¿Quién le pone el cascabel al gato?

La opinión de…..

,,,,

Alexis Alvarado Jutting.

Hace días, mi hija Mar, estando en los predios del Supermercado Rey de El Dorado, le da por ver varias tablas de venta pública de chances y billetes de la Lotería Nacional -venta realizada por los billeteros (comisionista)-, y divisa el número 9517. Dado que su mamá cumple el 17 del próximo mes, sólo desea comprar un pedazo de billete. Quedó sorprendida cuando la billetera le pide que coopere con ella, comprándole otro pedazo de billete, un número alto (para no decirle casado).

Constantemente, le insistía a la billetera que no era legal obligarla a comprar otro pedazo de billete e iba en contra de sus principios. También el señor Director de la Lotería Nacional ha señalado a los medios de comunicación social, la ilegalidad de las ventas de chances y billetes casados. La vendedora en tono desafiante mencionaba una y otra vez, que una cosa es lo que diga el Director y otra cosa es lo que ella haga con sus billetes.

A mi hija siempre le inculcamos los valores morales, su madre con una especialidad en Estudios Éticos, le enseñó la importancia de mantener la ética en todas sus actuaciones y durante el trayecto de su vida. Además de no dejarse avasallar por ninguna persona.

Por tal motivo, al salir su mamá del supermercado le comenta la situación en la cual se encontró con la vendedora de billetes, y le pidió a su madre acompañarla ya que había decidido filmar a dicha señora. En el momento en que la mamá le pedía el pedazo de billete, se negó a venderlo, y en ese mismo instante, un grupo de billeteros varones, le decían a la vendedora que la joven la estaba filmando y que eso era prohibido por ley. La billetera, enseguida fue en busca de la policía, acusando a mi hija Mar, de la ilegalidad de filmarla, mi hija en su defensa le señala a los policías que esa señora había cometido una falta administrativa. Por lo tanto, tenía todo el derecho de filmarla para acusarla y presentar las pruebas a la Dirección General de la Lotería Nacional. Ambos policías en vez de llevar a esta billetera a la instancia correspondiente, le señalan que no existe una ley para llevarla a una autoridad competente y le piden a mi hija que deje las cosas como están, al final no pudo comprar el billete de lotería.

Considero que la administración de la Lotería Nacional debe eliminar a esa mafia de billeteros (con algunas excepciones) que venden afuera del mencionado supermercado en El Dorado. Todos esos hombres jóvenes, fornidos y llenos de vida, deben buscarse otro tipo de trabajo y así dejar de lucrar con el sudor de muchas personas humildes, exigiéndoles que compren el billete casado. Sin embargo, la Lotería Nacional debe hacer un estudio social y minucioso para darle la oportunidad a otros que realmente lo necesitan.

En los próximos días, mi hija irá a presentar la denuncia a la Dirección General de la Lotería Nacional. Por consiguiente, exhorto a los compradores de lotería, no comprar afuera de ese supermercado, por dos sorteos semanales y les aseguro que estas personas se verán obligadas a dejar de vender los billetes casados. Además, le recomiendo a la Lotería que ponga afuera del supermercado una caseta permanente con inspectores, para erradicar este mal consuetudinario y así apoyar al consumidor, ¿Quién le pone el cascabel al gato?

<>

Este artículo se publicó el  8  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: