerca del ministro. Le deseo al apreciado amigo y ministro Mulino muchos éxitos en el compromiso de salvaguardar la seguridad nacional; y al designado director de la Policía Nacional Gustavo Pérez, éxitos en su delicada misión, a la vez que le recomiendo prudencia, humildad, caballerosidad, sensatez y equilibrio en su manejo personal y el de sus subalternos en la aplicación de la fuerza y armas de fuego, para que no se repitan incidentes dolorosos como el que acabó con la vida de dos inocentes pescadores.

<>

Publicado el 10 de junio de 2009 en el Diario La Prensa

Presentimiento

PRESENTIMIENTO

Por: Belisario Rodríguez Garibaldo

Han pasado años, lustros, décadas,
en que me he visto a mí, en ti,
pues todos van en la misma dirección,
como un corcel errante que trota en la vía esperada,
revolviéndose en el camino, como en la cama, por temores,
y en los cuartos cerrados gimen, lloran, tiemblan, patalean,
dicen que es la cárcel en que están prisioneros del destino,
que se manifiesta día a día en un laberinto semidesnudo,
de tantos años, tantas encrucijadas, de golpes que llegan y se van
(pues del alma vienen los golpes).

Mas aún tenemos la posibilidad
de salirnos al encuentro, está la duda, la incertidumbre,
el buscar, buscarse, buscarnos,
las raíces ocultas y sumergidas por miles de años,
O ¿es que a lo mejor serían más?
puede ser que es mayor el tiempo que el olvido dentro del cuerpo,
pero que más da si sólo el tiempo se revuelve en un lamento,
mas también con lamentos seguimos hacia adelante, avanzamos,
en un camino lleno de barrotes, como una cárcel o un desfiladero,
pues somos esclavos de la mentira que nos crean,
nos injertan, nos llenan de ella hasta quedar vacíos.
Hemos tenido un pasado, un presente, un futuro…

¿Futuro? ¿Vendrá tal vez? ¿De ti depende? ¿De mí depende?
será por eso que es ahora en que te buscas, te llamas, te imploras,
para tener una excusa antes de morir, y entonces poder decir:
“Estoy aquí presente y todo lo que pasó no fue nada”. ¡Nada!
¡Como si ya nada fuera lo que fue y todo hubiera sido en vano!.

Ahora en adelante, ¿qué haremos? ¿qué diremos?
¿que existe un dolor que se extiende en nuestro ambiente?
¿que se defenestra el alma como se defenestra el mundo?

Y mientras tanto llueven balas, hambres, muertes, miserias…
miserable eres, miserable soy –
(mentira, aún queda la flecha del Arquero para que nos levante
del lodazal austero en que se encuentra el mundo nuestro).

Párate,
Preséntate,
Invócate.

Desnúdate ahora y en la hora de los muertos,
de los vivos, de los fantasmas, de los que danzan…
Busca tus raíces, apresúrate,
antes que tu tronco lo tumben, lo despedacen,
y lo transformen en materia prima
para engullirnos, absorbernos,
apúrate, no te detengas, sigue adelante,
pues a lo mejor en la otra esquina,
después de tu trabajo, de tu casa, de tus compras,
puede que venga la muerte, ya no hay tiempo, ni para lamentos,
ya no escuches los ecos de afuera, escucha los de adentro,
los que te golpean, te aman y tratan de amarrarte
para que no vayas en el camino de autodestruirte;

Párate,
Preséntate,
Invócate.

Yo te miro a través de la ventana de tus ojos, de tu alma,
por todos lados te observan las miradas que te aman;
sigue, sigo, sigamos adelante, pues en un futuro incierto,
puede que haya una verde pradera para que descanses.

Allá te espero.

Del Poemario “El Amanecer del Tiempo”, Belisario Rodríguez Garibaldo, Premio ‘Demetrio Herrera Sevillano’, 1998; Editorial CIEN, Panamá, 2001.

Testamento

TESTAMENTO

Por:  Belisario Rodríguez Garibaldo

No podrán sacar nuestras formas de este mundo,
ni ocupar este pequeño espacio que habitamos,
podrán tapar las heridas que entre todos destilamos,
pero no podrán cerrar las cicatrices del destino.

