Que alguien me diga…

*

La opinión de…

-

Francisco Pacheco -

-
Alguien se acuerda cuando los militares “regalaban” a los escolares uniformes, mochilas, lápices, cuadernos, zapatos “Panamá Soberana”, libros… Por aquella data se satanizó el obsequio, que igual se hizo con dineros de los que pagamos impuestos. El valor desagregado no se me olvida, es que esa práctica era comunista. Eso de regalar era una práctica que aun los beneficiarios no entendían. Bueno pues, si hilo delgado, me entero que eso mismo es lo que está haciendo el gobierno de Martinelli.

Recuerdo, porque es bueno tener memoria, que se inventó un programa laboral que se denominó “Plan de Urgencia”.   Empleo para “tutti mundi” con un salario de cien dólares. Muchos de estos trabajadores luego de un periodo, de prueba o evaluación, quedaron insertados en ministerios y entidades públicas… Bueno, el programa 100 para los 70 me recuerda aquella iniciativa, pero hago la salvedad de que aquellos, también humildes trabajaron sus cien.

Si se mira despierto y con calma y se mide con el metro bus adecuado y se sopesa, es lo mismo pero los doños y las doñas setenteros, el único laburo que hacen es ir a cobrar.   No despotrico contra el plan pero también me parece una solución paternalista, como se dijo por los días de Torrijos.

Te acuerdas cuando se introdujeron los buses “Pegaso”, creo que venían de España y se distribuyeron las rutas entre la CUTSA y la COMETRAP y esa iba a ser la solución para el transporte público, y sacarían de circulación a los buses que todavía no se nombraban “Diablos Rojos”.    Recuerdo bien El Fantomas.    Los Pegasos venían ya con su tragamonedas y el costo para todas las rutas era un “dain”, o algo así, y además cubrían toda la “ubre” y nada de 50 parao, 50 de pie. Esos buses le costaron una millonada al “gobierno revolucionario”. Y los buses de a metro ¿qué?  Tú sabes lo que te digo.

Claro, eran otros tiempos, éramos menos gente y había más gente buena.

¿Alguien se acuerda que fue parte del rechazo o del Sí del plebiscito para poner a caminar los tratados del canal correspondientes a 1977? Sí ¡ah! Recuerdo mucha gente descompuesta por el tema. Que si los “filios” de Washington se iban, aquí en este paisito no íbamos a tener “pa’ onde cojé”… Dentro de ese motete, me refiero a los que se hicieron de rogar, iba casi toda la empresa privada. Ahora mire usted en que se han convertido esos terrenos ociosos de las bases militares. Para muestra un jardín: Albrook Mall: puro cemento y ni un palo de mango o de mamón. Vivido ejemplo de que nadie sabe para quién trabaja.

La publicidad de mi gobierno es linda concebida por mentes brillantes, que han hecho de Claude Shannon, Goebbels y Maquiavelo sus Master of the Ring.   No por eso deja de ser engañosa, repetitiva, monótona, calamitosa y sesgada y costosa. ¿Vamos bien?

*
<>Artículo publicado el 12  de enero de 2011    en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.