Nunca ha sido suficientemente duro el acero
ni tampoco suficientemente imbatible el acervo
pero siempre ha sido el corazón un abismo profundo
desde el cual el Hombre que somos se ha elevado a los cielos.

A un Hombre no se le destruye en cansancio,
a un Hombre no se le compra con dinero,
a un Hombre no se le bate a un duelo,
a un Hombre no se le puede vencer con desprecio.

El Hombre conoce súbitamente de anhelos,
y vislumbra en cada momento el valor de toda Conciencia,
por que el que es Hombre no conoce más afán y denuedo
que batir la injusticia y la crueldad con ciencia y clemencia.

La Guerra siempre ha sido el instrumento
de caras ambiciones de fuerzas desmedidas,
el Poder ha sido siempre la herramienta y la medida
con la que el Hombre construye Castillos de Dolor sobre la arena.

Mas ha sido alcanzar la infinita sabiduría
y conocerla en su justa medida y certeza,
tal como alcanzar la más perfecta armonía
con la que Dios teje sus redes en el Tiempo.

Nunca hubo más Hombre que el Profeta de la Aurora,
mas sólo Dios sabe lo que sentimos y hemos sido,
pues en la lucha por vencer, hemos todos enloquecidos,
tratando de construirle al mundo el Castillo del Ahora.

¿Mas qué sabe el Hombre del dolor que me conduele?
pues ha hecho de su vida un anatema de la Historia,
pues se ha condenado sin conocer todavía la memoria,
por lo que el Hombre sentirá el azufre que le toca y que le duele.

Pues sólo primero tendremos que navegar por el Infierno
para cuando estemos dispuestos a construir el Paraíso,
por lo que el dolor será la Guerra del Final de los momentos,
hasta que podamos hacer la Paz para los Tiempos de los Tiempos.

Pues no hemos sentido más dolor y más tormento
que al perder al amor que siempre amamos,
que al sentir la sangre y la herida del cimiento,
que hemos tenido visión de Humanidad redimida de lamentos.

No hay ya formas que nos separen de esta Aurora,
pues no hemos nacido sino para este instante,
con la cual podremos captar la imagen del momento
para poderla multiplicar por los hombros de la Historia.

Solamente las Patrias nos recuerdan desde lejos
que la madre tierra solloza los recuerdos,
redimirla ha sido la fuente de inspiración de los aciertos
y amarla de corazón ha sido la razón de los reflejos.

Hemos de creer en la intuición del destino que se siente,
pues la idea no ha de morir jamás, ni aún después de muertos,
como habremos de engendrar este hijo que anuncia la simiente,
pues los pueblos son los hijos del gran dolor de los tormentos.

Perdónanos Señor, mi Dios, si hemos pecado,
no nos condenes, mi Dios, al sufrimiento,
mide nuestra fe y voluntad que te entregamos,
más no nos abandones jamás en la misión de los recuerdos.

La soledad ha sido del Hombre la más profunda y fiel de compañeras,
y la muerte ha sido del Hombre la amante silenciosa de la noche,
que como el beso de una Mujer que se ha internado en las memorias,
de mil Mujeres que han de parir al Náufrago perenne de la Historia.

Más no habremos de ser salvajes sin dirección y sin sentido,
pues de la Sagrada Familia Humana hemos heredado el cometido,
en que el corcel fulgurante de la conciencia ha creado el veredicto,
de que el Amor ha de renacer al Hombre Nuevo hasta esparcirlo.

Somos la voz errante del desierto,
más el amor convertirá toda la gloria,
en la vida que debe renacer de la memoria,
de cada batalla que crea la pirueta de la historia.

Hemos transformado la Palabra en el Arma de Combate,
para que se esparza entre los hermanos del Ahora,
pues la anunciación debe llegar desde la Aurora,
y la oscuridad será absorbida por la luz del Maestro-Comandante.

Este Maestro-Comandante debe venir desde muy lejos,
pues tendrá la vara con la que medirá a cada uno en su medida,
y no se escapará nadie de su gran misión que hemos anhelado,
pues la liberación humana será su única vestimenta y su vereda.

Mas hemos estado todos aquí, en cada justa medida,
pues la vida humana se transforma en la semilla,
que sólo Dios sabe quien espera lo esperado desde siempre,
quiera Dios que no nos abandone en esta lucha de su Fuente.

¡Que corra el agua como un manantial adormecido!
¡que surta también los surcos de las Tierras del Silencio!
¡que se transforme en el comienzo del cimiento y del momento,
de un porvenir que viene cabalgando desde siglos y milenios!.

¿Quién nos protegerá de la Verdad que nos consuela?
Dios nos ayude a seguir en la locura del ahora,
pues no tenemos ya la fuerza de la luz de compañera,
y el recuerdo de la luz como la gran musa inspiradora.

Mas todos los Hombres esperamos el Milagro,
pues la conciencia de patriotas ya no cede,
también forjamos el amor como un Hidalgo,
pues el amor es la fuerza que nos mueve.

La Patria es el Ahora de los Grandes Sueños,
la Patria no se Hereda, la patria no se siente,
la Patria es el sufrir de desvelos y de anhelos,
la Patria es la victoria del hoy sobre la muerte.

Como todos los Hombres, hemos sentido a la Humanidad,
de hermanos y hermanas, de hijos de Dios y de la Patria,
la humanidad ha sido un caro anhelo absorto e insatisfecho,
pero Dios otorga la Fuerza que tiñe el color de las batallas.

El Amor lo hemos engendrado en cada Hora,
en cada mujer y niño que sonríe cual simiente,
pues el hombre ha amado con el delirio del ahora,
para que la sombra no surja en los laberintos de la muerte.

¡Perdónanos, mi Dios, si te comprendemos tanto,
pues tu misión es más fuerte que la nuestra,
nuestra misión era liberar la Patria de mi Pueblo,
y tu misión de Dios es redimir a la Humanidad escarnecida!.

Hemos sido las voces de mensajeros del crepúsculo,
en la oscuridad hemos sido aprendiz, soldado y compañero,
nos hemos convertido en amigo, servidor y en gran vocero,
pues a la hora de la luz seremos arquitectos o guerreros.

No abandones Señor, mi Dios, la empresa acometida,
Amanecéis Señor, mi Dios, como te hemos amado tanto,
transfórmanos a tu luz de Gran Arquitecto del Conocimiento,
desaparece el límite mortal que separa el Umbral del Tiempo.

La Revolución de Amor ha de nacer entre los Hombres,
pues el dolor se ha hecho intolerable en nombres,
y las tinieblas son el amo y el señor de lo insondable,
y redimir a la humanidad es convertirla en intocable.

Si este canto y oración de humanidad no es suficiente,
mil cantos más se elevarán a los cielos infinitos,
pues mi nombre es uno más de los mil nombres ya benditos,
que tu amor han convertido en instrumentos de tu Fuerte.

Las palabras se multiplicarán al mundo desde el momento
y el Poder Humano se convertirá en buena herramienta,
pues el Amanecer se ha convertido en la evidencia,
y nuestro Tiempo se ha fundido con tu Tiempo del Fomento.

La Cosecha de la Verdad se ha de convertir en todo anhelo,
y el afán de libertad será la espera de la Siega del ahora,
la humanidad no volverá jamás el sufrimiento que degrada,
y la salvación vendrá por la Luz de la Razón o por la Espada.

No hay, no habrá, ni existirá jamás nada más fuerte que la Alianza
que existe entre el Amor de los Hombres y sus sueños de esperanza,
y Dios será el Gran Testigo del comienzo que en nuestra Fe Descansa,
del Valor Humano en Búsqueda de librarse de la muerte y de asechanzas.

Este Canto ha sido la inspiración de lo Divino,
de la lucha contra la injusticia de lo Humano,
no me tiñan de rojo, de azul, de verde, ni de blanco,
pues la luz sólo tiene el color de un Faro Iluminado.

Del Poemario “En la Hora del Crepúsculo”, Belisario Rodríguez Garibaldo, Editorial CIEN, Panamá, 2002.